www.diariocritico.com

Dice que busca "descalificar"

Venezuela rechaza informe de la JIFE

Venezuela rechaza informe de la JIFE

El jefe antidrogas venezolano, Néstor Reverol, rechazó un informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes que señaló al país como el principal punto de partida de la cocaína que llega a Europa.

"Venezuela no es un país productor de cocaína", aseguró Reverol a los periodistas, al tiempo que enfatizó que en este país no existen "cultivos ilícitos" de estupefacientes.

Informes como el de la JIFE "buscan descalificar la lucha antidroga que se está efectuando en Venezuela", añadió el jefe de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA).

El documento de la JIFE, divulgado el pasado 24 de febrero, asegura que Venezuela es "el punto de partida de la mayor parte de la cocaína que entra, por contrabando, en Europa Occidental".

La JIFE es un órgano independiente del sistema de la ONU que vigila el cumplimiento de los convenios internacionales sobre drogas.

Reverol resaltó la efectividad de la política antinarcóticos de su país y criticó que el informe de la JIFE "no destaca que Estados Unidos continúa siendo el mercado de drogas ilícitas más grande del mundo y uno de los destinos principales de las remesas de drogas ilícitas".

EE.UU. volvió a criticar a Venezuela por la supuesta falta de cooperación en la lucha antinarcóticos, al considerar que sus esfuerzos son insuficientes e incluso nulos en algunos frentes para frenar el narcotráfico en su territorio.

En su informe anual sobre el combate a las drogas, el Departamento de Estado destacó que Caracas "no coopera de manera constante con Estados Unidos y otros países para reducir el tráfico de cocaína que pasa por su territorio".

El Gobierno venezolano suspendió en julio de 2005 el convenio de cooperación con la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA), tras denunciar que sus agentes actuaban como un cartel del narcotráfico, prohibían el ingreso de venezolanos a sus instalaciones y efectuaban espionaje político, "incluyendo grabaciones telefónicas ilegales".

Venezuela, que comparte 2.219 kilómetros de frontera terrestre con Colombia, se incautó en 2009 un total de 60.164 kilos de diferentes drogas, unas siete toneladas más que en el año anterior, informó en diciembre pasado la ONA.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios