www.diariocritico.com
Ni izquierdas ni derechas

Ni izquierdas ni derechas

“Si siguen bajando los sueldos de los altos cargos de la Administración, pronto sólo llegarán a los a la dirección del Gobierno los analfabetos”. No es una frase de “Carpanta” ni de “Cantinflas”, sino de quien fuera máximo dirigente económico del primer socialismo felipista, del hoy empresario Miguel Boyer.  Y esta frase ha sido pronunciada veinticuatro horas de que se produjese, en la tarde de ayer, en el Congreso de los Diputados, el debate sobre el abaratamiento del despido. Y ha sido pronunciada ante el clamor social de que hay que reducir el tamaño de la Administración, limitar el número de altos cargos, mandar a casa a miles de asesores inútiles, replantear las transferencias de sanidad y educación a las autonomías y, sobre todo, promover políticas de empleo que impidan que España sea el país con más alto índice de paro de Europa. Si el señor Boyer es socialista, el Everest no es una montaña, el Sáhara no es un desierto, y los futuros analfabetos que se sienten en el Consejo de Ministros merecen, antes de la toma de posesión, la medalla de sufrimiento por la patria…

Porque, queridos amigos, una cosa es que vivamos en una gravísima situación de crisis económica, y otra que se esté fomentando un clima de desencuentro en que la derecha quiere ser la izquierda, la izquierda quiere ser la patronal…, los sindicatos quieren ser ministerios, y los trabajadores, con la vulnerable precariedad de su situación, y en compañía de cuatro millones y pico de parados están pagando el pato.

Ayer un oyente, cuya opinión respetamos, nos decía que a “Protagonistas” sólo llamaban últimamente  oyentes de derechas, y que la izquierda nos estaba abandonando…No sé si esos oyentes de izquierdas, en el caso de que hayan dejado de querernos, se habrán ido a la “Cope” o a “Intereconomía” o a la “Ser” o a “Onda Cero”, o a cualquier otro de nuestros respetados colegas…  Pero lo que podemos proclamar es que aquí, en “Protagonistas”, no hemos cambiado, y que no pretendemos predicar tal o cual ideología, sino ser un espejo en el camino. Y un espejo de palabras libres, como ustedes pueden comprobar y pronunciar cada mañana. No apostamos porque Zapatero pierda las elecciones ni porque Rajoy las gane. Apostamos por lo que, en democracia, sea lo mejor para los españoles. Y lo mejor para los españoles, señor Boyer, no es un gobierno de analfabetos, aunque nos recordaba el recientemente fallecido José Saramago que su abuelo, un hortelano analfabeto, era un sabio.
   
Por lo demás, en el debate de ayer sobre las medidas para afrontar la crisis económica, el Gobierno se quedó sólo, e incluso hubo personas en las filas socialistas, como el exdirigente de Comisiones Obreras Antonio Gutiérrez, que se sumó a la abstención. Mientras tanto, al gobernador del Banco de España, a Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que es institucionalmente una persona de confianza del Ejecutivo, la reforma económica pe parece poco ambiciosa.  Y otro socialista histórico, Enrique Múgica, a punto de finalizar su mandato como Defensor del Pueblo, muestra su deseo de continuar en el puesto, por mucho que las quejas que le llegan estén batiendo récords históricos…
    
Conclusión: que no todos los socialistas son malos ni todos los de derechas o de centro derecha son buenos, que la sociedad es plural y compleja…, y que ojalá se logre que al Gobierno, al margen de los salarios (que, en todo caso, son de privilegio) no sólo aspiren los analfabetos sino personas que, como Miguel Boyer, protagonizaron grandes aciertos y cayeron en errores descomunales. Ni blancos ni negros, ni rojos ni azules, ni buenos ni malos:  España necesita de todos y, sobre todo, de personas valientes que no entiendan de sectarismos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios