www.diariocritico.com

Tras cinco años de obras y una inversión de 152 millones de euros

El Museo del Prado presenta la ampliación de Moneo

Las obras de ampliación del Museo del Prado ya ha finalizado. Este sábado fue presentado a los medios de comunicación el nuevo edificio diseñado por Rafael Moneo, que se encuentra junto a la Iglesia de San Jerónimo y frente a la construcción de Villanueva. Las actuaciones, que han durado cinco años, han supuesto una inversión de 152 millones de euros y un aumento del espacio del Museo en más de 22.000 metros cuadrados.
Los cuadros del Museo del Prado tendrán desde octubre un nuevo sitio donde ubicarse.  El edificio de Rafael Moneo ya es una realidad e incorpora nuevas salas para exposiciones temporales, talleres de restauración, gabinetes de dibujo y recupera el claustro de la Iglesia de San Jerónimo, un espacio que albergará las esculturas de Leoni a partir de octubre. Y es que hasta este mes no tendrá lugar la inauguración de las instalaciones. No obstante, a partir del 28 de abril se organizarán jornadas de puertas abiertas para que los ciudadanos puedan acercase al edificio.

La ministra de Cultura, Carmen Calvo, junto a Rafafel Moneo, diseñador de la obra/Foto:Diego Hernández "Hoy es día muy emocionante porque hemos culminado la principal ampliación de esta institución", señaló la ministra de Cultura, Carmen Calvo.  "El 13 de marzo recibimos las obras y hoy las ponemos en conocimiento de los medios", indicó Calvo durante una rueda de prensa en el nuevo auditorio del Museo.  A su lado se situó el propio diseñador del proyecto, Rafael Moneo, que minutos antes hizo un recorrido para enseñar el edificio a más de un centenar de profesionales de la información. Las actuaciones han supuesto una inversión de 152 millones de euros, "dinero que se necesitaba para hacer esta obra espléndida", dijo la ministra.

El presidente del Patronato, Rodrigo Uría Por su parte, el presidente del Patronato del Museo del Prado, Rodrigo Uría, explicó que el nuevo edificio "se ha hecho desde el consenso político y afecta positivamente a la construcción de Villanueva y al barrio de los Jerónimos". Uría quiso así desmontar los "sanbenitos" que le han adjudicado a la obra de Moneo y señaló además que se ha respetado totalmente el claustro de la Iglesia de San Jerónimo "desmontado piedra a piedra y colocándolas en la parte superior del edificio para coronar la obra del Prado". Uría afirmó que la ampliación se completará con el Casón a finales de año, espacio que va a constituir un gran centro intelectual". Y todo ello -dijo- "se ha hecho con el Museo abierto al público".

El edificio constituye una obra elegante y en armonía con la construcción de Villanueva. La Puerta de los Jerónimos da entrada al visitante a un gran vestíbulo de más de 2.000 metros cuadrados que concentrará los principales servicios de atención al visitante. En este espacio se encontrará también la tienda y la cafetería del Museo. Desde esta zona, cuyo techo está formado por franjas de madera, se divisa la sala basilical de Villanueva (frente a la Puerta de Velázquez). En el vestíbulo se ubica también el Auditorio, con capacidad para 438 personas.

Salas de exposiciones temporales
La actividad expositiva se desarrollará en tres salas que tienen una superficie total de 1.386 metros cuadrados. Los nuevos espacios cuentan con suelos de madera de roble acabado en aceite vegetal. Uno de ellos destaca por sus cuatro columnas revestidas de pintura dorada especialmente realizada para la zona. Pero sin duda el que sobresale por encima de los demás,  dispone de un espacio abierto cuadricular, "una linterna acristalada" que llega hasta el claustro y que permitirá el paso de la luz. En estas salas se colocarán las exposiciones temporales del Museo que permitirán presentar obras de gran formato.

Además de las salas, cabe destacar el claustro, de 524 metros cuadrados. Las obras han permitido recuperar este monumento que albergará exhibiciones escultóricas.  En la parte superior del edificio se encuentran los talleres de restauración de 832 metros cuadrados, un espacio privado situado por encima del claustro que cuenta con grandes ventanales para ofrecer al experto "iluminación natural espléndida y una vista hermosa del edificio de Villanueva", señaló Grabielle Finaldi, Subdirector de Restauración.  Un piso más abajo se encuentra el Gabinete técnico donde se hacen los estudios radiográficos de los cuadros y un poco más abajo aún está el Gabinete de dibujos.

El Museo contará también con nuevos depósitos para el almacenamiento de las colecciones. Además, el Museo dispondrá por primera vez de un muelle de carga independiente y acondicionado para la entrada y salida de obras de arte, así como un montacuadros de casi cinco metros de ancho con capacidad para 9.000 kilogramos de peso que facilitará el traslado de las obras de arte. Todos estos espacios suman en conjunto una superficie de 1.111 metros cuadrados.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios