www.diariocritico.com

Rocío Wanninkhof

Comienza el juicio de Tony Alexander King

El británico Tony Alexander King será juzgado a partir de hoy (en una vista con jurado que se prolongará durante unas dos semanas, según las primeras previsiones) por la muerte de la joven vecina de Mijas Rocío Wanninkhof, asesinada en el mes de octubre del pasado año 1999.

El acusado se enfrenta, como autor de un delito de asesinato y otro de agresión sexual en grado de tentativa, a unas peticiones que van desde los veintiséis años y nueve meses de cárcel que pide para él el representante del Ministerio Fiscal a los 20 años de cárcel y 240.404 euros de indemnización que solicita la acusación particular.

Sobre Tony Alexander King se han dictado ya dos condenas anteriores que actualmente se encuentran recurridas, la primera de ellas por el asesinato de Sonia Carabantes, ocurrido en agosto de 2003 en Coín) y la segunda por el intento de violación de otra joven en los aparcamientos de Puerto Marina (Benalmádena) durante el mes de julio del año 2001.

Rocío Wanninkhof, de 19 años de edad, desapareció el 9 de octubre de 1999 cuando volvía a su casa de una urbanización de Mijas desde la zona de Mijas-Costa, y su cadáver fue encontrado calcinado y semienterrado casi un mes después en las proximidades de Puerto Banús.

En septiembre del año siguiente la Guardia Civil detenía en su domicilio de Mijas a Dolores Vázquez, amiga de la familia de Rocío, como presunta autora del crimen, por el que será juzgada en el mes de septiembre de 2001, hallada culpable por un jurado popular y condenada a quince años y un día de cárcel por la Audiencia Provincial de Málaga.

En febrero de 2002 el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía anuló la sentencia condenatoria, lo que fue recurrido por la Fiscalía y la acusación particular, hasta que en marzo de 2003 el Tribunal Supremo dictó una sentencia en la que rechazaba los recursos presentados por la Fiscalía y la familia de la joven y confirmaba la necesidad de repetir el juicio por el asesinato, en el que la única acusada sigue siendo Dolores Vázquez.

Sin embargo, en septiembre de ese mismo año, unas pruebas de ADN relacionan la muerte (de la que se confesará autor Tony Alexander King) de la joven Sonia Carabantes, desaparecida en Coín (Málaga) el mes de agosto anterior y encontrada muerta en Monda unos días más tarde, con la de Rocío Wanninkhof, de la que quedará definitivamente exonerada Dolores Vázquez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios