www.diariocritico.com

El paciente con covid que más tiempo ha estado en la UCI en España: 144 días, desde marzo

domingo 16 de agosto de 2020, 11:05h

El Hospital Gregorio Marañón ha trasladado a planta al paciente con covid-19 que más tiempo ha estado en una UCI en España. Se trata de Pedro Gamella, de 77 años, ingresado 146 días, 144 de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos.

En declaraciones remitidas por el hospital, Pedro pide a todo el mundo no salir a la calle sin mascarilla “y menos botellón”. “Que se cuiden -añade- que salgan lo menos posible a la calle y se laven las manos cada dos por tres”. Tras señalar que se infectó en la calle, Pedro ha expresado su felicidad y ganas de regresar a su hogar y ha agradecido los cuidados médicos recibidos.

El paciente fue hospitalizado a finales de marzo y a los dos días de su llegada, lo tuvieron que trasladar a una de las UCI del Marañón, en aquel momento a la Unidad Coronaria que estaba habilitada como unidad de cuidados intensivos.

Semanas después fue traslado a la propia UCI médica del Marañón. Allí ha permanecido hasta su traslado a planta por mejoría y tras haber dado negativo en COVID. El coronavirus hizo que Pedro sufriera una neumonía bilateral que provocó un estado crítico desde el punto de vista respiratorio. Precisó de ventilación mecánica y traqueotomía y sedación profunda. Una buena rehabilitación, clave tras la COVID Con los tratamientos y cuidados recibidos en el Hospital Gregorio Marañón ha conseguido remontar esta situación.

Ahora se encuentra en una situación que ha propiciado su traslado a una planta de hospitalización. Desde antes de su salida de la UCI, Pedro se beneficia del Programa de Atención a Pacientes Covid Post-UCI del centro. Gracias a él, recibe atención multidisciplinar de los servicios de Medicina Interna, Neumología, Rehabilitación, Endocrinología, Psiquiatría, Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica, Geriatría, Unidad de Cuidados Intensivos y Anestesia y Reanimación.

Juan Camilio Barrios, médico de la UCI, explica que en estos momentos Pedro se encuentra en una situación neurológica “muy buena”. Y es que ya se mueve solo y puede comer, “aunque le quedan muchos días de rehabilitación”.

Según el doctor, Pedro es un “ejemplo excepcional”, debido a que las personas de su edad son mucho más vulnerables a la enfermedad, pero no “es lo normal”. Un cambio fundamental para el paciente ha sido poder comer y la primera vez que le dieron alimento preguntó si podría volver a comer pescado. Porque si no, dijo, “su vida no iba a ser lo mismo”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios