www.diariocritico.com
Un teniente coronel de la Guardia Civil niega 'relajación' contra el tráfico de explosivos

Un teniente coronel de la Guardia Civil niega 'relajación' contra el tráfico de explosivos

El jefe de la Comandancia de Oviedo y jefe interino de la Comandancia de la Guardia Civil en Asturias en 2004, el teniente coronel Fernando Aldea, indicó que "nunca" hubo un freno a la investigación sobre el tráfico de explosivos llevado a cabo por los acusados José Emilio Suarez Trashorras y Antonio Toro y que lo "único" que ocurrió es que no se constituyó un grupo mixto de investigación con personal de las Comandancias de Gijón y Oviedo porque el Jefe de la Zona de Asturias, el coronel Laguna "no lo consideró así".

   Explicó que se inició la investigación partiendo del tráfico de explosivos y después se continuó con la parte relativa a las drogas. El testigo, superior del capitán Pedro Marful, explicó que nuevo la existencia de confidencias relativas a que los acusados disponían de una cantidad de dinamita de entre 100 y 200 kilos. Estas partiendo en un inicio del imputado en la Operación Pipol Francisco Javier Fernández, "Nayo", y quedaron complementadas con notas de la Unidad Central de Operaciones (UCO) relativas a las informaciones ofrecidas por Rafa Zouhier.

  Aldea hizo referencia al informe elaborado por el jefe de Operaciones de la Guardia Civil de Oviedo Francisco Javier Jambrina sobre el desarrollo de las investigaciones en el que según indicó él mismo ante el tribunal vertió críticas sobre la forma en que se llevaron a cabo. Indicó que pidió este informe porque, transcurrido el tiempo, quería "saber" y tener su propia opinión.

  Así especificó que no varió el contenido del informe aunque reconoció que realizó modificaciones en la redacción.

El testigo añadió respecto a la investigación sobre los explosivos que la UCO le remitió una nota con fecha de 27 de febrero en la que señalaban como objetivos a Toro y Trashorras. Indicó que su comandancia contrasta los datos ofrecidos pero no transmite los datos a ninguna otra unidad.

  Agregó que tiene el convencimiento de que los explosivos de los que disponían Toro y Suárez Trashorras no estaban "ni en Avilés ni en las proximidades" sino "en otra parte".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios