www.diariocritico.com

La prensa se ceba en críticas

La verdad sobre las veguerías catalanas: no sustituirán a las provincias

La verdad sobre las veguerías catalanas: no sustituirán a las provincias

Varios titulares de la prensa de este miércoles se lanzan a condenar en sus portadas la aprobación de la futura creación de 7 veguerías para dividir territorialmente a Cataluña, según marca el Estatut. Y es que aseguran, literalmente, que "sustituirán" y que se "eliminarán" las provincias, cuando no ocurrirá en ningún caso porque son competencia del Estado.

El proyecto de ley que divide Cataluña en 7 veguerías aprobado por el Govern este martes convivirá con las provincias, que se mantendrán como división territorial del Estado y circunscripción en las elecciones generales. Algo que explicó en rueda de prensa el presidente de la Generalitat, José Montilla, pero que parece que no ha interesado a algunos medios de comunicación, que únicamente destacan la primera parte de la noticia.

Las 7 veguerías son Alt Pirineu i Aran -que incorpora Val d'Aran, pese al rechazo de esta comarca a formar parte de cualquier división territorial que no sea ella misma-, Barcelona, Catalunya Central -cuya capital está por concretar-, Girona, Lleida, Terres de l'Ebre -con capital en Tortosa- y Camp de Tarragona, cuya capital será Tarragona dejando atrás a las aspiraciones del Ayuntamiento de Reus.

Montilla también recordó que las veguerías serán el ámbito de organización territorial del Govern, y también que las cuatro diputaciones provinciales serán sustituidas por los 'consells de vegueria', que se consagrarán como ámbitos de cooperación entre municipios.

Un poco de Historia: el origen de las veguerías

Las veguerías es el nombre de una organización territorial que existió en Cataluña durante la Edad Media y la Moderna, desde el siglo XII hasta el XVIII. Fue entonces cuando fueron sustituidas por corregimientos en el Decreto de Nueva Planta, aprobado por Felipe V tras la Guerra de Sucesión Española, en 1716.

Cataluña ha contado a lo largo de sus más de mil años de historia con diferentes organizaciones territoriales. Primero fueron los condados catalanes que se constituyeron tras la conquista carolingia, a finales del siglo IX: Pallars, Ribagorça, Urgell, Cerdanya, Barcelona, Girona, Osona, Empúries, Rosselló, Berga y Vallespir.

En el siglo XII, se crearon las veguerías, que fueron variando a lo largo de la historia: Bages, Barcelona, Berga, Besalú, Camarasa, Camprodon, Cervera, Girona, Lleida, Montblanc, Osona, Pallars, Ribagorça, Ripoll, Tarragona, Tàrrega, Tortosa y Vilafranca del Penedès. Además, existían subveguerías, como la del Vallès. Al frente de cada una de estas divisiones había un veguer.

En 1716, con el Decreto de Nueva Planta, el mapa se reordenó con 12 corregimientos: Tortosa, Tarragona, Lleida, Talarn, Puigcerdà, Manresa, Vic, Girona, Mataró, Vilafranca del Penedès y Barcelona. La Val d'Aran era considerada un distrito especial.

Esta división duró menos de un siglo. Con la invasión napoleónica, enre 1808 y 1814, la administración afrancesada dividió Catalunya en cuatro departamentos: Ter, con capital en Girona; Montserrat, con capital en Barcelona; Segre y Les Boques de l'Ebre, con capital en Lleida. Aran fue incorporada a un departamento al otro lado de la frontera francesa.

En 1833 se llevó a cabo la división provincial en España, y luego en partidos judiciales, que el catalanismo siempre ha considerado una imposición de Madrid, porque reclamó una organización territorial propia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios