www.diariocritico.com
Los resultados de una Cumbre de ausencias

Los resultados de una Cumbre de ausencias

Pese a que este año la XIX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y Gobierno buscaba debatir importantes temas; como la posición de las naciones latinoamericanas en la Cumbre de Copenhague sobre el cambio climático, las relaciones diplomáticas entre los países que han entrado en algún tipo de conflicto (como Colombia con Venezuela o Perú con Chile) e incluso la incidencia de la tecnología en el desarrollo y crecimiento de la región; el encuentro ha brillado por la ausencia de varios mandatarios.

Así, la cita de los líderes iberoamericanos no cuenta con la presencia, por diferentes motivos, del Jefe de Estado de Venezuela, Hugo Chávez; el de Bolivia, Evo Morales; Paraguay, Fernando Lugo; Uruguay, Tabaré Vázquez; Cuba, Raúl Castro; Guatemala, Álvaro Colom; y Nicaragua, Daniel Ortega.

Sin embargo, y muy a pesar de los Jefes de Estado que faltaron, los presentes no han dejado de debatir sobre los temas importantes para la región; entre ellos, la redacción de un documento en el que los asistentes a la Cumbre puedan plasmar algún tipo de consenso con relación al reconocimiento o no de las elecciones en Honduras, en las que ganó el conservador Porfirio Lobo, quien obtuvo cerca de un 55,9 por ciento de los votos, frente al 30,09 por ciento logrado por Elvin Santos del Partido Liberal.

Con respecto a este tema ha sido el presidente Álvaro Uribe, uno de los pocos junto a Ricardo Martinelli (Jefe de Estado de Panamá), quien ha reconocido la legalidad de los comicios hondureños, al calificar de "inobjetable" el proceso electoral celebrado en el país centroamericano.

El mandatario colombiano también aseguró que en Honduras "se ha dado un proceso democrático", con "alta participación" y "sin fraude”, y añadió que confía en que el nuevo Gobierno hará "todos los esfuerzos para superar definitivamente la situación difícil que se ha presentado en el país, para consolidar plenamente las instituciones democráticas y para obtener un acuerdo de mínima unidad nacional".

Así mismo, el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, intenta convencer a los Jefes de Estado y de Gobierno partícipes en la Cumbre, de la conveniencia de "reconocer al nuevo gobierno" de Honduras.

Arias consideró que con la celebración de las elecciones "amanecimos con una nueva realidad" y que la alta participación en los comicios "demuestra que el pueblo hondureño acudió a las urnas porque quiere ver si puede pasar página del golpe de Estado".

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores luso, Luis Amado, reconoció que existen "dificultades" para alcanzar coincidencias, pues la situación política de Honduras divide a los gobiernos, como se verá: Colombia y Panamá han brindado su pleno reconocimiento, mientras que Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Ecuador, Nicaragua, Uruguay y Venezuela están en contra de legitimar los comicios.

España, que condenó el golpe y exigió la restitución del depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya, aboga por un "gran acuerdo nacional" en el país centroamericano como único camino para lograr una "paz democrática" en ese país, según dijo en su intervención ante el resto de gobernantes iberoamericanos, el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero.

La canciller de Honduras, Patricia Rodas, respaldó la propuesta que se debate en la Cumbre Iberoamericana de crear una nueva plataforma de "diálogo político" para recuperar el orden constitucional en su país.

Y aunque Rodas consideró que el proceso electoral en su país es "inaceptable", señaló que "los actores políticos son reales y deben ser parte de cualquier propuesta", en alusión a Lobo, ganador de las elecciones.


Colombia con doble representación

Además del presidente Uribe, en la Cumbre también participó la cantante Shakira, quien junto a los jefes de Estado de cinco países latinoamericanos expresaron un compromiso para defender el desarrollo de la infancia y darle mayor protagonismo en las Cumbres Iberoamericanas.

Junto a la artista comparecieron los presidentes de Colombia, Álvaro Uribe; Chile, Michelle Bachelet; Argentina, Cristina Fernández; México, Felipe Calderón; y Panamá, Ricardo Martinelli.

Shakira, habló sobre el desarrollo infantil temprano ante la próxima edición de la conferencia de jefes de Estado, que se celebra el año que viene en Argentina. En declaraciones posteriores, la cantante aseguró que con su presencia quería resaltar la importancia de que las naciones latinoamericanas tomen medidas para apoyar el desarrollo infantil desde las edades más tempranas.

"Hay que comenzar por nuestros líderes porque dependemos de ellos, de los presupuestos y de que incluyan este tema en sus agendas, porque más de 35 millones de niños no reciben ningún tipo de educación temprana o protección del Estado", agregó y luego subrayó, "durante años se ha dado la espalda a la primera infancia, por eso es muy importante que el año que viene en Argentina se debata específicamente sobre ello".

En el acto se firmó un acuerdo de cooperación entre la Secretaría General Iberoamericana, SEGIB, la Organización de Estados Iberoamericanos, OEI,y la Fundación ALAS, que impulsará acciones para el desarrollo de la primera infancia dentro del programa "Metas educativas 2021", que busca una cobertura universal de la educación para ese año.

