www.diariocritico.com

Profunda preocupación por el proceso y su precio

Se ha divulgado la encuesta del Centro de Investigación Sociológica del mes de octubre, que pone de relieve el empate técnico que se produce entre los socialistas gobernantes y los populares opositores. Nunca hubo una diferencia tan escasa a favor de los primeros, y la mayor parte de los analistas achacan el avance del partido de Rajoy a distintas causas, pero sobre todo por razón de ese proceso de suerte incierta y de dificultades sin cuento que pretende acabar con ETA y reconducir a Batasuna a la legalidad de cualquier otro partido democrático que pelee, también democráticamente, por sus ideas en el seno de la política vasca y del Estado.

Pues bien, contra todo pronóstico, y contra todos los deseos de los promotores de este diálogo "a dos bandas" -con ETA y con Batasuna en la mesa de Partidos vasca-, parece que tan solo se ha avanzado en el segundo de estos foros, y muy escasamente: se choca con ideas como la territorialidad o como la autodeterminación, por una parte, y se choca con realidades tan apreciables como la violencia callejera, el robo de pistolas, y eventuales extorsiones a empresarios. Tampoco pueden pasar inadvertidos informes como el de la policía francesa, que denuncia claramente la actividad de ETA pese al alto el fuego: En efecto, las autoridades francesas incluso ven posible un ataque de la banda, y sostienen que la banda cuenta con 516 miembros clandestinos. Un alto responsable de la lucha antiterrorista francesa advierte que la banda se está comportando como en la tregua del 98, la llamada tregua-trampa. Por parte del gobierno español, Interior cree que París exagera al hablar del rearme de ETA y crisis del proceso. El presidente Zapatero apela al coraje, la precaución y la irrenunciable compromiso democrático. Rubalcaba explica que la autodeterminación y la territorialidad no tienen cabida en ninguna clase de media de negociación o de partidos, y reconoce que a la negociación le está costando mucho arrancar... y Batasuna advierte sobre la salida en falso si la mesa no aborda el derecho a decidir.

Lo cierto es que, en esta peliaguda situación,  el propio director general de la Guardia Civil,  Joan Mesquida, califica de muy grave el robo de armas y asegura que tendrá consecuencias. Y que el líder de la Oposición, Mariano Rajoy, de manera incansable y reiterada, exige a Zapatero que  vuelva al "primero la paz y luego la política".  Rajoy dice que la negociación política  con ETA va contra la resolución del Congreso y pide a Zapatero que suspenda las conversaciones con la banda armada. Que regrese "al redil" de la lucha antiterrorista pura y dura y al consenso que tenían antes de reunirse con Batasuna.

El ciudadano probablemente está dubitativo: ¿Hay real oportunidad de paz, y podría despreciarse, o hay excesiva confianza en la consecución de esa paz?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios