www.diariocritico.com

La Ex Rehén de las FARC expreso su admiración por el proceso boliviano

Elogios mútuos entre Betancourt y Morales

Elogios mútuos entre Betancourt y Morales

Ingrid Betancourt elogió a Evo Morales y visceversa. El presidente boliviano mecionó que apoya la causa encabezada por Betancourt y aboga por el fin de la violencia. Betancourt saludó la llegada de un indígena a la Presidencia en Bolivia. 
A las 7.05 de ayer, con una elegancia particular, la ex rehén de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Ingrid Betancourt, llegó al Palacio de Gobierno para reunirse con el presidente Evo Morales y expresarle su admiración y apoyo por su compromiso con la democracia, dentro de una gira por siete países para obtener ayuda para que la guerrilla colombiana libere a otros rehenes. Una hora y media después, se fue con el respaldo del Gobierno para pedir la liberación de los otros secuestrados.

“Cuando yo pienso en lo que hizo el presidente Evo Morales, no dejo de asombrarme, porque hace algunos años si nos hubieran dicho que en América Latina iba a llegar una persona de orígenes indios (a la presidencia) … uno hubiera dicho ‘eso no se puede dar’”, reflexionó.

Luego acotó, “que esto haya sucedido por la vía democrática, que haya sucedido con el apoyo de todos los bolivianos, que esto haya permitido unir a Bolivia y en medio de las dificultades... que se hayan podido resolver los problemas de una manera pacífica a pesar, obviamente, de las dificultadas, eso es lo valioso”.

Betancourt llegó el viernes por la noche al aeropuerto de El Alto, en medio de estrictas medidas de seguridad, y hoy visitará Venezuela. Antes estuvo en Ecuador, Perú, Argentina, Chile y Brasil.

El presidente Morales no hizo declaraciones al concluir la reunión, pero tres horas después, en una concentración en el trópico de Cochabamba, expresó su respaldo a la causa de Betancourt.

“He entendido perfectamente cómo ha vivido una secuestrada y después de escuchar me comprometo más a cómo buscar, a ver, (con) algunos presidentes, algunos movimientos sociales, a que se acabe con enfrentamientos armados´, señaló Morales frente a decenas de campesinos de Villa Tunari, donde entregó defensivos para las riadas.

Betancourt fue secuestrada por las FARC en febrero del 2002, cuando era candidata a la presidencia de Colombia. Estuvo en cautiverio durante seis años y nueve meses. Fue liberada por un comando militar en julio del 2008, junto a otros 14 rehenes.

La franco-colombiana explicó que con su gira quiere lograr que sus compañeros secuestrados sean liberados. “Tengo esa cruz a cuestas, la de mis compañeros, y quiero compartirla con los mandatarios de América Latina, y en especial con Evo Morales, porque yo sé que él ha sufrido, ha sido humillado, apaleado, él comprende”, afirmó Betancourt.

A nombre del Gobierno, el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Sacha Llorenti, señaló que “el Presidente de Bolivia ha manifestado, ahora y reiteradamente, que estamos dispuestos a contribuir con nuestros mejores esfuerzos”.

Sobre una supuesta relación entre las FARC y dirigentes del Gobierno boliviano, Betancourt afirmó que “yo, la verdad, no conozco que hayan vinculados de Bolivia con las FARC”. En todo caso, explicó que en los años 80 esta organización mantuvo relación con partidos de izquierda, que luego se alejaron por las actividades de este grupo irregular.

Destacó también el liderazgo del presidente Evo Morales en Bolivia y pidió a la oposición coadyuvar en este proceso. “Yo le diría a la oposición que aprovechen este momento para fortificar y solidificar la democracia en Bolivia, hoy es Evo Morales, mañana pueden ser ellos como oposición, pero acuérdense... de tener la misma actitud de generosidad”, agregó.

Expectativa por la visita

La visita de la ex rehén de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Ingrid Betancourt, provocó expectativa en la población; se supo que diversas organizaciones solicitaron reunirse con ella.

A su arribo al aeropuerto de El Alto, un grupo de personas la ovacionó, aunque su contacto con la gente fue casi nulo por las medidas de seguridad que lo pidieron. Incluso el acto de la Alcaldía para declararla huésped ilustre fue suspendido.

El único contacto público que tuvo fue con el presidente Evo Morales, en el Palacio de Gobierno, cerca de las 7.00.

Luego retornó a la Embajada de Francia, donde además pasó la noche y recibió a algunos periodistas y a representantes de organizaciones, de las cuales se mantuvo en reserva su nombre. Se supo que hubo varias solicitudes para reunirse con la franco-colombiana, pero algunas fueron rechazadas por falta de tiempo. Hoy, Betancourt visitará Venezuela.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios