www.diariocritico.com

El PSOE se alinea contra el turismo masivo proponiendo incluso "límites cuantitativos"

Ex ministra de Medio Ambiente y Presidenta del PSOE
Ampliar
Ex ministra de Medio Ambiente y Presidenta del PSOE (Foto: PSOE)
domingo 06 de agosto de 2017, 12:35h
En plena campaña de manifestaciones ‘turismofóbicas’, la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, se ha posicionado a favor de poner coto a los excesos de la primera industria de España. En una entrevista concedida a ‘El Mundo’ se sumó a las reclamaciones de poner incluso límites cuantitativos.

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha valorado en una entrevista concedida a ‘El Mundo’ los recientes acontecimientos contra el turismo que han tenido lugar en Cataluña y Baleares.

Preguntada por los ataques protagonizados por jóvenes de Arran -pincharon las ruedas de un autobús turístico y de bicicletas en Barcelona e irrumpieron con confeti en un restaurante del puerto de Palma-, Narbona condenó los asaltos pero opinó al tiempo que es necesario "reordenar el turismo" y que, incluso, se deben "establecer límites cuantitativos" de alojamientos turísticos, dada la saturación de determinadas ciudades, especialmente en Cataluña y Baleares.

Políticas de turismo sostenible

El debate está sobre la mesa: ¿hay que limitar el turismo masivo? La principal industria de España se está convirtiendo para algunos en una pesadilla que expulsa a los vecinos de las ciudades. Ciertas regiones ya han empezado a promover políticas para la regularización sostenible de un sector primordial en la economía del país, pero hay quienes se posicionan a favor y en contra.

El turismo genera 1 de cada 4 empleos desde 2013, según datos de la EPA analizados por el organismo público Turespaña, y aporta alrededor de 110.000 millones de euros a la economía, más del 11% del PIB. Sin embargo, en la otra cara de la moneda se encuentra la temporalidad y precariedad de la mayoría de los puestos de trabajo unidos al notable encarecimiento del sector inmobiliario en las grandes ciudades.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, emprendió una campaña contra el turismo exacerbado y comenzó a presionar con multas a las conocidas plataformas Airbnb y Homeaway para que retirasen la publicidad de apartamentos ilegales. Cada año pasan por la ciudad condal 8 millones de turistas y hay barrios donde los pisos de residentes son absolutamente residuales. Además el consistorio barcelonés aumentó hace ya varios años la tasa turística en comparación con el resto de Cataluña y ahora está ultimando una tasa para excursionistas que no pernoctan y que se cobraría a los turoperadores.

El año pasado, Baleares se sumó a la tasa turística y, a nivel local, Valencia ha implantado una tasa para los pisos turísticos; mientras San Sebastián y Sevilla estudian seguir estos pasos para que los turistas, a través del cobro del impuesto a través de los distintos alojamientos, contribuyan a la limpieza y mantenimiento de los servicios públicos.

En la capital, la regidora Manuela Carmena protagonizó un encontronazo con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, a cuenta del debate de la tasa turística al que se opone la popular. No obstante, el Ayuntamiento estaría trabajando desde hace meses en un acuerdo de entendimiento con Airbnb y otras plataformas para establecer una recaudación impositiva y limitar los tiempos de alquiler.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios