www.diariocritico.com
Jugamos como siempre (de mal) pero ganamos

Jugamos como siempre (de mal) pero ganamos

Por una vez hay que darle la vuelta a la tópica frase de que “jugamos como nunca… y perdimos como siempre”. Porque esta vez la Selección española jugó como (casi) siempre de mal, pero ganamos como -al menos en los últimos tiempos -casi nunca. Lo único positivo del encuentro ante Dinamarca es eso, el resultado y los tres puntos al escriño, que nos permite no quedar descolgados definitivamente de esta fase previa y clasificatoria de la Eurocopa 2008. Porque todo lo demás ha sido horroroso y aumenta la desconfianza en técnico (más) y jugadores (menos).

Porque el partido hecho por España ha sido pésimo. Si en casa y contra diez durante las tres cuartas parte del choque –por la expulsión de Jensen- no somos capaces de otra cosa, apaga y vámonos. El equipo, con una afición en el Estadio Santiago Bernabéu que empezó volcada y acabó contagiada por el paupérrimo juego del patadón y 'tentetieso' en un gélido silencio sepulcral y pidiendo la hora, sembró más dudas de las muchas que ya teníamos respecto a él antes del encuentro.

Sin embargo, el seleccionador no sembró ni una duda. Más bien confirmó lo que ya sabemos de Luis Aragonés desde el fiasco del Mundial -tras el que amagó con dimitir, pero no hubo suerte y después lo reconsideró-: que está asustado, desbordado. Que es incapaz de enderezar la situación mínimamente, de ilusionar a esta afición que no se merece. El otrora 'sabio de Hortaleza', una vez más, y van…, pecó de conservadurismo y de no dar con la tecla del conjunto a pesar de las magníficas individualidades que tiene a su disposición.

De modo que sí, se 'salvaron los muebles' y con una victoria infumable se evitó la tragedia. O mejor dicho/escrito, se retrasó. Porque, jugando de esta manera es imposible superar las muchas pruebas que nos quedan en el grupo, ya que tras las derrotas ante Irlanda y Suecia, el equipo español no puede permitirse ni un tropiezo más. Quizás este horroroso espectáculo haya sido un paso más en nuestro engordar para morir.

Total, para hacer el ridículo luego en la Eurocopa de Austria y Suiza de 2008, más vale que nos eliminen ahora y veamos el campeonato tranquilamente y sin que Luis (más) y los jugadores (menos) nos saquen los colores. Que no nos merecemos este sufrimiento que nos persigue desde tiempos inmemoriales y al que parecemos destinados 'per omnia saecula saeculorum'.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.