www.diariocritico.com

Continúan las demoras en Barajas con un retraso medio de los vuelos de 93 minutos

Los vuelos registran un retraso medio de 93 minutos en Barajas, donde hay programados 985 movimientos este sábado y donde el Gabinete de Crisis de AENA trabaja para optimizar las operaciones y ayudar a las compañías a reorganizar sus programaciones lo antes posible para recuperar la normalidad.
Las aerolíneas aún no han logrado regularizar sus vuelos y dar salida a todos los viajeros, después de que ayer la suspensión de las operaciones en Barajas durante cinco horas obligara a desviar 62 aviones a otros aeropuertos y a cancelar 571 vuelos, lo que, según cálculos de AENA, afectó a 64.000 personas. El Director de Comunicación de AENA, Rodrigo Ponce de León, ha detallado que en las terminales 1, 2 y 3 el retraso medio de los vuelos es de 73 minutos, mientras que en la 4 asciende a 116.

Ponce de León ha confirmado que el aeropuerto de Barajas opera este sábado en dos de sus cuatro pistas para garantizar su funcionamiento en las mejores condiciones sin afecciones de hielo y nieve y ha asegurado que "son suficientes para absorber los movimientos programados para hoy", de los que hasta las 13.30 horas se habían operado 290 vuelos.

Según sus datos, Barajas puede llegar a operar este sábado 39 salidas y 39 llegadas a la hora y ha manifestado que no se está cubriendo esta cifra, por los problemas acumulados por las compañías.

En el aeropuerto madrileño se encuentra reunido el Comité de Crisis, integrado por la Presidenta de AENA, Encarnación Vivanco, los Directores Generales de Aeropuertos Españoles y de Navegación Aérea, Javier Marín y Carmen Librero, respectivamente, y el director de Barajas, Miguel Angel Oleaga, entre otros.

Además, de optimizar las operaciones, el responsable de comunicación de AENA ha explicado que este Gabinete está en permanente contacto con las compañías para colaborar con ellas en la atención a los viajeros. En la madrugada de este sábado las puertas de varias salas del aeropuerto estuvieron abiertas para que los pasajeros descansaran y AENA les suministró comida y bebida.

Ante los mostradores de atención al cliente de las aerolíneas y en las puertas de embarque, continúan las colas de centenares de viajeros, que esperan la salida de sus vuelos o tratan de conseguir nuevos pasajes. Muchos viajeros han criticado la falta de información de las pantallas, que aún "reflejan vuelos de este viernes, muchos sin hora y algunas rutas no aparecen". En este sentido AENA, ha especificado que la información que aparece en las pantallas es la que las compañías ofrecen al ente público.

Los pasajeros se amotinan
Los pasajeros de un vuelo de Iberia con destino a Montevideo desde el aeropuerto de Barajas se amotinaron en la tarde de este sábado dentro del aparato después de que el avión acumulara un retraso de unas 15 horas y el comandante de la aeronave ordenara su desalojo por segunda vez. En concreto, el vuelo IBE6011 tenía previsto despegar a las 01.00 horas de esta madrugada con destino a Montevideo, pero retrasó su salida como consecuencia del temporal.

Según explicaron algunos pasajeros desde el interior del avión, la compañía aérea les informó de que el despegue se efectuaría a las 15.00 horas de este sábado. Sin embargo, una vez que ya habían embarcado y ocupado sus asientos y después de casi dos horas de espera, el comandante de la aeronave anunció el desalojo del aparato, algo a lo que se negaron los alrededor de 120 personas que componen el pasaje.

Este motín se produce después de que los pasajeros de otro vuelo de Iberia, en este caso con destino a Buenos Aires, se amotinaran también dentro del avión después de que el vuelo hubiera sufrido ya un retraso de más de 24 horas y la compañía hubiera querido desalojarles de la aeronave por segunda vez.

En este caso, según relataron pasajeros del avión, el comandante del vuelo argumentó que no podía despegar porque necesitaba descansar durante un periodo de diez horas y media. Sin embargo, los pasajeros decidieron no abandonar la aeronave hasta ser recibidos por personal de Iberia, lo que provocó la presencia de efectivos de la Guardia Civil en el avión para tratar de calmar los ánimos del pasaje.

Por otra parte, el vuelo de Iberia 6651, con destino a Lima, que tenía programada su salida a las 12.45 horas de este sábado se ha retrasado de forma indefinida. El motivo, que los pilotos no han aparecido, lo que también llevó a los miembros de la Guardia Civil a desalojar el avión. En el caso de Iberia, los problemas por las nevadas se suman a la supuesta huelga de celo que mantienen los pilotos desde el pasado mes de diciembre y que está ocasionando retrasos y cancelaciones en muchos de sus vuelos.

De hecho, Iberia ha presentado una demanda contra el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla), contra la sección sindical del Sepla en Iberia y contra los once miembros de dicha sección sindical por los daños y perjuicios provocados esta supuesta huelga de celo, que ascienden a 13 millones de euros.

Fuentes de Iberia explicaron que durante todo el día ha registrado "retrasos muy fuertes" y numerosas cancelaciones como consecuencia de la ralentización de las operaciones de carga de los aviones por el hielo acumulado en las plataformas del aeropuerto. Todo ello ha llevado a que las tripulaciones superaran los tiempos de trabajo y necesitaran cumplir las horas de descanso reglamentarias, lo que está generando "muchos problemas en las rotaciones" a lo largo del día.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios