www.diariocritico.com

Montilla abre la legislatura catalana

   Con el discurso de investidura del nuevo "molt honorable Montilla", y con otras abundantes incertidumbres de muy diversa naturaleza, se ha abierto la nueva legislatura del parlamento catalán. Montilla ha abundando en unos propósitos de avanzar sustancialmente en metas sociales propias de un gobierno de izquierdas, reduciendo, en cambio, el debate "identitario" que posiblemente hubieran preferido sus  socios republicanos y hasta los convergentes de Mas y Durán. Por cierto, que un destacado convergente, Felip Puig, todavía se lamenta de que ERC haya dejado escapar la oportunidad de formar un govern nacionalmente ambicioso y plenamente libre. Se refiere al que hubieran constituido CiU y ERC.

   Pero no ha lugar. Ahora se trata de comprobar qué clase de oposición hace CiU y no sólo en Barcelona, sino también en Madrid. O sobre todo en Madrid, dada la insistencia de Zapatero en querer contar con los convergentes en la política nacional. Ese equilibrio o desequilibrio de los convergentes puede dar mucho juego en las dos capitales de la nación... Pero hay más incertidumbres en juego. El comportamiento y la actitud de los republicanos de Carod es otra cuestión a resolver, después de los muchas veces comentados errores del tripartito anterior. ¿Habrán sacado todas las conclusiones de aquella experiencia frustrante? Es lo que está por ver...

   Y luego, la incertidumbre de Ciutadans, la gran novedad del novísimo grupo que accede al parlamento autónomo con tres diputados, contra muchos pronósticos, y en medio de la expectación que despierta su líder Albert Rivera, y sus propósitos de actuación.  La revelación hecha estos días de que todavía hasta hace unos pocos meses era militante del PP catalán, e incluso había sido designado apoderado del partido de Piqué para las elecciones en las que fue líder de la formación contraria..., probablemente no ayuda mucho al personaje ni a su formación, todavía de muy dudosa ubicación en el panorama político global. ¿Qué hará Rivera en el Parlament, por quién se decantará, qué iniciativas aportará o a cuáles se sumará?

   No hay duda de que, por todas esas incertidumbres y curiosidades -el andaluz que ha llegado a la presidencia de Cataluña, el tripartito que ha querido darse una segundo oportunidad y quiere corregir una anterior actuación lamentable, los convergentes vencedores y convertidos en opositores con quienes quiere contar y colaborar Zapatero en Madrid, y el estupor creciente que producen los "Ciutadans"-, todas son circunstancias que mueven a prestar particular atención a los debates y acuerdos que se alcancen en la sede del parlamento autonómico catalán en la nueva legislatura.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios