www.diariocritico.com

Los titulares de la prensa boliviana

Bicentenario en actos paralelos

Bicentenario en actos paralelos

Dos celebraciones paralelas marcaron ayer el Bicentenario del primer grito libertario de América. El presidente Evo Morales y los oficialistas festejaron en El Villar, mientras que los opositores lo hicieron en Sucre. Ambos grupos se acusaron mutuamente de socavar a la unidad del país.

El Presidente dijo que eligieron la celebración del Bicentenario en El Villar, ubicado a 34 kilómetros de la capital, “no por miedo a algunos grupos en Sucre, pero no queremos que sigan maltratándonos”, como ocurrió el 24 de mayo de 2008, cuando al menos 30 campesinos fueron humillados por sectores radicales afines al Comité Interinstitucional, integrado por autoridades de la Prefectura, Universidad Mayor San Francisco Xavier, Alcaldía Municipal, Comité Cívico y otras.

Los agricultores habían llegado a esa ciudad para recibir al presidente Morales, quien entregaría tractores y ambulancias a los municipios como parte de los actos de homenaje a la gesta libertaria; sin embargo, su llegada fue resistida por los grupos opositores que cercaron el estadio Patria de la capital, donde se realizaría el acontecimiento.

En su discurso, el Jefe de Estado dijo que la historia se repite al recordar que, así como el Mariscal Antonio José de Sucre “grupos oligárquicos” fue expulsado de la ciudad que lleva su nombre, en la actualidad “esos mismos grupos” propiciaron la salida del ex prefecto chuquisaqueño David Sánchez y la humillación de los campesinos en la plaza 25 de Mayo, en Sucre.

“Esos grupos oligárquicos expulsaron de Sucre al libertador Antonio José de Sucre. Esos grupos expulsan todavía a nuestros constituyentes y expulsan al prefecto (David Sánchez). La historia se repite (…) tarde o temprano los pueblos juzgarán a esos grupos. Ahora nos damos cuenta (de la existencia) de grupos en Sucre influidos por separatistas, terroristas de Santa Cruz que quieren dividir Bolivia”.

El presidente Morales, asimismo, prometió continuar “el camino sin retorno”, como definió a su “revolución democrática y cultural”, y orientó su homenaje a la heroína Juana Azurduy de Padilla y a otros guerrilleros que se sublevaron contra la Corona española aun antes del siglo XIX. En cambio, la Prefectura y la Alcaldía de Sucre recordaron la revolución encabezada por Jaime Zudáñez, el 25 de mayo de 1809.

“Esta revolución democrática y cultural es para toda la vida, es un camino sin retorno, una revolución irreversible. Nuestro abuelo líder Túpac Katari dijo ‘volveré y seré millones’, hoy decimos que ya somos millones”.

Las celebraciones en el poblado de unos 4.500 habitantes se realizaron en un ambiente de fiesta y estuvieron marcadas por una nutrida presencia de indígenas, quienes llegaron al lugar enarbolando banderas bolivianas, wiphalas y del Movimiento Al Socialismo. Los discursos del presidente Morales fueron acompañados con música y baile autóctono. En el acto, el Mandatario afirmó que en América Latina se libraron varias batallas, sobre todo en contra de modelos económicos, como el colonialismo, imperialismo y neoliberalismo, que postergaron el desarrollo de la región. Recordó las luchas emancipadoras de los líderes del movimiento indígena, como Tomás Katari, Túpac Katari, Bartolina Sisa, además de los movimientos campesinos de 1700; pero, también a los criollos Juana Azurduy de Padilla, Manuel Ascencio Padilla y otros líderes.

“La lucha del movimiento indígena no sólo era por la independencia, sino también por sus derechos, identidad y su cultura”. Dijo que no se reconoció la lucha de los indígenas, los primeros en levantarse en contra del dominio, pero no fueron reconocidos por la historia.

“Las primeras rebeliones han estado a la cabeza del movimiento indígena originario, no sólo en Bolivia, sino en Latinoamérica. La chispa la encendieron los indígenas (…) que no son reconocidos ni recordados”. Criticó a los “historiadores aristócratas” que destacaron los alzamientos criollo-mestizos y se olvidaron de escribir sobre las luchas de los pueblos originarios del Abia Yala (el nombre del continente americano antes de la llegada de los europeos), cuando fueron “los criollos (los que) se sumaron a la lucha de los indígenas”.

En Sucre, las principales autoridades políticas del departamento de Chuquisaca, como la prefecta Savina Cuéllar; la alcaldesa Aydeé Nava; alcaldes de la región; miembros de la Corte Suprema de Justicia; el Fiscal General de la República; el presidente del Senado, Óscar Ortiz; prefectos y legisladores opositores; los ex presidentes Jaime Paz Zamora y Jorge Quiroga Ramírez, y el ex vicepresidente Víctor Hugo Cárdenas, asistieron al Tedeum y al desfile cívico.

El presidente Morales, en cambio, festejó el “Bicentenario de los pueblos” junto con integrantes de su consejo de ministros, el cuerpo diplomático, alcaldes y legisladores oficialistas y delegaciones de pueblos indígenas, en El Villar. En ese lugar hubo un desfile cívico militar-campesino.

En la capital, según ANF, en el palco oficial instalado en la Casa de la Libertad se pudo observar la presencia, entre otros, de los ex presidentes Paz Zamora, Quiroga Ramírez y del ex vicepresidente Víctor Hugo Cárdenas.

La alcaldesa de Sucre, Aydeé Nava, dijo que la ausencia del Jefe de Estado no contribuye a la unidad de Chuquisaca y del país, pues “desde afuera se mira ambos eventos como una señal de división, el pueblo juzgará quién divide realmente al país”. La autoridad edil dijo que invitó a Morales a participar en los actos oficiales; sin embargo, el vocero gubernamental, Iván Canelas, dijo que no llegó ninguna convocatoria oficial.

Según ANF, el prefecto de Tarija, Mario Cossío, llegó a la plaza principal montado a caballo y junto con su colega de Chuquisaca, Savina Cuéllar, quienes fueron saludados por la concurrencia.

En breves declaraciones a la prensa, la autoridad departamental alertó de que la unidad del país “está en peligro” y acusó al Gobierno de llevar adelante un supuesto plan “totalitario”, basado en la persecución política y judicial de los líderes de la “media luna”.

La Prefecta chuquisaqueña, disidente del MAS, aseguró que Morales “está buscando dividirnos más como chuquisaqueños, esta (celebración) debería ser para unirnos, pero no quiere así”. Los prefectos de Santa Cruz, Rubén Costas, y de Beni, Ernesto Suárez, se unieron a los actos programados para el Bicentenario.

Asimismo, según Efe, el ex presidente Jorge Quiroga lamentó que Morales haya “insistido en distorsionar y manipular la historia, dividir y dañar a los bolivianos, ofender y dañar a Sucre, y en manchar la patria”. Calificó de “hiriente” que Morales, en cambio, viajara de forma sorpresiva el domingo a Ecuador para rendir homenaje a los 187 años de la batalla de Pichincha.

Allí, Morales se reunió con los mandatarios de Ecuador, Rafael Correa, y de Venezuela, Hugo Chávez. “Qué triste que el 24 de mayo el Presidente de Bolivia se vaya fuera del país a rendirle culto a su patrón, don Hugo Chávez”.

La discordia entre el Gobierno de Morales y Sucre tuvo su punto álgido en noviembre de 2007, cuando tres personas murieron durante las protestas en contra de la Asamblea Constituyente, que había excluido el tema de la capitalidad de su debate. La presión social provocó el traslado del cónclave a Oruro, donde finalizó el 9 de diciembre. Los capitalinos denunciaron que los tres civiles fueron muertos por efectivos policiales.

Se quejan de poca atención

La agenda regional de Chuquisaca no fue atendida por el Gobierno y nuevamente el 25 de mayo no se anunció ninguno de los proyectos que demanda la región.

El presidente del Comité Cívico de Intereses de Chuquisaca (Codeinca), Jhon Cava, lamentó que en las efemérides de mayo, el Gobierno nacional nuevamente haya relegado a la región al no anunciar ningún proyecto de desarrollo y al no atender la agenda regional.

“Hay que seguir peleando, pasa mayo y la agenda regional para Codeinca es una prioridad. En los próximos días podremos definir las estrategias de unidad, hasta conseguir del Gobierno nacional lo que está en la agenda regional”.

Las medidas de presión para lograr la agenda regional fueron suspendidas a principios de mes para evitar empañar el festejo del Bicentenario del primer grito libertario de América Latina.

El anterior paro cívico en demanda de la agenda regional se llevó adelante el miércoles 29 de abril.

En la agenda regional de este año se insertaron proyectos, como la certificación de los 95 millones de dólares y la licitación del Aeropuerto de Alcantarí, además de la reparación del Aeropuerto Juana Azurduy de Padilla.

En la demanda de caminos se solicita agilizar el financiamiento y la licitación para la ruta Diagonal Jaime Mendoza, en los tramos Zudáñez- Padilla, Padilla-Monteagudo y Monteagudo-Muyupampa– Ipati, entre otros.

Monseñor invita a una autocrítica en el Bicentenario

El arzobispo de Chuquisaca, monseñor Jesús Pérez, instó ayer a los chuquisaqueños a una autocrítica sobre la actual situación regional, y dijo que es tiempo de preguntarse “si somos capaces de ser los constructores de un departamento fortalecido”.

Las palabras de la autoridad eclesial fueron pronunciadas durante el Tedeum con motivo de la celebración del Bicentenario de la gesta del 25 de mayo de 1809, ante una gran cantidad de invitados especiales y fieles que se dieron cita en la Catedral Metropolitana de Sucre.

“En estas efemérides tendríamos no tanto mirar cuánto hacen las autoridades nacionales, (sino) cuánto es lo que hacemos y podemos hacer las autoridades departamentales y todos los habitantes de Chuquisaca”. Afirmó que en estas ocasiones debiéramos reflexionar y “preguntarnos, con humildad, si somos capaces de ser los constructores de un departamento fortalecido, abrigando una nueva esperanza de vida, desarrollo y progreso”.

También rindió homenaje a los próceres de la independencia, y mencionó que es tiempo de “mirar atrás y hacia delante”, y ver “lo que hicieron aquellos hombres y mujeres de esta tierra por la libertad y la independencia, por su crecimiento, por su mejoramiento, por su desarrollo, y mirar hacia adelante para reflexionar lo que está en nuestras manos en el futuro”. “Hoy, en esta fiesta departamental, con carácter nacional y continental, observamos que pese al esfuerzo que han realizado los gobiernos y los habitantes chuquisaqueños del campo y de la ciudad, continúa la postergación dentro del contexto nacional”.

CSUTCB pide sanciones para los “humilladores”

El secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Isaac Ávalos, pidió ayer una sanción “ejemplarizadora” para quienes promovieron la violencia y humillaron a campesinos el 24 de mayo de 2008 en Sucre.

Ávalos calificó estas acciones como delitos de “lesa humanidad”, que no deberían prescribir. “Desde aquí, presidente Evo Morales, queremos pedir que, así como se castiga el terrorismo, se sancione también a quienes humillaron a los campesinos el año pasado”, expresó Ávalos.

El mensaje del ejecutivo de los campesinos bolivianos fue pronunciado en el acto del “Bicentenario de los pueblos”, donde se rindió el homenaje a la heroína de la independencia Juana Azurduy, en la población rural de El Villar, ubicada a 34 kilómetros de Sucre. Durante la jornada del 24 de mayo de 2008, al menos 30 campesinos fueron golpeados, tomados como rehenes y posteriormente humillados semidesnudos en plena plaza 25 de Mayo de Sucre, instigados por grupos afines por el Comité Interinstitucional.

Justificación

El portavoz presidencial, Iván Canelas, consideró ayer, según la agencia ABI, que faltó “mucha sinceridad” en la invitación de las autoridades y los cívicos de Sucre, alineados con la oposición, para rendir homenaje y celebrar de manera conjunta el Bicentenario del primer grito libertario de América.

“Nosotros estábamos plenamente de acuerdo con hacer actos de homenaje de manera conjunta, pero vemos que todavía hay personas, dirigentes, autoridades a los que les falta mucha sinceridad”, precisó en medio de la celebración que se realizó en la población de El Villar, a la que asistió el presidente Evo Morales. Canelas aclaró que “los separatistas” no son las autoridades de Gobierno.

Agenda regional

Las autoridades de Chuquisaca ayer se quejaron de que el Gobierno no atendió la agenda regional de ese departamento. Entre los proyectos postergados y que debían ejecutarse este año se encuentran:

Certificación de los 95 millones de dólares y licitación del Aeropuerto de Alcantarí, además de la reparación del Aeropuerto Juana Azurduy de Padilla.

En la demanda de caminos se solicita agilizar el financiamiento y la licitación para la ruta Diagonal Jaime Mendoza, en los tramos Zudáñez-Padilla, Padilla-Monteagudo, Monteagudo-Muyupampa-Ipati y Sucre-Ravelo. Otros proyectos están vinculados al área de hidrocarburos y a la ampliación de la red primaria de gas y la conexión del servicio al parque industrial.

Asimismo, los chuquisaqueños demandan del Gobierno la construcción del proyecto de agua potable de Sasanta, para dotar de este servicio a Sucre.

Los acontecimientos

El presidente Morales organizó un acto de celebración en El Villar, a 34 kilómetros.

La prefecta Savina Cuéllar y la Alcaldía celebraron en Sucre con los opositores.

Morales acusó a la oposición de buscar la división del país junto con Santa Cruz.

Las autoridades chuquisaqueñas criticaron la inasistencia del Jefe de Estado en Sucre.

Morales dijo que no celebra en esa ciudad porque no quiere que existan “más maltratos”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.