www.diariocritico.com

La 'españofobia' y los toros en Barcelona

Que en Barcelona existe una crisis taurina considerable nadie lo ignora. El problema es ponerse de acuerdo en el origen de esta situación. Lo que parecía un camino de no retorno en la celebración de corridas en la capital de Cataluña, por mor de un torero revelación, José Tomás, ha suscitado las esperanzas de los aficionados y también controversia política.

El concejal del PP de Barcelona, Alberto Villagrasa, echó en cara a Esquerra Republicana que su “españofobia” no ha podido acabar con “la gran afición” taurina de Barcelona. Para demostrarlo puso el ejemplo de las colas que bajo la lluvia se han producido para ver al torero en la plaza Monumental.

En los círculos taurinos barceloneses, que incluyen en su nómina incluso a conocidos nacionalistas catalanes, esperan que el éxito de Tomás anime a los empresarios taurinos y eviten que la próxima temporada la ciudad Condal quede sin toros.

La crítica se produce después de que el tercer teniente de alcalde, el republicano Jordi Portabella, votase en el último Pleno el traslado de los puestos callejeros de los Encants, en la plaza de les Glories, a la plaza de toros, lo que en la práctica supondría el cierre.

Las declaraciones se producen en una inauguración que el alcalde, Jordi Hereu, hizo del Mercado de la Barceloneta, donde recibió abucheos de vecinos contrarios a la gestión municipal en ese barrio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios