www.diariocritico.com
La dirección de El País abre expediente a siete trabajadores tras la huelga

La dirección de El País abre expediente a siete trabajadores tras la huelga

La huelga llevada a cabo por los trabajadores del diario El País los días 26 y 27 de diciembre, ha dejado importantes secuelas en el diario del grupo Prisa y ha abierto una grave fisura entre el Comité Intercentros y la dirección de la empresa. La huelga se ha saldado con la apertura de expedientes disciplinarios a siete trabajadores, cinco de ellos miembros del Comité de Empresa de Madrid. La noticia caía como una bomba entre los trabajadores que anunciaban que “tras analizar con nuestros abogados la forma de enfrentar este nuevo intento de doblegarnos, informaremos de las medidas de respuesta que consideremos más apropiadas.
La decisión de expedientar a estos trabajadores ha desatado la ‘guerra’ con la dirección de la empresa Prisa, editora de El País. La noticia – que muchos se temían- de que había ‘represaliados’ saltaba a última hora de la tarde del martes a través de una nota de urgencia interna enviada por el Comité de Empresa a todos los departamentos del periódico en la que se anunciaba la apertura de los citados expedientes, lo que enrarecía más el clima de tensión reinante en el diario.

    Por la mañana, los trabajadores recibían un primer comunicado del Comité Intercentros en el que se acusa a la empresa de actuar con una “política represiva” contra  “los trabajadores que ejercitan su derecho a la huelga”. En concreto, muestran su indignación por el hecho de que dos trabajadores de la delegación de Barcelona fueron denunciados por la dirección de la empresa y tuvieron que declarar ante los Mossos d’Esquadra – la policía autonómica catalana- “por formar parte del grupo que estaba informando a los ruteros que transportaban El País para distribuirlo en Cataluña, a pesar de que la planta de impresión de la Zona Franca estaba paralizada por la huelga de los días 26 y 27”.

    Aunque en la nota se aclara que no hubo detenciones, el Comité tras “exigir” a la empresa que retire la denuncia,  advierte de que “toma nota de estas actuaciones y obrará en consecuencia”.

    Dado que muchos de los trabajadores de El País están en estos momentos de vacaciones, el Comité, en otra nota posterior, anuncia su intención de convocar una asamblea general en cuanto pasen las fiestas, “durante las que seguiremos vigilantes”.

    El Comité insiste en que va a continuar intentando que la empresa reconsidere su decisión – motivo de la convocatoria de la huelga- de segregar el departamento de Publicidad para integrarlo en una filial del grupo, asunto que incluso han puesto en manos de abogados para que estudien “todas las posibilidades legales” en contra de la medida.

    “El Comité ha entregado a la dirección del periódico la siguiente nota con el fin de ofrecer nuestra versión a los lectores. La dirección ha respondido que no la va a publicar por lo que la hemos enviado como nota de prensa”, lamentan los trabajadores.

La versión de la empresa

La reacción de la dirección no se hizo esperar y poco después, en otro comunicado, daba su versión de los hechos acusando a los piquetes informativos de intentar impedir, el pasado sábado 27, la tirada del periódico en las rotativas de Burgos y Barcelona así como su posterior distribución en Madrid. La empresa relata que los huelguistas “forcejearon  con los empleados del almacén de la distribuidora, les amenazaron y les intimidaron”. Además – añade el comunicado empresarial-  “los trabajadores de El País sacaron de la nave y de las furgonetas varios miles de ejemplares, a los que prendieron fuego. Los empleados de Gelesa, ante la gravedad de los acontecimientos, avisaron a la policía y a los bomberos”.

“Dada la gravedad de las coacciones, amenazas y daños económicos producidos, la Dirección de Diario El País, S.L. ha denunciado estos hechos en las comisarías de policía de Barcelona, Burgos y Madrid, presentando como pruebas las imágenes de las cámaras de seguridad así como el arma anteriormente citada, recogida posteriormente en las instalaciones de Gelesa. Asimismo ha abierto expediente disciplinario a los trabajadores y miembros del Comité de Empresa implicados en estas actuaciones”, relata la nota empresarial.

Datos dispares sobre la huelga

En cuanto al seguimiento de la huelga, hay también dos versiones. Según la empresa, ésta “fue secundada por 293 trabajadores (datos de descuento de nómina), que sobre el total de la plantilla, 840, supone un 35%; el viernes acudieron a trabajar 157 personas (78 de redacción y 79 de Gestión) y 390 estaban de vacaciones o librando. El sábado 27 trabajaron 65 personas”.
Estos datos, sin embargo, contrastan ostensiblemente con los facilitados por el Comité de Empresa, que cifra la incidencia de la huelga en el 80% de la plantilla y considera que ha servido para dar un serio toque de atención a los planes de futuro de Prisa “que lo que quiere es descapitalizar paulatinamente la empresa”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios