www.diariocritico.com

Espera mejorar el sistema de cálculo para la dispersión de la población

Cantabria da un “sí, pero” a la nueva financiación autonómica

Cantabria considera positiva, aunque mejorable en algunos de sus aspectos, la nueva propuesta del Ejecutivo español para la reforma del modelo de financiación autonómica porque incrementa los recursos que se repartirán entre las comunidades autónomas, aumenta su autonomía financiera y, a la vez, garantiza la suficiencia. 
El pero pasa por aclarar algunas cuestiones que interesan especialmente a Cantabria, entre otras, el coste fijo de los servicios y el sistema de cálculo por la dispersión poblacional. En relación al último aspecto citado Agudo señaló que el cálculo actual de esa variable no aporta ningún recurso adicional a Cantabria y, por eso, se pide un cambio.

    Esa reclamación será una de las peticiones expresas que el Gobierno de Cantabria planteará ante el Gobierno de la nación. De momento no hay fecha para esa reunión bilateral entre el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, y Rodríguez Zapatero, que depende de la agenda del presidente español y del viaje institucional que tiene a principios de año, de forma que la reunión deberá esperar a después de Reyes.

    Lo que si tienen claro el Gobierno de Cantabria es que la negociación de la financiación autonómica es una negociación entre instituciones y  no entre partidos políticos, porque lo que toca, según el Ejecutivo, es defender los intereses generales de la Comunidad Autónoma y no los particulares de un partido político.

    Este primera valoración oficial del nuevo sistema de financiación autonómica llegaba ayer de la mano del consejero de Economía y Hacienda del Gobierno cántabro, Ángel Agudo. A su juicio, la propuesta, dada a conocer ayer por el ministro de Economía, Pedro Solbes, supone avances significativos y abre un "mayor y mejor margen" para las negociaciones bilaterales que deberán conducir al acuerdo final en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

    Para Agudo, la nueva propuesta para la reforma del modelo de financiación autonómica supone a priori un beneficio claro para Cantabria, en la medida en que el Estado aumentará los recursos que repartirá entre las comunidades autónomas y, al aumentarse la ‘tarta’, aumentarán también las ‘porciones’. Agudo señaló que el Gobierno central ha atendido así una de las reivindicaciones de las comunidades autónomas para aumentar los recursos, manifestando con ello su voluntad política.

El consejero cántabro destacó que esta última propuesta aumenta la autonomía financiera de las comunidades, ya que tendrán más participación en los impuestos (del 50 por ciento en el IVA y en el IRPF, y del 58% en los impuestos especiales) y también tendrán más capacidad normativa y gestora. Asimismo, se incorpora más solidaridad", al crearse un fondo de garantía que pretende asegurar la misma financiación por habitante en servicios esenciales; y se garantiza también la suficiencia financiera, manteniendo el fondo de suficiencia.

El consejero cántabro no sólo valoró la nueva propuesta, sino también el "impulso político" que el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dado a la negociación en las últimas semanas con las reuniones bilaterales. Y es que, en su opinión, lo importante es crear las condiciones para que pueda haber finalmente un acuerdo en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios