www.diariocritico.com

Guerra interna en el Gobierno de coalición, segunda parte: Sánchez vs Yolanda Díaz

Guerra interna en el Gobierno de coalición, segunda parte: Sánchez vs Yolanda Díaz
Ampliar
(Foto: Eva Ercolanese/PSOE)
martes 06 de julio de 2021, 08:18h

Muchos pensaron que una vez que Pablo Iglesias dio un paso atrás para irse a la política madrileña ya estaba gran parte del camino hecho. Luego, cuando terminó renunciando y apartándose de la política, tras las elecciones madrileñas, se dio por sentado que era el fin de las guerras internas en el Gobierno de coalición.

Pero que Yolanda Díaz tenga otro talante respecto a Iglesias no ha querido decir que Unidas Podemos haya dejado de presionar al PSOE a la hora de imponer los puntos del acuerdo de gobierno. De hecho, en estos momentos, según varias fuentes, se están librando importantes batallas en varios frentes.

Uno de ellos, recientemente, ha sido la Ley trans y LGTBi, donde finalmente se impuso el ala morada para imponer la libre determinación de género en las personas trans, plegándose el PSOE a las exigencias de sus socios para evitar, además, una decepción en el colectivo LGTBi en la calle. Irene Montero fue el rostro de esta lucha interna.

Pero hay muchos más:

Reforma de las pensiones

Otro punto reciente de fricción reciente ha sido la reforma de las pensiones. Unidas Podemos se niega a que los trabajadores paguen los platos rotos de la reforma, teniendo que alargar su vida laboral o perdiendo valor de su futura pensión en los casos en que los últimos años de cotización han sido más flojos.

Además, los sindicatos y Unidas Podemos han hecho piña en este caso contra el ministro José Luis Escrivá, que defiende los intereses del ala socialista del gobierno, el mayoritario. También se entiende que Escrivá tuvo que replegar cuando dio a entender que los 'baby boomers', la generación nacida entre 1950 y 1970, tendría que plantearse alargar su vida laboral con un esfuerzo extra.

Subida del SMI

Yolanda Díaz se lo ha tomado como una cuestión personal porque considera que es uno de los pilares básicos de su labor ministerial en Trabajo. Por activa y por pasiva, en todas las entrevistas e intervenciones públicas, que últimamente son muchas para darle mayor visibilidad, Díaz asegura que el Gobierno no puede escaquearse de un punto que formaba parte del pacto de legislatura, que era subir cada año el salario mínimo interprofesional, para dejarlo al final de misma en unos 1.200 euros o un 25% de subida.

Díaz ha vuelto a decir ahora que Pedro Sánchez debe pronunciarse al respecto, aunque le ve continuamente en Moncloa, pero lo ha hecho al estilo Pablo Iglesias para presionarle públicamente y obligarle a decir si habrá o no subida del SMI este año, por mucha crisis de la pandemia que haya habido. Díaz recuerda que otros países lo han hecho pese a la situación económica y que es una cuestión de justicia laboral y social.

Ley de vivienda

Es el punto más delicado y el que más divide a PSOE y Unidas Podemos. El ministro de Transportes y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha hecho un búnker en este asunto y no quiere legislar en contra de los lobbies económicos y los propietarios de vivienda, sabedor de que en otros países, la experiencia es negativa cuando se imponen precios.

Unidas Podemos no comparte esta posición y quiere regular los precios en las zonas tensionadas, refiriéndose a las grandes ciudades y sus zonas centrales. Aquí la gran defensora del asunto será Ione Belarra, nueva secretaria general de Podemos, y que aunque su miniserio de Asuntos Sociales, se lo ha asignado como bandera principal en lo que queda de legislatura.

Remodelación del Gobierno

Es otro punto delicado y que supondrá fricción entre el ala socialista y la morada. Sánchez, como presidente, tiene poderes absolutos y es su designación constitucional: puede remodelar el gabinete cuando y como quiera, pero lógicamente se debe a sus socios de gobierno para consensuar al menos las cuotas de reparto de poder.

Se está especulando con que Sánchez quiere iniciar en otoño una nueva etapa y hacer un esprint final de legislatura, llegando con la mejor imagen posible para las próximas elecciones de 2023. Pero otro de los asuntos que quiere tratar es reducir el Consejo de Ministros, ya que es muy cuestionable el alto número de miembros en plena crisis, cuando pide ajustar cinturones en otros asuntos.

Pero cualquier reducción de ministros molestará en Unidas Podemos, ya que en proporción le supone perder mucha presencia pública. Actuamente tiene 5 ministros, y podría caer a 3 o 4 en caso de que se reduzcan drásticamente las carteras.

Iglesias ya dejó este asunto en agenda y dejó claro que Sánchez tendría que negociar con Díaz los cambios, por mucho que sea una atribución personal del presidente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios