www.diariocritico.com

Tenso rifirrafe entre Calvo y Álvarez de Toledo con un golpe de estado y un café por medio

miércoles 10 de junio de 2020, 12:43h

Hace una semana en la sesión de control al Gobierno, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, reprochó al líder de los populares, Pablo Casado, su estrategia de confrontación y que no arrimara el hombro con propuestas para abordar la pandemia de coronavirus, como ya había hecho en otras ocasiones. "¿En qué anda contra el Gobierno?", preguntó entonces la vicepresidenta.

Unas palabras que han sido interpretadas por la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, este miércoles como una acusación al PP de instigar un golpe de estado.

"Usted se sumó a sus colegas [en alusión a Podemos, cuyo secretario general y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, atribuyó dichas pretensiones a Vox] vertiendo tóxicas insinuaciones sobre la implicación del PP en una presunta conspiración para derrocar al Gobierno", aseguró la diputada popular.

"Señora Calvo, o usted se atreve a afirmar que el PP está implicado en un golpe de estado y ojo, lo demuestra, o usted admite con lógico rubor en la cara la verdad. Diga la verdad ante esta cámara: no, ese fantasmagórico golpe de estado es un maligno bulo cuyo único propósito es camuflar la responsabilidad del Gobierno en la muerte de miles y miles de españoles", concluyó.

Unas acusaciones que fueron ignoradas por parte de Calvo quien prefirió ofrecer una invitación a debatir sobre la verdad con un café y dos horas por delante, dado que esa era en realidad la pregunta parlamentaria planteada originariamente por escrito por parte del PP para la sesión de control al ejecutivo.

"Voy a cumplir estrictamente el reglamento. Usted me pregunta qué grado de compromiso tiene este Gobierno con la verdad. Pues mire, usted y yo, que ambas somos cargos públicos de manera diferente, en el ejercicio de nuestros cargos no tenemos un compromiso con la verdad, tenemos una obligación con la verdad", zanjó.

No obstante, Calvo volvió a ser interpelada de nuevo por Álvarez de Toledo quien la acusó de incumplir ese compromiso con la verdad con su respuesta y volvió a asegurar que la vicepresidenta insinuó que el PP apoya un golpe de estado y acuso al ejecutivo de "diseminar otro virus, la mentira de una España condenada al guerracivilismo y la involución".

"La pregunta no es en qué andamos si no en qué andan ustedes [...] ustedes andan legitimando y consintiendo a los golpistas, ellos sí, mientras ultrajan a los demócratas", aseguró tras cargar contra el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska y cuestionar el escrito de la Fiscalía de la Audiencia Nacional en el caso del ex mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero.

"Es la segunda vez que se dirige de manera directa y personal al ministro Marlaska, y le voy a decir por qué está ahí sentado. Porque el presidente legítimo y constituional de España está sentado aquí. Y es quien nombra y quien cesa", respondió. "Y vuelvo al reglamento de esta cámara, a su pregunta sobre la verdad, ¿se acuerda usted de esa comedia que se titulaba '¿Por qué le llaman amor cuando quieren decir sexo?'? ¿Por qué viene usted aquí a hablar de verdad cuando usted lo único que ha hecho y hace cada día legítimamente es manifestar sus verdades, su posición ideológica, su estrategia? ¿Por qué enreda constantemente con esa especie de autoproclamada superioridad moral y ética en la política?", preguntó.

"En democracia y en el estado de derecho la única verdad incontestable es el cumplimiento de las leyes, de todas", zanjó. No obstante, consideró que como la pregunta planteada originalmente sí era "interesante" filosófica, jurídica y políticamente hablando, aunque lamentablemente "enciclopédica" la invitó a obtener su respuesta en otra ocasión con más tiempo. "Tómese un café conmigo, con un par de horas por delante. Acéptelo", retó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios