www.diariocritico.com

Beneficiará a 27.000 habitantes de los barrios de Alameda de Osuna y Ciudad Pegaso

La antigua’ Vía de la Gasolina’ se convertirá en una avenida ajardinada

La Junta de Gobierno celebrada este miércoles, ha aprobado la delimitación de los terrenos afectados por la transformación de la antigua “Vía de la Gasolina”, en el barrio de la Alameda de Osuna y Ciudad Pegaso, así como la relación de bienes y derechos de los propietarios afectados por la expropiación. Se trata de terrenos -68.000 metros cuadrados- que todavía no son de propiedad municipal y cuya obtención es necesaria para llevar a cabo el  proyecto de transformación.

Sobre el suelo propiedad del Ayuntamiento de Madrid, las obras -que comenzaron en enero pasado con un plazo de ejecución de 18 meses-, marchan a buen ritmo. Con ellas, ha comenzado la conversión de la vieja `Vía de la Gasolina´ en una avenida ajardinada de tres kilómetros de longitud. Con una inversión de 11,5 millones de euros, el Gobierno de Gallardón hace realidad una demanda histórica de los vecinos de los distritos de Barajas y San Blas.

La ‘Vía de la Gasolina’, una franja de terreno longitudinal de unos tres kilómetros y una anchura media de 30 metros, será, cuando terminen las obras, un gran espacio arbolado con zonas verdes, zonas de juegos infantiles y de mayores, paseos peatonales, carril bici y mejores conexiones locales. Una actuación que beneficiará a los 27.000 habitantes de los barrios de Alameda de Osuna y Ciudad Pegaso, y cuyo diseño definitivo ha contado con la participación y el acuerdo de las asociaciones vecinales.

La nueva avenida discurrirá entre las calles de Joaquín Ibarra y Riaño, flanqueada por una franja ajardinada con una anchura media de 20 metros,  calzada de cuatro metros y aceras de entre dos y tres metros, y con un carril bici que conectará con el Anillo Verde Ciclista.  Además, se eliminarán los puentes del ferrocarril, se redefinirán las conexiones transversales a la avenida y los espacios sin uso durante años se convertirán en zonas verdes.

Los vecinos ganarán 96.000 metros cuadrados de espacios de uso público, de los cuales, 46.294 serán para zonas verdes. Además, se plantarán  1.162  árboles y 25.179 arbustos.

La nueva avenida no será una vía rápida. Por este motivo, las obras incluyen medidas de templado de tráfico para reducir la velocidad de los vehículos, tal como levantado de los cruces y pasos de peatones, y utilización en los cruces de adoquín del mismo color que el solado de las aceras.Los barrios de la Alameda de Osuna y Ciudad Pegaso se comunicarán a través de un puente sobre la A-2 de uso exclusivamente peatonal y para bicicletas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios