www.diariocritico.com

Antes de la votación del Congreso

Muchas dudas y fuertes pérdidas en Wall Street

Muchas dudas y fuertes pérdidas en Wall Street

La incertidumbre en torno a la votación que llevará mañana a cabo el Congreso estadounidense sobre el plan de rescate de Bush y el fuerte repunte del paro semanal marcaron la sesión en la Bolsa de Nueva York. El color rojo se extendió por las pantallas del parqué estadounidense, que volvió a cerrar con fuertes pérdidas un día más. EEUU obvió los mensajes de la Casa Blanca y la posibilidad de bajadas de tipos en Europa por parte del BCE.La incertidumbre en torno a la votación que llevará mañana a cabo el Congreso estadounidense sobre el plan de rescate de Bush y el fuerte repunte del paro semanal marcaron la sesión en la Bolsa de Nueva York. El color rojo se extendió por las pantallas del parqué estadounidense, que volvió a cerrar con fuertes pérdidas un día más. EEUU obvió los mensajes de la Casa Blanca y la posibilidad de bajadas de tipos en Europa por parte del BCE.

Los temores por la desaceleración del mercado laboral volvieron a la Bolsa de Nueva York tan sólo un día antes de que el Departamento de Trabajo dé a conocer el dato del paro mensual. Hoy se publicaron las cifras de peticiones semanales de subsidio por desempleo, que registraron un crecimiento muy por encima del que esperaban los expertos. Según datos del Gobierno estadounidense, las solicitudes alcanzaron las 497.000, frente a las 496.000 peticiones de la semana previa.

Los mercados esperaban que el dato se situara en 475.000 personas. Tras este repunte el paro semanal de EEUU permanece en su nivel más elevado de los últimos siete años. Según ha explicado el Departamento de trabajo, el alza registrado es consecuencia directa de la temporada de huracanes que ha sacudido los Estados de Luisiana y Texas.

Por si esta referencia macroeconómica no fuera de por sí suficiente lastre para los mercados neoyorquinos, Wall Street también tuvo que lidiar hoy con los pedidos a fábrica, que en el mes de agosto registraron una caída del 4%, su mayor descenso en más de dos años. Los analistas habían pronosticado un recorte del 3%. En este periodo los pedidos de bienes duraderos cayeron un 4,8%.

Con este panorama de por medio al cierre de la sesión el Dow Jones de industriales se dejó un 3,22%, hasta 10.482,45 puntos, mientras que el selectivo Standard & Poor´s 500 cedió un 4,03%, hasta 1.114,28 puntos. El mercado tecnológico Nasdaq Composite perdió un 4,48%, hasta 1.976,72 puntos.

Pendientes del Congreso

El dato del paro les aguó la fiesta a los inversores, que hoy esperaban recuperar algo del dinero que han perdido en bolsa gracias a la voto de confianza que el Senado dio ayer al presidente estadounidense, George Bush, al dar su visto bueno, por una amplia mayoría, al plan de rescate ideado por su Gobierno y que apuesta por un desembolso de 700.000 millones de dólares para aliviar la creciente tensión que se vive en los mercados financieros. No obstante, las cuentas realizadas por el propio Senado elevan la cifra hasta los 850.000 millones.

Ayer a última hora el senado daba el “sí”, abriendo ampliamente la puerta a que el proyecto ideado por la Administración Bush salga adelante. No obstante, antes de que vea la luz, debe pasar la última prueba de fuego. Será mañana cuando el Congreso, que el pasado lunes dio la espalda al proyecto, vote de nuevo.

En Wall Street las apuestas se decantan ampliamente porque el plan de salvamento salga adelante. Para asegurarse aún más el respaldo del Congreso, Bush habló hoy y lo hizo para reiterar una vez más la importancia de que el plan se apruebe cuanto antes. Además, desde la Casa Blanca se mostraron convencidos de que el plan recibirá el beneplácito del Congreso en la votación que tendrá lugar maña

"El proyecto de ley que se presentará en la Cámara de Representantes mañana supone la mejor oportunidad de ofrecer liquidez, crédito y dinero de forma que las pequeñas y medianas empresas puedan funcionar", explicó Bush tras mantener una reunión con directivos de varias compañías.

Empresas

De los 30 valores que integran el Dow Jones tan solo cuatro lograron esquivar las pérdidas. Los agraciados fueron Kraft, con avances por encima del punto porcentual, Exxon, que se revalorizó un 0,25%, Procter&Gamble, con alzas del 0,11% y Jonson & Jonson, que cotizó prácticamente plano.

En la otra cara de la moneda los gigantes Alcoa y Caterpillar ejercieron de lastre para el índice de industriales al dejarse un 7,8% y un 7,2%, respectivamente. Los inversores castigaron las acciones de estas dos compañías después de que ambas redujeran sus stocks en un 8% y un 6%.

El grupo Marriot pagó con recortes del 5% el profit warning que anunció hoy. La compañía espera una caída en el beneficio anual debido al descenso en torno al 30% que registrarán sus ganancias en el presente trimestre.

 

 


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios