www.diariocritico.com

El Gobierno amenaza: si no hay acuerdo, habrá reforma laboral por decreto

De la Vega rechaza un adelanto electoral: 'Vamos a seguir gobernando y tomando decisiones con fortaleza y decisión'

De la Vega rechaza un adelanto electoral: "Vamos a seguir gobernando y tomando decisiones con fortaleza y decisión"

"Los ciudadanos nos otorgaron su confianza para gobernar durante cuatro años y ese tiempo no ha finalizado. Vamos a seguir gobernando, vamos a seguir tomando decisiones con fortaleza y decisión". Así, de forma categórica, la vicepresidenta primera, Fernández de la Vega, ha rechazado cualquier posibilidad de adelanto electoral, pese a la 'soledad' del Gobierno y del Grupo Parlamentario Socialista registrada en el Congreso un día antes. No habrá elecciones, pero tampoco moción de confianza planteada por Zapatero. Y, de paso, De la Vega ha advertido también a los agentes sociales: que lleguen a un acuerdo o el Gobierno sacará adelante su propia reforma del mercado laboral.
Nada de adelantamiento electoral, nada de mociones de confianza. Para el Gobierno, lo que ocurrió el jueves en la votación del 'tijeretazo' son meros gajes del oficio que no van a impedir que Zapatero siga gobernando "con determinación" y tomando "decisiones duras y difíciles". Lo ha confirmado la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, tras el Consejo de Ministros, en una rueda de prensa a la que también ha asistido la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, para explicar el objetivo de estabilidad presupuestaria hasta 2013.

Respecto a ese último punto, el PP ya ha respondido: lo ha hecho su responsable económico, Cristóbal Montoro, quien, en rueda de prensa paralela a la de las vicepresidentas De la Vega y Salgado ha rechazado el plan del Gobierno, acusando a Zapatero de no hacer un Presupuesto con unas "cifras decepcionantes" que ponen de manifiesto "que el Gobierno no tiene capacidad de liderar el país en una situación crítica como la que estamos atravesando".

         "El gobierno está gobernando" y lo hace, según De la Vega, "con el aliento de muchos ciudadanos que tienen más sentido de la responsabilidad que los dirigentes del PP". Serán esos ciudadanos, según la vicepresidenta, "los que van a revalidar en las urnas lo que hemos hecho unos en interés del Estado y lo que han hecho otros", en clara alusión al PP, contra el que De la Vega ha arremetido muy duramente, acusándole de "actuar siempre en clave electoral", sin tener en cuenta los intereses nacionales y haciendo "una oposición irresponsable".

         "Toca tomar decisiones duras y difíciles, y desde luego el presidente lo está haciendo con determinación" para proteger, dice De la Vega. el estado de bienestar y sentar las bases creación empleo: "Estamos haciendo lo que nos toca hacer, no lo que nos gustaría hacer", ha advertido, y ello "por responsabilidad con el país".

         En este contexto de 'autosatisfacción' desplegado por este Gobierno la moción de confianza, desde luego, es algo impensable: "El presidente no ha pensado presentar una moción de confianza: el gobierno está gobernando, se siente acompañado", ha dicho De la Vega, que ha desvelado que se van a iniciar conversaciones con los grupos parlamentarios para, con consenso, buscar acuerdos para la estabilidad del Ejecutivo y sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado para 2011. "El Gobierno y el Grupo Parlamentario van a seguir trabajando con el mismo espíritu de consenso que nos ha permitido sacar en seis años todas las medidas tomadas, todas", y en este caso "lo conseguiremos, porque creemos en la responsabilidad de los grupos". 

Reforma laboral con o sin acuerdo

La amenaza más clara ha sido la dirigida por De la Vega a sindicatos y empresarios: o llegan a un acuerdo para la reforma del mercado de trabajo en las fechas previstas o el Gobierno la hará de todas todas. "Seguimos confiando en que haya reforma laboral", porque los agentes sociales han tenido siempre "altura de miras" y es previsible que ahora las tengan igual: "Creemos que la reforma es necesaria" y "hasta el último instante el Gobierno va a hacer todos los esfuerzos. Yo creo que van a dar resultados".

         Ahora bien, si no hay acuerdo en los agentes sociales, "el Gobierno propondrá la reforma necesaria, tras consultar con los grupos parlamentarios". ¿Intervendrá el propio Rodríguez Zapatero en la mesa del diálogo social para conseguir un acuerdo entre ambas partes? De la Vega no ha despejado la incógnita: "El tema no es si interviene o no el presidente, que es algo que él valorará en su momento", ha dicho, pero sí ha insistido en que si no hay acuerdo, "la reforma la acordaremos con los grupos parlamentarios".

         En todo caso, haya o no acuerdo, se haga o no por decretazo, el Consejo de Ministros no aprobará el próximo viernes la reforma del mercado laboral, como estaba previsto, dado que ha dado 'unos días de plazo' para ver si sindicatos y patronal se ponen de acuerdo, y, en caso contrario, para negociar desde el Ejecutivo con los grupos parlamentarios para enviar un proyecto al Parlamento que tenga mayores apoyos que los obtenidos por el 'decretazo'.

         Dentro del capítulo de la anécdota, la vicepresidenta primera se refirió a la 'desafortunada' parrafada lanzada hace dos días por el presidente andaluz, José Antonio Griñán, sobre lo mal que lo está haciendo Zapatero: "No hizo otra cosa que denunciar la torpeza y la irresponsabilidad con la que el PP está actuando".

Vea también:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios