www.diariocritico.com

La justa gloria para una España magnífica

España es digna merecedora de la Copa del Mundo de Sudáfrica. Nadie puede cuestionar el título alcanzado de forma dramática ayer en el Soccer City de Johannesburgo. Los dirigidos por Vicente del Bosque supieron resolver en el momento justo un partido complicadísimo, uno que por varios momentos pareció que se les escapaba.

Corona este Mundial a la que para la gran mayoría de los expertos y aficionados al futbol es la selección que con más belleza ha practicado este deporte en los últimos cuatro años. Esto no pasa muy seguido, así que hay que celebrarlo.

Los holandeses se quedan por tercera vez en su historia a un paso de la gloria. Se asumieron inferiores en esta Final y se dedicaron, con la complicidad del árbitro inglés Howard Webb, a ensuciar el partido, con una rudeza que no sólo no se les había visto, sino que nadie creía que pudieran practicar. Privilegiaron esta cuestionable estrategia a sus grandes condiciones futbolísticas y lo terminaron pagando de forma muy dolorosa. Aún así, se merecen un gran reconocimiento.

El gesto que dedicaron a sus rivales, haciéndoles el paseíllo una vez que los españoles recibieron la Copa del Mundo, quedará marcado como uno de los grandes momentos del deportivismo, un símbolo del juego limpio.

Este Mundial, tan polémico y cuestionado, pasará a la historia por el triunfo del equipo que mejor practica el futbol. Y esto no es cosa menor. Ya vendrán momentos para analizar más a detalle a ganadores y perdedores y a la propia FIFA y al Comité Organizador de esta justa, por lo pronto hay que decir que el triunfo español no es nada ocasional, es producto de un gran trabajo en muchos niveles. Esto hay que tenerlo muy presente.

[email protected]

[email protected]

Opinión extraída del Periódico Milenio 13/07/10

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios