www.diariocritico.com

Descalzaperros

Tendría que preguntar a mi amigo Pancracio Celdrán de dónde sale la palabra que da titulo a esta columna, pero me gusta y la RAE la define como "contienda, revuelta, barullo". Mucho que ver, pues, con la situación española según la cuentan unos u otros: el PSOE dice que el PP lo que desea es volver a la contienda y el PP reivindicaba en la calle una "revuelta cívica". Pero sin duda, para el ciudadano medio que no hila tan fino pero más realista, la tercera acepción es la más significativa y con la que yo quería hilvanar este leve comentario.

Barullo, mucho mucho barullo que nunca será contienda (salvo la electoral) ni revuelta (salvo la kale borroka nuestra de cada fin de semana). Barullo a manos llenas para un ciudadano que no termina de entender nada, ni la obsesión de "El Mundo" por los explosivos del 11-M ni las dos páginas que "El País" dedicaba creo que el domingo a desbaratar los intentos de una presunta conspiración. Aquí lo que la gente quiere saber es quién nos puso de luto aquella mañana aciaga, quien y por qué; y el personal se escama con tanto confidente, tanto olvido, tanta dinamita suelta, tanto informe y tanto typex. Claro que comprendo que todo debe tener mucha importancia y nada se puede explicar sin explicar lo anterior, pero a estas alturas de juicio las únicas impresiones que uno saca son: que la instrucción ha sido bastante chapuza, que la fiscalía como que no se entera (que seguramente sí se entera pero da una impresión penosa) y que llegaremos al visto para sentencia con muchos más agujeros negros que certidumbres. Un barullo. Ojalá me equivoque, pero aquí lo dejo escrito.

¿Y lo del famoso "proceso"? No sé los meses que llevamos hablando del tema, imaginando, acusando, defendiendo, traduciendo, silenciando y todos los gerundios que ustedes quieran para que llegue ahora ETA y diga lo que decía hace treinta años. Oír a estas alturas a un etarra lo de que "No reconozco este tribunal español y fascista" es para echarse a llorar porque reír está prohibido tras el largo historial de sangre y duelo. Así que a 2007, la Audiencia Nacional es fascista. ETA no, claro, ETA es un ejemplo de democracia con tito en la nuca, eso sí, pero todo un ejemplo. ¿Y cuando en "Gara" afirman los encapuchados que deben terminar las "agresiones" a Euskadi? Lo de ETA sí que es una "contienda" contra el tiempo y la lógica y la realidad que sólo ellos no ven. Pero lo del "proceso" habrá que reconocer ya de una vez que ha sido un barullo muy mal llevado y no sé yo si ya concluido definitivamente.

Y para terminar con algo más pacífico y democrático, el aniversario de la legalización del PCE, aquel Sábado Santo tan lejano en el que muchos temieron una nueva contienda y al final todo quedó en un pic-nic pasado por agua y mucha viserilla. La fiesta -con la distancia de los años- fue lo más parecido a la muy franquista Feria del Campo, dicho sea sin ofender y desde la ternura. ¿Pero dónde está ahora el PCE? La mitad de aquellos oradores del pic-nic, andan o fuera de la política o en la casa común del PSOE; la otra mitad diluidos en una Izquierda Unida que nunca fue lo que se pretendió que fuera y que aún está buscando su sitio y su razón. Que un partido ande siempre a la espera de que ni el PP ni el PSOE tengan mayoría absoluta para pillar poder, es un partido, por lo menos, triste. O, dicho de otra forma: más que un partido es eso, un barullo

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios