www.diariocritico.com
Niveles de legalización de la eutanasia en el mundo: ¿a qué nivel quiere llegar España?
Ampliar
(Foto: Pixabay)

Niveles de legalización de la eutanasia en el mundo: ¿a qué nivel quiere llegar España?

martes 11 de febrero de 2020, 11:51h
El Congreso de los Diputados debate este martes una toma en consideración de la proposición de ley orgánica para regular la eutanasia. Será una propuesta limitada, elaborada por el Grupo Parlamentario Socialista, y el texto pretende dar una respuesta jurídica, sistemática, equilibrada y garantista a la eutanasia siempre que sean observados concretos requisitos y garantías.

Por su parte, Ciudadanos ha anunciado que votará sí a la iniciativa del PSOE para regular la eutanasia como un derecho individual, si bien la formación naranja considera que la norma puede ser completada con otra iniciativa legislativa para mejorar los cuidados paliativos. En este sentido ha registrado una proposición de ley de Muerte Digna para tratar de equiparar en todas las autonomías los cuidados paliativos, así como fijar unas sanciones comunes por mala praxis.

Y es que aquí hay que comenzar a preguntar.. ¿qué ley se quiere aprobar y hasta dónde se quiere llegar?

En el mundo sólo hay 5 países que tienen legalizada la eutanasia activa: Países Bajos,Canadá, Bélgica, Colombia​ y Luxemburgo. Estas legislaciones permiten a una persona poner fin a su vida voluntariamente y con asistencia técnica para hacerlo.

En un escalón inferior está lo que se conoce como 'suicidio asistido', que en estos momentos es legal en países como Suiza, Alemania, Japón y Canadá y en algunos estados de EEUU (Washington, Oregón, Colorado, Vermont, Montana, California...). Implica proporcionar, de manera intencional y con conocimiento a una persona los medios, procedimientos o ambos necesarios para suicidarse.

En España, y en otros países, sólo se llega al nivel de permitir un perfil bajo de 'eutanasia pasiva', que se basa en que los familiares o la propia persona, en caso de estar aún consciente y capacitado, puedan impedir alargar de forma dolorosa y artificial la vida de una persona enferma. Eso no conlleva una eutanasia activa por parte de una persona que, con dolencias graves o no, quiere poner fin a su vida. Además, esta consideración continuamente supone problemas de calificación y los profesionales sanitarios se niegan a permitir el fallecimiento por dejación de sus funciones y atenciones médicas.

Eutanasia pasiva y activa

Repasemos los conceptos. La eutanasia activa se produce cuando existe una asistencia médica para producir la muerte de una persona, con métodos tales como suministrar algún tipo de fármaco o realizar intervenciones cuyo objetivo es causar la muerte.

Por su parte, la eutanasia pasiva se refiere a cuando la muerte es producida por la omisión de tratamientos, medicamentos, terapias o alimentos. En este tipo de eutanasia, la actuación del médico es negativa pues su conducta es de 'no hacer'. Se cesan las actividades terapéuticas para prolongar la vida de una persona que se encuentre en fase terminal, pues se ha concluido que el tratamiento es inútil para el mejoramiento del paciente.

El debate ético actual existe en cuándo se considera que haya que permitir que una persona ponga fin a un sufrimiento derivado de una dolencia o enfermedad, puesto que la mayoría de países consideran que tiene que ser una situación extrema, y no basta con una enfermedad o situación que suponga sufrir dolores o molestias.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.