www.diariocritico.com

King insiste

No la mató, pero vio cómo lo hacían

No la mató, pero vio cómo lo hacían

Tony Alexander King, el británico juzgado desde ayer en la Audiencia de Málaga como autor del asesinato de Rocío Wanninkhof, ha declarado hoy, en el comienzo de la segunda jornada de la vista, que no fue él quien mató a la joven, pero que sí vio cómo lo hacían Dolores Vázquez y Robert Graham.

El único acusado en la causa, que ayer llegó a la Audiencia proclamando a voz en grito su inocencia y que fue expulsado poco después de la sala por insultar gravemente al juez, al fiscal y a los biólogos de la Policía, fue recibido hoy en la misma zona con gritos en su contra y peticiones de que hablara en español en vez de hacerlo en inglés como la víspera.

En un tono visiblemente más comedido, King ha insistido hoy en su presunta inocencia y ha asegurado que la noche en que ocurrieron los hechos se encontraba en la zona pero que no fue él quien acabó con la vida de la joven, aunque sí vio cómo, mientras se encontraban en el interior de un coche Dolores Vázquez apuñaló por la espalda a Rocío, a la que posteriormente Robert Graham cortó el cuello porque la joven aún vivía.

Sobre su confesión como autor del crimen en septiembre del pasado 2003 ante la Guardia Civil y el juez instructor, el británico, tras insistir en su inocencia, afirmó que lo había hecho por temor a que los agentes “lo mataran” durante el interrogatorio.

Tras la declaración de Tony Alexander King (prestada en una segunda oportunidad para ello concedida por el juez), está previsto que sea Alicia Hornos, madre de la joven asesinada, la primera testigo que suba al estrado, por el que después pasarán en principio otras once personas, entre ellas Antonio José Jurado Trujillo, novio de Rocío, y dos miembros de la familia de la joven.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios