www.diariocritico.com

EE.UU., este 1 de mayo

Marchas, presión a Bush, para la reforma migratoria

Marchas, presión a Bush, para la reforma migratoria

Si el año pasado millones de personas en más de cien ciudades de EU salió a las calles para derrotar el proyecto de ley HR4437 de James Sensenbrenner, el cual criminalizaba a los indocumentados, ahora se espera que salgan para presionar por una reforma migratoria justa.
"Ahorita de lo que se está hablando en el Capitolio entre el presidente [George W.] Bush y los republicanos es del puro programa bracero, del no a la legalización y hasta de prohibir la reunión familiar", explicó Angélica Salas, directora de CHIRLA, una de las organizaciones que busca impulsar la reforma migratoria y quien acaba de llegar de Washington.

La visita de Salas a la capital del país tuvo como fin asistir a la reunión del Consejo Estratégico en el que participan cientos de organizaciones, iglesias y sindicatos a nivel nacional para definir el movimiento a seguir para defender a los inmigrantes.

"El presidente piensa que no hay más respaldo para una reforma y lo que ofrece son migajas que no resuelven la situación de la mayoría de las personas", expresó. "Lo que propone es una reforma que desconoce a mucha gente y no daría papeles, o la gente tendrían que esperar hasta 15 años para legalizarse".

Chicago: organizados para parar deportaciones

Organizadores del Movimiento 10 de Marzo y el Centro Sin Fronteras afinaban ayer los detalles de la marcha de hoy el primero de mayo, en busca de un alto a las deportaciones y redadas y en favor de una reforma migratoria integral.

La marcha tendrá dos puntos de partida, uno en el norte y otro en el sur de la ciudad y contará con la presencia del Alcalde Richard M. Daley y representantes del Congresista Luis Gutiérrez y el Gobernador Rod Blagojevich, asimismo el apoyo de sindicatos, lideres religiosos, organizaciones comunitarias, empresarios y estudiantes.

En el norte, la marcha arrancará desde la Iglesia Metodista San Adalberto en Humboldt Park y en el sur, desde la Secundaria Benito Juárez en barrio mexicano de Pilsen.

Además, se informó que habrá caravanas de los suburbios de Aurora, Waukegan, Blue Island y Palatine.

Los manifestantes se unirán en el Parque Unión a la 1:30 p.m. y de ahí se movilizarán hacia el Centro Daley a las 3 p.m.

Jorge Mújica, uno de los organizadores principales de la marcha, dijo que espera unas 60,000 a 85,000 personas, considerablemente menos que la manifestación del año pasado, la cual contó con medio millón de personas.

Otros organizadores aseguraron que la reciente redada en el barrio de La Villita contra supuestos fabricantes de documentos falsos ha renovado el interés por la marcha y que esta será aún más grande que la de el año pasado.

Le piden a los manifestantes que vistan de blanco y lleven banderas de los Estados Unidos y pancartas con mensajes personales, no provocativos. STNG.

La historia del papá de la manager de Hillary

En momentos en que el país pondera una posible reforma migratoria para millones de inmigrantes sin documentos, una de las más fuertes candidatas demócratas a la presidencia tiene a su lado a alguien que conoce bien el problema, porque lo vivió en su familia.

"Mi papá inmigró ilegalmente hace 55 años y dos años después mandó a traer a mi mamá y cuatro hermanos. Ellos también se colaron por la frontera", cuenta, sin pelos en la lengua, Patty Solís Doyle, la primera latina en manejar una campaña presidencial. En este caso, la de la senadora Hillary Rodham Clinton.

Solís tiene 42 años, y para cuando ella y su hermano segundo nacieron en Chicago, ya sus padres inmigrantes de Monterrey, México, se habían convertido en ciudadanos. "Es la típica historia", afirma Solís. "Hay millones de historias como la nuestra". Aunque eso sí, reconoce que en aquel entonces, no había que esperar tantos años para obtener documentos. "Era más fácil entonces", apunta.

La mujer —la persona— más poderosa en la campaña de Hillary Rodham Clinton después de Hillary, habló abiertamente de su historia familiar a pesar de que, en el pasado, ha sido una figura poco conocida, aunque poderosa, del círculo íntimo de los Clinton, particularmente de la senadora y ex primera dama.

Una búsqueda de su nombre en internet encuentra muchas referencias a su nombre, pero pocas entrevistas, y menos detalles personales de su vida. Pero su interés en exponer por primera vez su historia familiar y personal refleja, también, otra realidad política.

"Sabemos que los latinos pueden ganarnos esta elección", dijo Solís durante la conversación, en un hotel de Santa Mónica. Y aunque esto siempre se dice en las campañas, el gesto se vuelve obvio porque se acumulan las señales: hace unos días, la campaña de Clinton anunció que el ex líder del Consejo Nacional de La Raza (NCLR) Raúl Yzaguirre sería copresidente de la campaña, y esta semana se dio a conocer con bombos y platillos que el presidente de la Asamblea de California, Fabián Núñez, haría campaña por Hillary.

Otros candidatos también hacen sus pinitos y se acercan a ofrecer entrevistas. La elección interna en la que ya están enfrascados los partidos podría ser cerrada, y cada voto cuenta. También en la general.

En todo caso, la historia de Solís Doyle sigue fluyendo, con detalles. Su padre cruzó dos veces y fue deportado. A la tercera logró quedarse y se dirigió a Chicago…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios