www.diariocritico.com

La provincia sigue en alerta naranja

Las lluvias cortan ocho carreteras y causan destrozos en Almería

Las lluvias cortan ocho carreteras y causan destrozos en Almería

Almería sufrió numerosos daños por las lluvias en algunos municipios de la provincia, incluidos el corte de ocho carreteras. El barrio de la capital conocido como Cabo de Gata fue la zona más afectada por la saturación de imbornales y la salida de las ramblas: calles inundadas, anegaciones en los sótanos y vecinos achicando el agua que empantanaban sus casas fueron algunas de las estampas que se pudieron ver durante toda la mañana en el barrio. La provincia sigue hoy en alerta naranja por riesgo de precipitaciones.

Las lluvias registradas durante la mañana de ayer provocaron más de 60 incidencias. Hasta ocho carreteras secundarias de la provincia estuvieron cortadas por el temporal durante parte de la jornada. Gran parte de las anegaciones se produjeron a partir de las 08.00 y duraron con intensidad durante cuatro horas. En la capital, zonas como la carretera Sierra Alhamilla o la avenida Cabo de Gata sufrieron pequeñas inundaciones en la calzada. Lo más grave sucedió en el barrio de Cabo de Gata, donde se produjeron numerosos de daños.

La incesante lluvia caída durante la noche del sábado y todo el día de ayer en la comarca del Levante almeriense ha ocasionado pequeños desprendimientos y anegado varios garajes. La peor parte la ha sufrido el hotel México ubicado en la playa de Vera. El agua ha alcanzado los dos metros de altura en parking y la planta baja, provocando que al menos once vehículos de clientes alojados en el hotel hayan quedado sumergidos, e inundada una zona de mil quinientos metros cuadrados aproximadamente que incluye cocina, restaurante para quinientas personas y salones.

Otra de las zonas afectadas fue la comarca de Níjar, donde llovió toda la noche de anteayer y la zona de la costa fue la más afectada. Lodos en las carreteras e inundaciones de garajes fueron los problemas más comunes. Aguamarga fue uno de los pueblos más perjudicados, con destrozos en chiringuitos y calles.

En la comarca del Nacimiento disfrutaron de la lluvia. "Este agua es muy buena para el campo", dijo el edil de Fiñana, Alfredo Valdivia.

Sin embargo, en la comarca del Poniente, los daños fueron mínimos. Los Bomberos del municipio de El Ejido sólo tuvieron un desplazamiento a Roquetas de Mar, puesto que una mujer tenía el desagüe de su patio atorado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios