www.diariocritico.com

La Cajamadrid de los truenos

Algo pasa por la mente de los que tienen asideros en el poderío de Caja Madrid porque las últimas noticias sobre la entidad crediticia madrileña y pública insinúan que la caja de los truenos pretende ser abierta por alguien que está convencido de que dentro se esconden tesoros fabulosos. Parece ser que a Miguel Blesa le quieren mover la silla que desde hace 12 años ocupa, de lo que se desprende que el todavía presidente ha dejado de contar con el respaldo de los que le pusieron.

Llegó elegido por el dedo directo de José María Aznar, en los tiempos en los que la Comunidad de Madrid estaba gobernada por Alberto Ruiz-Gallardón, ahora en la Alcaldía del Ayuntamiento de la capital y que, por cierto, propone nombres para formar parte del Consejo de Administración de Caja Madrid. Su posición ante el proceso electoral en esta entidad, previsto para 2009, será determinante. Ahora la Comunidad de Madrid está presidida por Esperanza Aguirre, a quien no le han gustado mucho algunas decisiones de Blesa, quien estaría dispuesto a estar un mandato más al frente de la Presidencia de la hoy caja de los truenos.

Para conseguirlo, debería ser propuesto por la misma institución que le abrió las puertas a la entidad bancaria madrileña. La Administración regional no está en esas. ¿Si los recambios están próximos por qué tanto movimiento a favor y en contra? Los que ahora deberían darle la confianza no lo hacen expresamente, por lo que lo lógico sería que Blesa dejase el cargo ya que los nuevos padrinos tienen otros pensamientos en los que él no entra. El PP de Madrid, con Esperanza Aguirre a la cabeza, que tiene otros planes para la Caja, con sus dudas sobre Blesa no persigue echarle antes de tiempo, sólo advertirle de los peligros de intentar buscar apoyos para continuar en base a no sé qué articulo para casos excepcionales.

El nuevo socialismo de Tomás Gómez coincide con Aguirre en la conveniencia de poner a otro en lugar de Blesa, pero discrepa de las posibles salidas del PP, porque no hay que olvidar que socialistas y populares son contrincantes. Los planes de Gómez para Caja Madrid son muy distintos de los de su antecesor, Rafael Simancas, que tiene en un cargo muy importante de esta entidad crediticia a su siempre mano derecha, Antonio Romero. Gómez encuentra muchas dificultades para dejarle caer en las próximas elecciones de la Caja, porque sus fluidas relaciones con Blesa le ponen de los nervios.

En IU, nadie dice nada sobre el presente de sus consejeros en la Caja ni sobre posibles nombres para sentarse en la silla de José Antonio Moral Santín, un histórico en los consejos de Administración de la entidad financiera y de Radio Televisión Madrid. En el PP, algunos constatan que Aguirre está más pendiente de lo que pasa en la Caja que su antecesor Gallardón, quien sólo en un par de ocasiones metió mano. Una para pedir a Jaime Terceiro, antecesor de Blesa, que se fuese de consejero de Economía a su primer Gobierno y la última para empujar a esta entidad a que financiase la compra de un galeón llamado San Diego, que ahora está expuesto en el Museo Naval.

Aguirre tiene otros planes y Blesa no entra en ellos, pero si se abre la caja de los truenos que es Caja Madrid más de uno puede encontrar víboras ansiosas en vez de letras del tesoro. Que empiecen por la A.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.