www.diariocritico.com
Sánchez no se someterá a la investidura con un sí de Unidas Podemos que no lleve aparejado un acuerdo
Ampliar
(Foto: Pool Moncloa/ Borja Puig de la Bellacasa)

Sánchez no se someterá a la investidura con un sí de Unidas Podemos que no lleve aparejado un acuerdo

> Celaá descarta tajante que el PSOE vuelva a ofrecer el Gobierno de coalición para evitar unas elecciones
> La reunión entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se pospone a la espera de una nueva cita de los negociadores

viernes 06 de septiembre de 2019, 14:04h
.

La ministra portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, ha rechazado que el presidente en funciones, Pedro Sánchez, pudiera volver a someterse a una votación de investidura que pudiera salir adelante gracias a los votos de Unidas Podemos si no lleva aparejada un acuerdo de fondo que garantice una estabilidad para la gobernabilidad.

"No visualizamos un escenario de una investidura sin que haya detrás una colaboración, eso es un 'cul de sac' que no merece ni la ciudadanía española ni las fuerzas políticas de este país", respondió Celaá al ser preguntada por esta hipótesis planteada por algunos analistas.

Asimismo, descartó tajante que el equipo negociador socialista pudiera volver a ofrecer a Unidas Podemos un gobierno de coalición en el último minuto como hizo en julio -ni siquiera con ministerios de 'baja intensidad' creados ad hoc- para evitar la repetición electoral. No obstante, aseguró que el PSOE está dispuesto a negociar "fórmulas de coalición potentes".

No quiso dar más detalles al respecto escudándose en que no es labor del Gobierno hablar de cargos en concreto sino del equipo negociador socialista, si bien apuntó a que el objetivo estriba en que surja una vía no contemplada hasta ahora por ninguna de las dos partes. "El objetivo es que como fruto de las conversaciones se pueda ir generando esa confianza que muchas veces hemos dicho perdida por lo que ocurrió en julio y que emerja algo nuevo", resumió Celaá.

"Hay convicción y determinación de que no habrá gobierno de coalición lo que no significa que no se encuentren fórmulas potentes de colaboración para que Unidas Podemos pueda participar en las tareas de Estado", matizó. Insistió en que el PSOE ofrece "cargos relevantes" y una "participación activa y potente en altos puestos en instituciones que no son necesariamente Gobierno, pero sí representan al Estado", sin entrar en cuáles serían.

Las líneas rojas están ahí evidenciando las diferencias de las formaciones, divididas más por la configuración del ejecutivo que por el programa a implementar.

Pese a todo, Celaá se mostró optimista a la hora de valorar la primera reunión que los equipos negociadores de PSOE y Unidas Podemos llevaron a cabo tras el verano, pese a que no cerraran ningún acuerdo y desde la formación morada se mostraran profundamente decepcionados.

"Roma no se conquistó en una hora... vamos a seguir hablando para poder llegar a algo", destacó Celaá quien prefirió poner en positivo que las partes siguieran dispuestas a alcanzar un punto de acuerdo antes de levantarse definitivamente de la mesa y dar el diálogo por muerto.

Además, la ministra portavoz valoró positivamente que el equipo negociador de Unidas Podemos se hubiera incrementado en esta ocasión con presencia de miembros de Izquierda Unidas y de las confluencias.

"La reunión sirvió para transportar información que curiosamente Unidas Podemos no tenía de algunos extremos", aseguró. Concretamente, Celaá dio a entender que los socios de Podemos pudieron así escuchar la versión del PSOE sobre el fracaso de las negociaciones de julio. "En la comisión negociadora de Unidas Podemos estaban también las confluencias y fue importante que escucharan cual fue la secuencia al detalle", insistió. "Eso siempre es importante para llegar a algo", añadió como punto de partida para un eventual acuerdo.

Ganancia para ambas partes

Celaá valoró que ambas formaciones deben encontrar un punto intermedio con el que salgan beneficiadas. Sin embargo, al ser preguntada cómo podría Unidas Podemos sentir que gana algo con una negociación de la que obtiene menos de lo que Pedro Sánchez les llegó a ofrecer en el mes de julio Celaá relegó al debate interno de la formación morada la evaluación sobre riesgos y beneficios.

"La ganancia la tendrá que medir la fuerza política correspondiente", aseguró Celaá insistiendo en que fue Unidas Podemos quien rechazó la propuesta de un Gobierno de coalición que contemplaba una vicepresidencia y 3 ministerios.

"Hay otras maneras de ganar", expuso. "Se gana poniendo en marcha un programa progresista que va a mejorar la vida de los ciudadanos; ganancia será también que tenga una triple garantía y que se les invite a activar o representar a altos cargos", resumió. "Si eso no es ganancia pues ellos dirán de qué otra manera se puede calificar", concluyó.

Por último, dio por segura la reunión entre los líderes de ambas formaciones si bien no quiso poner fecha a la cita Sánchez-Iglesias a la espera de que vuelvan a reunirse los equipos negociadores indistintamente de cuál sea su resultado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.