Shakira consideró que es posible romper el círculo de la pobreza que acecha a América Latina si los Estados "protegen e invierten en el desarrollo, estímulo y educación de los niños", sólo así, sostuvo, "se convertirán en adultos con la posibilidad de conseguir un trabajo decente y ser productivos para la sociedad".

Por su parte, el presidente Uribe afirmó que los colombianos están "muy orgullosos de la labor que realiza Shakira" pero reconoció que "aunque hemos avanzado mucho en materia de educación, aún nos queda un largo camino por recorrer para garantizar la plena cobertura social, educativa y sanitaria de todos nuestros niños".


Colombia y el agua

La secretaria de Estado española de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, agradeció a Colombia, El Salvador y Nicaragua su contribución a la eficacia del Fondo del Agua, que ha puesto en marcha 46 proyectos de abastecimiento en beneficio de 14 millones de personas.

Los representantes de los tres países han participado junto a Rodríguez y el Secretario General Iberoamericano, Enrique iglesias, en la presentación de los resultados del Fondo del Agua, una iniciativa impulsada por España hace dos años, en la cumbre de Santiago de Chile.

En su intervención, Soraya Rodríguez reafirmó el compromiso de España con América Latina y subrayó que, pese a la crisis, seguirá siendo el primer donante de la región, al tiempo que agradeció la seriedad de los proyectos presentados para el nuevo Fondo del Agua por los gobiernos nacionales y locales iberoamericanos con que ha trabajado el Ejecutivo español.

Según los datos facilitados por la secretaria de Estado, los proyectos presentados cuentan con un presupuesto de unos 1780 millones de euros, de los que España aporta 842 millones y 938 son recursos procedentes de los países beneficiarios.

Tras recordar que el 48 por ciento de los hogares rurales en América Latina aún carecen de acceso al agua corriente, Rodríguez confió en poder presentar datos sobre el grado de ejecución de los proyectos desarrollados con cargo a este fondo el próximo año, en la cumbre de Buenos Aires.


Tecnología y desarrollo

El lema de la XIX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno era "Innovación y Conocimiento" y aunque fueron otros temas los que se llevaron el protagonismo, el encuentro también alcanzó para debatir la importancia de la tecnología y el conocimiento considerados los dos grandes retos para Latinoamérica.

En su discurso inaugural, el primer ministro portugués, José Sócrates, abogó por impulsar la incorporación de los adelantos tecnológicos y fomentar las políticas de conocimiento para facilitar, entre otras cosas, un crecimiento más sostenible en la región.

En su análisis de la situación actual tras la crisis financiera, el jefe del Ejecutivo portugués afirmó que "hay, felizmente, señales de que lo peor ya pasó" y el proceso de recuperación económica, "aunque lento ya ha comenzado".

Sócrates también pidió actuar de "forma concertada" de cara a la cumbre de Copenhague sobre el cambio climático, en la que afirmó que "tenemos que ser capaces de alcanzar un acuerdo justo, porque de ese acuerdo depende nuestro futuro".

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, que participa por primera vez en una Cumbre Iberoamericana, afirmó que "ganar la batalla del acceso al conocimiento es el primer paso para conseguir una sociedad con desarrollo sostenible y justicia social".

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, y el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, también apoyaron a Funes al asegurar que "es necesario otorgar prioridad al desarrollo de nuestro capital humano y de nuestra competitividad". Así mismo, defendieron la puesta en marcha, en el marco de la Cumbre, de un programa de cooperación sobre investigación e innovación tecnológica.

De otro lado, Sócrates fue quien tocó el tema del cambio climático y centró buena parte de la intervención del presidente de México, Felipe Calderón, quien propuso la creación de un "Fondo Verde" para dar incentivos económicos a los países que reduzcan sus emisiones de carbono.

"Eso hará que en los países desarrollados y en desarrollo, se impulse la innovación y la tecnología que permita reducciones cada vez más eficientes de carbono de los más diversos orígenes", sostuvo Calderón.

A pocos días de la cumbre sobre cambio climático de Copenhague, el Jefe de Estado mexicano explicó que ese "Fondo Verde" plantearía para cada país una cuota relacionada con el tamaño de su economía y parámetros como el ingreso per cápita o el nivel de contaminación por persona.

Uno de los invitados especiales de la conferencia, la secretaria general de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL, Alicia Bárcena, hizo una propuesta específica para que el acceso a internet de banda ancha se considere un "activo del Estado y se convierta en bien público global, no gratuito".


El llamado al diálogo

En la Cumbre también hubo espacio para calmar los ánimos, pues el Secretario General Iberoamericano, Enrique Iglesias, confortó en su intervención a los mandatarios de esta comunidad a que "dejen atrás desencuentros políticos del presente".

"Para que Iberoamérica pueda navegar con confianza y determinación en esa gran aventura del progreso económico y social, será necesario dejar atrás desencuentros políticos del presente que no podrán resistirse a la capacidad tradicional de diálogo y negociación entre sus líderes y pueblos", señaló.





¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios