www.diariocritico.com

Mediapro se hace con los derechos televisivos del Real Madrid hasta 2013 por 1.100 millones

Ramón Calderón 'planta' a Esperanza Aguirre y desencadena la 'guerra político-mediática' PP-PSOE

Ramón Calderón 'planta' a Esperanza Aguirre y desencadena la 'guerra político-mediática' PP-PSOE

Con el acuerdo, ayer, de la Junta Directiva del Real Madrid, reunida ayer en sesión extraordinaria, de suscribir el contrato con el grupo catalán Mediapro para la cesión de determinados derechos audiovisuales de su primer equipo y del Castilla hasta la temporada 2012/13 por 1.100 millones de euros, el presidente del club blanco, Ramón Calderón, ha desbaratado una operación de largo alcance planeada por la Comunidad de Madrid, que preside Esperanza Aguirre. Y, al tiempo, ha desencadenado la 'guerra' en un campo de batalla 'político-mediático' entre el PSOE y el PP.

El Real Madrid informaba ayer en su su web de este acuerdo 'histórico', que 'constituye el contrato de cesión de derechos audiovisuales más importante que un club deportivo haya suscrito en el mundo hasta la fecha'. Tras analizar y valorar las distintas alternativas, se decidió por 'aceptar la de mayor cuantía y más sólidas garantías'. 'Con la firma de este contra to, el Real Madrid se ha garantizado un montante superior a 1.100 millones de euros por la cesión de sus derechos audiovisuales durante las próximas siete temporadas, incluida la presente', expresaba la nota oficial del club 'merengue'.

¿Qué otras alternativas había? La más sólida era la ofertada por Telemadrid: 600 millones de euros por los derechos audiovisuales durante cinco años. Con ella, la televisión autonómica madrileña, controlada por el Gobierno de la popular Aguirre, pretendía emular la operación que la catalana TV3 había realizado con el Barça. De haber prosperado, Esperanza Aguirre habría dado un doble golpe: por un lado, aprovechar el final de los contratos de los equipos madrileños sobre sus derechos de emisión en favor de Sogecable-Canal+ (o sea, Polanco). Por otro, poder 'vender' el acuerdo como un gran logro para los madrileños, que hasta ahora tenían que pagar por ver en televisión los partidos de liga del club blanco en domingo.

Telemadrid aduce que la pérdida de los derechos de emisión por parte de Forta (Federación de Televisiones Autonómicas), 'en un proceso sin garantías de libre concurrencia y procedimientos dudosamente legales, ha dejado a muchos madrileños sin la posibilidad de ver los tradicionales partidos de fútbol de los sábados de Primera División a través de un canal gratuito, como venían disfrutando desde hace dieciséis años, ya que el nuevo concesionario televisivo no cubre el cien por cien de la Comunidad Autónoma de Madrid y, además, miles de espectadores tampoco han hecho la imprescindible adaptación de sus antenas, con el consiguiente desembolso económico, para sintonizar el canal que ahora emite el fútbol en abierto'. Añade que 'con la recuperación de los derechos de emisión del fútbol, Telemadrid pretendía defender a los madrileños de las consecuencias
negativas de una situación monopolística que se ha consolidado en el mercado de los derechos televisivos del fútbol de Prim era División y ha sido diseñada para favorecer a las empresas de las dos nuevas cadenas de televisión impulsadas por el Gobierno (La Sexta y Cuatro), al margen del interés general'
.

¿Había más ofertas? Sí. La que Rupert Murdoch había realizado, aunque sin concretar económicamente, pero de la cual había trascendido que era una opción 'económicamente interesante'. Recordemos que para Murdoch trabaja el ex presidente del Gobierno del PP, José María Aznar, que bien habría podidio intervenir en esta oferta.

Pero Calderón ya había avisado que los derechos del Madrid se habían revalorizado hasta más de mil millones de euros. Y finalmente ha vendido los mismo por casi el doble de lo ofertado por Telemadrid a Mediapro, principal acionista de La Sexta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios