www.diariocritico.com

Jesús Pérez Ruiz de Valbuena, consejero delegado de Adams

"A pesar de la crisis, sigue siendo una buena opción opositar"

Jesús Pérez Ruiz de Valbuena es uno de los tres hermanos de la tercera generación que dirige la empresa Adams, una academia que lleva 50 años realizando cursos profesionales y preparando a opositores en la carrera por  conseguir un empleo público. Como conocedor del mercado, Pérez asegura a Madridiario que a pesar del recorte de plazas públicas, "sigue siendo buena opción opositar".
En estos momentos de crisis, ¿qué papel juega la formación?
La formación siempre es un elemento de desarrollo de las personas. En un momento en el que la cualificación profesional se convierte en un elemento diferenciador a la hora de obtener un empleo, a la hora de mejorar en un puesto de trabajo, el incrementar ese desarrollo personal, el mejorar como persona profesionalmente es una ventaja competitiva respecto a otras personas. Aparte la promoción implica siempre un conocimiento o una evolución y, en ese sentido, es algo enriquecedor y que transforma a la persona.

¿Se ha visto incrementada la petición de cursos desde que comenzó la crisis?
Sí y especialmente en el área de oposiciones. En este momento de crisis, la obtención de un empleo como funcionario o personal laboral o estatuario al servicio de una Adminitración Pública tiene unos componentes de estabilidad, de seguridad, de continuidad que hemos visto que, en muchos casos, no puede garantizar la empresa privada e incluso tratándose de grandes compañías como puede ser el sector de la construcción o determinadas industrias como el automóvil que están siendo muy afectadas por estos momentos de crisis.

¿Qué tipo de cursos suele buscar la gente?
Las materias a las que nos dedicamos más nosotros son la formación en informática, informática de usuario y también profesional, también lo que llamamos aulas de empresa que pasa por cursos de contabilidad, nóminas, contratación, seguridad social, materia fiscal, lo relacionado con los impuestos. También ayudamos a preparar determinados títulos profesionales como pueda ser gestor administrativo o la capacitación para empresas de transportes.

¿A quiénes van dirigido los cursos?
En general, hasta ahora eran gente que estaban trabajando y que necesitaban de un reciclaje profesional o capacitarse, aprender, tener nuevas habilidades o actualizar conocimientos. También a principios de años, o cuando hay novedades legislativas, hacemos cursos de actualización legislativa. Sí se nota que puede haber personas que parten de una situación de desempleo y que, a través de estos cursos, quieren reciclarse o capacitarse profesionalmente para acceder a un empleo. También tenemos un servicio de bolsa de empleo por el cual ponemos en contacto, sin ningún tipo de interés económico, a personas que buscan empleo y que han realizado alguno de nuestros cursos y empresas que buscan candidatos para cubrir puestos de trabajo.

Ante la crisis y la reducción de plazas de empleo público, ¿sigue siendo una buena opción opositar?
Entendemos que sí porque hay determinados sectores como puede ser Justicia, Sanidad, Instituciones Penitenciarias, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y algún otro que no está sometido a ningún tipo de reducción porque se le considera prioritario y las plazas que estaban previstas sacar saldrán a concurso. En ese sentido, por ejemplo, para personal de las oficinas judiciales, se espera un número de plazas muy importantes. En otros sectores, como Administración General del Estado, Comunidades Autonómicas, aún habiendo esa reducción, entendemos que seguirá habiendo convocatorias en la mayoría de los casos. En todas las Administraciones hay un número de personal interino, personal que no ha sido contratado en virtud de haber obtenido plaza en una oposición. Esas plazas, legalmente, deben ser cubiertas por personal funcionario. Tienen que salir a oposición o a concurso-oposición para ser cubiertas de manera definitiva por lo que se garantiza que haya convocatorias en otros sectores que a lo mejor no son tan prioritarios.

¿Qué le diría a la gente que está pensando en opositar pero no termina de decidirse porque lo ve difícil o cree que es complicado aprobar?
Siendo sinceros es difícil y es complicado aprobar porque en las oposiciones siempre hay mucho más aspirantes que plazas se convocan, pero que aquella persona que se marque el objetivo de aprobar una oposición, puede tardar una, dos o más convocatorias pero que, si tiene la voluntad clara de aprobar una oposición, al final lo conseguirá. A las personas que se presentan a determinada oposición de auxiliares administrativos, por ejemplo, lo que les recomendamos es que si no aprueban esa oposición, es que continúen con la preparación con la siguiente oposición de administrativos que se convoque porque. en general, los ejercicios y los programas son muy similares.

¿Cuánto se tarda de media en opositar?
Depende de la oposición y depende mucho de la capacidad de la persona y la disciplina y fuerza de voluntad, que es lo que caracteriza a los mejores opositores. La oposición requiere un gran sacrificio, un esfuerzo de continuidad, de constancia, de estar durante muchos meses, día a día, manteniendo un nivel de estudio alto. Esta circunstancia hace que sea muy difícil establecer un tiempo. Como orientación si podemos decir que hay personas que en seis meses pueden aprobar una oposición de auxiliar. Para una oposición de nivel licenciado pues, si hablamos por ejemplo de una oposición de técnicos de la Comunidad de Madrid, como mínimo se tardaría  año y medio o incluso algo más.

¿En qué consisten unas oposiciones?
La Administración selecciona a los mejores aspirantes. Establece unas reglas del juego en las bases de la convocatoria. Dice: sobre esta materia vamos a preguntar y vamos a hacer este tipo de ejercicios. Entonces el aspirante tiene que adaptarse a esas reglas del juego y intentar estar entre los mejores. En el caso de que haya 300 plazas, si estás entre los 300 mejores ejercicios, consigues tu plaza. Si no llegas a eso, aunque hayas hecho un ejercicio aceptable y bueno, aunque pudiera merecer un aprobado, no es suficiente en el caso de las oposiciones dado que la competitividad es altísima y está marcada por el número de plazas que se convocan.

¿Cuál es el perfil o las características del opositor? ¿Qué es necesario para opositar?
Las características más convenientes para un opositor son la fuerza de voluntad, la disciplina, el convencimiento de lo que se quiere hacer. Más que una capacidad intelectual, el sistema de oposiciones y la competencia que se establece lo que están seleccionando es a esa persona de fuerte determinación y fuerte voluntad que pueda durante esos seis, doce o dieciocho meses estar manteniendo un esfuerzo de continuidad permanente en el tiempo. Por otro lado, en nuestras escuelas, aproximadamente un 30 por ciento de nuestros alumnos son titulados superiores, licenciados. Cerca del 20 por ciento son diplomados universitarios y otro 30 por ciento son personas con bachiller.

¿Es mejor dedicarse en cuerpo y alma a las oposiciones o es posible trabajar y a la vez opositar?
La experiencia que nosotros tenemos es que cuanto más se profesionalice la persona al preparar una oposición más posibilidades va a tener, pero la realidad es que más de un 60 ó 70 por ciento de nuestros alumnos compatibilizan la preparación de la oposición con un trabajo. Puede haber una persona que se dedique en exclusiva a preparar la oposición, que, por su nivel de madurez, por su intensidad en la preparación o por su aprovechamiento del tiempo, pueda estar haciendo una preparación peor que una persona que compagina la preparación de una oposición con un trabajo.

¿A qué oposiciones se presenta más gente?
En general hay determinados organismo que tienen cierto prestigio y atraen a más personas como, por ejemplo, las oposiciones de ujieres a las Cortes Generales que, con un muy reducido número de plazas, tiene un número de aspirantes elevadísimo. Las oposiciones que reúnen un mayor número de plazas, como las de administrativo o auxiliares, son también las que atraen a más personas.

Y centrándonos en Adams. Acaba de cumplir ya 50 años, ¿cómo se sienten al ser una empresa ya bastante longeva?
Somos una empresa de carácter y de propiedad familiar. Ahora mismo estamos los miembros de la tercera generación. Somos tres hermanos y de alguna manera toda nuestra vida ha estado al lado de la empresa. De hecho, a pesar de ser una empresa de carácter familiar, hemos hecho un desarrollo de la profesionalidad de la preparación de oposiciones de manera que hay un cuadro y un grupo de profesionales muy amplio que dirige los centros, la editorial y que son los que están haciendo la empresa hoy en día.

¿Cuántos alumnos han pasado durante este tiempo por los centros de Madrid?
Estamos en 10 ciudades españolas. El centro de estudios Adams tiene su inicio en Madrid y en el año 2007 pasaron por él  más de 13.000 alumnos: 6.000 de ellos para preparar una oposición, más de 1.000 para realizar algún curso profesional, y más de 6.000 haciendo algún curso subvencionado. Nosotros somos un centro colaborador de la Confederación Empresarial Independiente de Madrid, de sindicatos, de otras entidades patronales, como la Asociación de Mujeres Empresarias. Colaboramos también con el Ministerio de Industria con el plan Avanza. Desde el año 2000, más de 127.000 alumnos han pasado por el centro de clases de Madrid tanto para preparar una oposición como para realizar un curso profesional o de reciclaje.

¿Qué es lo más demandado: sus cursos o las oposiciones?
Es diferente. En cuanto a nivel de volumen económico, estamos hablando de que, aunque haya más alumnos de cursos, suponen un 35 por ciento de nuestra actividad económica. Un 65 por ciento de nuestra facturación está en los alumnos de oposiciones.

¿Cuántos alumnos tienen al cabo del año y cuántos han superado algún procesos selectivo?
Desde 1989, en todos nuestros centros,  han superado algún proceso selectivo obteniendo plaza 41.547 alumnos. Desde 2003, en Madrid casi 5.800 alumnos han aprobado; sólo en 2007, lo hicieron 1.111 alumnos.

¿De todas las oposiciones que preparan cuál es la que más alumnos tiene?
Esto es cambiante. No se puede decir que haya una oposición que atraiga a más número de alumnos porque puede ser que un año sea auxiliares de la Comunidad y otro año la de auxiliares del Ayuntamiento, pero éstas serían las convocatorias que atraen a más número de alumnos en estos momentos. De cara a los próximos meses, esperamos que haya más interesados en las oposiciones de administración de Justicia porque saldrán pronto y porque habrá un número de plazas bastante elevado. Creemos que si se convocase a la vez la de auxiliares del Ayuntamiento de Madrid y las de administración de Justicia, la de auxiliares sería las que más alumnos atraería.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.