www.diariocritico.com

Siguen produciendo a máxima capacidad

Polar califica como arbitrarias acciones del Gobierno

Polar califica como arbitrarias acciones del Gobierno

Por medio de un comunicado, Alimentos Polar rechazó los señalamientos realizados por el presidente Hugo Chávez el pasado domingo, quien acusó a la empresa de presunto acaparamiento. Consideran que las recientes medidas tomadas por el Ejecutivo perjudican al consumidor venezolano, “porque cada tonelada que el Gobierno confisca, afecta el normal proceso de distribución de alimentos para los hogares venezolanos”.

El texto completo del comunicado dice lo siguiente:

En Alimentos Polar rechazamos categóricamente las acusaciones infundadas de acaparamiento y especulación, pues nunca hemos actuado de esa forma durante nuestros 50 años de historia y nunca lo haremos, ya que nuestra razón de ser es producir alimentos con calidad para satisfacer a clientes y consumidores.

Estas acusaciones han causado gran sorpresa entre las miles de personas que forman parte de Alimentos Polar, pues saben, al igual que los funcionarios responsables de esta materia, que es imposible que haya acaparamiento, debido a que cada kilo de cada producto que elaboramos es supervisado estrictamente por los organismos del Estado, a lo largo de todo el proceso de producción y distribución.

El Gobierno Nacional hace un completo seguimiento del producto desde el momento que sale de nuestras fábricas hasta que llega a cada punto de venta, en todo el territorio nacional.

Diariamente se certifica cada kilo que produce Alimentos Polar en cada una de sus fábricas ubicadas en todo el país, las cuales están funcionando a su máxima capacidad. Cada día, el Gobierno Nacional conoce exactamente a dónde son despachados los productos, pues emite la autorización para que cada camión de Alimentos Polar realice la entrega programada para esa fecha. Para ello utiliza el SICA (Sistema Integral de Control Agroalimentario) y los reportes al SADA (Superintendencia de Silos y Almacenes Agrícolas). Esto quiere decir que en Venezuela no se mueve un kilo de alimento registrado en el sistema, sin que el gobierno lo autorice. Así que es imposible que las empresas que producen estos alimentos acaparen productos.

En el caso particular de Alimentos Polar, existe un compromiso que va más allá de estas regulaciones, pues la vocación de la empresa es producir la mayor cantidad posible de alimentos de excelente calidad y colocarlos a disposición de todos los venezolanos. Nunca hemos estado involucrados en casos de acaparamiento ni especulación y nunca lo estaremos. Todo lo que Alimentos Polar ha construido durante cinco décadas lo ha hecho con su compromiso a largo plazo y la reinversión constante en el país, lo que año tras año se nos ha retribuido con la preferencia del consumidor, quien nos premia con su confianza, cariño y respeto.

Estamos comprometidos a seguir trabajando e invirtiendo en Venezuela. Por esa razón, nuestro plan de inversiones para el área de alimentos, que se está ejecutando este año, alcanza la cifra de 405 millones de bolívares fuertes.

El pasado jueves 20 de mayo, el Gobierno Nacional se apropió de 114 toneladas de alimentos que se encontraban almacenadas en la sucursal de Alimentos Polar en Barquisimeto, esperando para ser distribuidas en el estado Lara. Se trató de una medida arbitraria e injustificada. De hecho, Alimentos Polar distribuye mensualmente más de 100.000 toneladas en el territorio nacional, en consecuencia, el volumen confiscado equivale apenas al 0,1% de ese total. Este indicador muestra lo absurdo de la acusación de acaparamiento.

Este tipo de medidas a quien más perjudica es al consumidor venezolano, porque cada tonelada que el gobierno confisca, afecta el normal proceso de distribución de alimentos para los hogares venezolanos.

En medio de esta confusa situación, resulta indispensable mencionar que actualmente el Gobierno Nacional se ha convertido en el principal productor de alimentos en el país. Controla casi la mitad de la producción de harina precocida de maíz, prácticamente la totalidad de la producción de café y un importante volumen de la producción de azúcar, margarina, productos del mar, harina de trigo, arroz, jugos, yogurt, leche y carne, entre otros. Sería justo, para el beneficio de los consumidores venezolanos, que los organismos reguladores apliquen a estas compañías públicas los mismos controles e inspecciones que se efectúan en la industria privada.

Adicionalmente, Alimentos Polar es la única empresa del sector que publica periódicamente un Reporte de Actividades donde se registra su producción por cada rubro, los días de inventario en sucursales, número de despachos y número de camiones despachados, entre otros indicadores. Dicho reporte es publicado en el sitio web de Empresas Polar (www.empresas-polar.com), desde el mes de agosto de 2008.

La empresa mantiene abiertas las puertas de todas sus sucursales y plantas para que las autoridades puedan realizar las inspecciones necesarias. Prueba de esto es que, en los últimos 3 años, se han contabilizado más de 600 inspecciones, cifra muy superior a la de cualquier otra empresa del sector de alimentos en el país.

Cada vez que se acusa a Alimentos Polar de acaparar o de especular, se trata de una acusación sin sentido. No puede acaparar quien produce a máxima capacidad y distribuye diariamente alimentos para millones de hogares en Venezuela y que, adicionalmente, es supervisado y controlado permanentemente por el Gobierno Nacional. No puede especular quien tiene precios regulados en muchos de sus productos y presentaciones, con precios marcados en el empaque, y que además no vende directamente al consumidor final.

Cuando el ciudadano Presidente de la República se hace eco de este tipo de acusaciones, debemos suponer que ha sido mal informado sobre la realidad de nuestra actividad.

Hemos trabajado de forma coordinada con la Superintendencia Nacional de Silos, Almacenes y Depósitos Agrícolas (SADA), con quienes mantenemos una estrecha relación a través de reuniones semanales y constante envío de comunicaciones escritas. En este sentido, estamos a la orden para dialogar. Siempre hemos acudido adonde hemos sido convocados por el Gobierno Nacional, porque somos parte de la solución.

Los consumidores venezolanos quieren calidad y variedad en los productos que adquieren. Alimentos Polar se esfuerza todos los días para producir alimentos de excelente calidad, en las categorías donde participa. La empresa mantiene su compromiso con todos los venezolanos, quienes le han dado demostraciones contundentes de su confianza y lealtad desde el nacimiento de Harina P.A.N., en 1960.

Alimentos Polar está comprometida con el país, sus trabajadores, proveedores, clientes y consumidores. Este compromiso está por encima de todo. Por eso continuaremos esforzándonos y trabajando en Venezuela y por Venezuela.

Como empresa, al igual que cualquier ciudadano, tenemos derechos y deberes. Alimentos Polar cumple cabalmente con todos sus deberes y, en esa misma medida, exige que se respeten sus derechos a la libertad económica, a la propiedad, al trabajo, a la defensa y al debido proceso, establecidos en la Constitución Nacional.

Estamos orgullosos de todos nuestros trabajadores, hombres y mujeres honestos y comprometidos con el país, que cumplen su labor con responsabilidad, esfuerzo, pasión y alegría, para continuar ofreciendo productos de calidad a todos los venezolanos, tal como lo hemos hecho durante 50 años de trabajo productivo.


Caracas, 25 de mayo de 2010

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios