www.diariocritico.com

La campaña (y el PSOE) contiene la respiración pendiente de las últimas encuestas

> 'El Mundo' abre el fuego dando al PP hasta 129, a Unidos Podemos 92 y al PSOE una caída que le puede hacer perder más de 15 diputados / 'El País' rebaja a la mitad la debacle socialista y asegura que los populares perderán hasta 10 escaños

sábado 18 de junio de 2016, 20:02h

Los más valientes, como El Mundo, la han soltado este mismo sábado; los prudentes, el lunes. Los grandes medios de comunicación -los únicos que se pueden permitir su alto coste- aprovecharán las últimas 48 horas antes de que entre en vigor la prohibición de publicar encuestas durante los cinco días anteriores a la cita electoral. La del 26J parece marcada especialmente por los sondeos de opinión, mayoritariamente coincidentes en dar por hecho el sorpasso y, al mismo tiempo, cargados de incertidumbres no menos relevantes que hay que despejar antes de sentarse a negociar un gobierno para este país.

;

La campaña (y el PSOE) contiene la respiración pendiente de las últimas encuestas
Ampliar
(Foto: Podemos)

¿Cuánto se acercará Unidos Podemos al PP? ¿Conseguirá sumar mayoría absoluta con el PSOE? ¿Aguantará Mariano Rajoy el tirón o perderá aún más escaños? ¿Será el fin de Ciudadanos?... ¿Se producirá realmente el sorpasso? En el último fin de semana de campaña, los cuatro principales candidatos aguantan la respiración a la espera de las portadas que quizá les anuncien el veredicto de las urnas cuando se abran dentro de una semana.

El primer avance lo ha dado este mismo sábado El Mundo en su web con los datos básicos del sondeo de Sigma Dos que publicará mañana. Sus resultados dan al PP entre 124 y 129 escaños (30,5%), siempre por encima de los 123 del 20D; confirma asimismo el despegue de Unidos Podemos hasta los 89-92 diputados (24,8%), muy por encima de los 73-79 que se auguran al PSOE (20%). Para este partido más que los peores resultados de su Historia, sería casi una herida mortal.

En cuanto a Ciudadanos, se quedaría en sus 40 escaños actuales en los mejor de los casos y perdería cinco en el peor. No son buenas noticias para Albert Rivera, aunque en porcentaje de votos gane dos décimas. La matemática electoral hispana tiene esas cosas.

Minutos después, El País abría su web con el correspondiente sondeo de Metroscopia, que nos ha proporcionado durante las últimas semanas un seguimiento casi al día de la evolución de la intención de voto. Como ha venido siendo una constante en sus entregas más recientes, su último trabajo de campo publicable antes del 26J coincide con el de su competidor en El Mundo en atribuir hasta 92 escaños a Unidos Podemos, pero alivia la derrota socialista con 82 escaños -pueden ser 78-, una pérdida de 8 escaños que no resuelve nada pese a ser la mitad de la prevista entre los encuestados por de Sigma Dos.

Los resultados del PP son, sin embargo, los más sorprendentes por contradictorios. Mientras en El Mundo los populares ganan 6 escaños, en el de El País los pierde sobradamente. De 129 a 114, un cálculo condicionado por la ley electoral ya que, en número de votos, sólo hay un punto de diferencia, el 30% frente al 29%.

Metroscopia reconoce también a Ciudadanos un ligero incremento en votos y, de la misma forma, una alta probabilidad de perder uno o dos de los 40 diputados del 20D.

No obstante, conviene recordar que a una semana antes del 20D, Albert Rivera casi se veía presidente -como ahora le ocurre a Pablo Iglesias- aunque ahora, a la misma distancia del 26J, no es ni el tercero en discordia, sino el cuarto. Hay quien vaticina para Ciudadanos una crisis en la que el partido se puede jugar su futuro. Pero con Albert Rivera nunca se apuesta sobre seguro… aún puede ser decisivo en los pactos.


Empate improbable


La verdadera sorpresa del 26J sería que Unidos Podemos empatase a votos con el PP, del que le separa en estos momentos casi la misma distancia que con el PSOE, alrededor de cinco puntos, es decir, un suspiro estadísticamente hablando. Los tres principales partidos se aprietan en un pañuelo: entre el 30% de los populares y el 20 de los socialistas.

Aún con un empate técnico, en escaños ese empate es prácticamente imposible por la penalización que implica la amalgama de candidaturas integradas en Unidos Podemos. Ya lo tiene complicado para superar al PSOE, con el que sí es mucho más probable que finalmente, salvo pinchazo de última hora de Pedro Sánchez, prácticamente quede igualado en representación parlamentaria en la horquilla de los 90-80.

Al borde la mayoría absoluta. La vía del 170 deja a Unidos Podemos y al PSOE a un PNV de distancia, al que se pronostican cinco escaños, uno menos que el 20D que, por cierto, gana Bildu, que sentaría tres diputados en el Hemiciclo. Aún faltaría uno, lo que no sería demasiado complicado de solventar. El problema es otro.

El problema es quien llevaría la voz cantante o, mejor dicho, quien sería el presidente, porque incluso Pablo Iglesias parece ser consciente de que con un PSOE humillado nunca lo conseguirá. Por ahora.

Ahora es evidente que ni él ni Pedro Sánchez se pueden permitir gobernar en minoría. Ya lo ha advertido este mismo sábado Mariano Rajoy incluso para un PP con 130 escaños, el objetivo que los suyos le han marcado malévolamente. Si mantiene los 123 del 20D será un triunfo.

Miguel Iceta, por su parte, ha explicitado por fin el primer punto de cualquier acuerdo con el PSOE: que Pedro Sánchez sea el presidente. "Tenemos muy claro qué pacto queremos y queremos un pacto de amplia mayoría para un gobierno progresista y para un presidente, que es Pedro Sánchez".

Lo ha dicho en el mitin central del partido en L'Hospitalet de Llobregat ante más de 2.000 personas y en el que también han participado el primer secretario del PSOE y candidato a la Presidencia, Pedro Sánchez y la candidata del PSC, Meritxell Batet, que han tenido que escuchar a un Iceta más que cabreado por culpa de las declaraciones de Susana Díaz sobre los “privilegios” de Cataluña.

Y a la que ha respondido contundentemente: “Nosotros no queremos privilegios, queremos justicia para este pueblo y para todos los pueblos de España". Con amigos como estos…


Maniobras para jubilar a Rajoy


Lo mismo podría decir Mariano Rajoy en el PP, enfrentado por enésima vez a múltiples maniobras para jubilarle anticipadamente en la esperanza de una presunta abstención del PSOE que les permita seguir en el Gobierno, se supone que con Ciudadanos para darle más consistencia a la idea.

La presión sobre Rajoy también contempla la hipótesis -de momento remota- de que tanto el PP y Ciudadanos se queden a tiro de piedra de la mayoría absoluta y Rivera exigiera su cabeza. Del resto se encargaría el comodín del PNV, tan indispensable en 2016 como Convergència lo fue en otros tiempos.

Las maniobras en su contra no hacen sino reforzar a Mariano Rajoy. Entregar su cabeza es impensable. No se trata de Soraya Sáenz de Santamaría o de Alberto Núñez Feijóo, a quienes muchos quizá preferirían ver ya en La Moncloa, sino de respetar a los votantes, como recuerda una y otra vez el presidente del Gobierno en funciones, cuya cara es la que aparece en los carteles electorales.

Los promotores, además, se lían como Ciudadanos, cuyo portavoz parlamentario José Manuel Villegas no tiene muy claro si su ‘jefe’ aceptaría o no a la vicepresidenta mientras lanza una quiniela de alternativas a Rajoy con la que sólo ha conseguido que un atribulado Margallo tenga que pasar, como hace unos pocos meses, la prueba del nueve para demostrar que no está haciéndole la cama a su respectivo ‘jefe’ y, sobre todo, “amigo”, como destaca el ministro de Asuntos Exteriores.

Cuestión aparte es si Mariano Rajoy, en paralelo al gesto del PSOE de abstenerse que acaba de insinuar Jordi Sevilla, hace lo propio y facilita una salida al bloqueo político. El candidato del PP se guarda un último cartucho y hace como que no se inmuta mientras reparte promesas de mitin en mitin. La última, que la selección española ganará a Croacia “por uno a cero”. Palabra de presidente en funciones.

;

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.