www.diariocritico.com

Banda de rumanos

Se dedicaban al robo en Centros Comerciales

Se dedicaban al robo en Centros Comerciales

La Guardia Civil, en la denominada operación “Helsing” desarrollada en Granada, Málaga y Sevilla, ha detenido a 13 personas de nacionalidad rumana como presuntos autores de numerosos robos por el procedimiento del butrón, en naves industriales, viviendas sin habitar y centros comerciales de Andalucía y Murcia.

En la operación se han practicado cinco registros domiciliarios e intervenido gran cantidad de objetos (relojes, cámaras de video y fotografías, televisores de plasma, etc.) procedentes de robo.

Las investigaciones comenzaron el pasado mes de marzo, a raíz de los robos cometidos en unos conocidos supermercados, donde los autores accedían a su interior burlando los sistemas de seguridad y se apropiaban de todos los objetos de valor que eran capaces de transportar hasta sus vehículos estacionados en las inmediaciones.

Tras las primeras gestiones, se descubrió que se trataba de una banda organizada asentada en Granada, desde donde se trasladaban a otras provincias de Andalucía y Murcia para cometer los robos.
 

Los detenidos, según un comunicado remitido a diariocrítico por la Guardia Civil, realizaban un reconocimiento previo de las inmediaciones del lugar elegido para llevar a cabo el robo (vías de acceso y fuga, posible vigilancia policial, sistemas de alarma, etcétera).

Una vez planificado, utilizaban dos vehículos, uno de ellos como “lanzadera” (vehículo que circula delante para advertir de posible presencia policial), para desplazarse de nuevo al lugar para cometer el robo.

A continuación neutralizaban las alarmas, accedían al lugar utilizando el procedimiento del butrón o forzando las salidas de emergencia, provistos de picos, radiales, mazas y otros utensilios, y violentando los escaparates se apropiaban de todos los objetos de valor  (joyería, relojería, cámaras de video y fotografía, etc.) que tienen facilidad para su salida al mercado ilícito.

Después de cometerse el robo, el botín era trasladado a un piso de seguridad del que la banda disponía en Granada, para su venta a los receptadores o para prepararlos y enviarlos en paquetes a Rumania a través de personas relacionadas con la banda.

La Guardia Civil considera novedosos los niveles de disciplina y sumisión de los integrantes de la banda con el jefe de la misma, ya que ejercía un exhaustivo control de cada uno de los miembros durante todo el día.

Asimismo, en los preparativos y en el momento que se producía el robo, el jefe, sin desplazarse al lugar, impartía todo tipo de instrucciones y órdenes a cada uno de los integrantes de la red a través de teléfono móvil desde su domicilio.

Material intervenido

En el transcurso de esta operación, que ha sido dirigida por el Equipo Contra el Crimen Organizado (E.C.O.) de la Guardia Civil de Málaga, se han intervenido joyas, relojes, abrigos de piel, cámaras de vídeo, telefonía móvil y televisores de plasma, entre otros, por un valor superior a los 200.000 euros, así  como herramientas utilizadas para la comisión de los robos y numerosa documentación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios