www.diariocritico.com

Iberoamérica se fusiona con la Secretaría de Exteriores

Moratinos 'adelgaza': refunde Secretarias de Estado y elimina direcciones generales

Moratinos 'adelgaza': refunde Secretarias de Estado y elimina direcciones generales

En el Ministerio de Industria, algo parecido: se elimina la Secretaria de Estado de Turismo

El Consejo de Ministros ha aprobado la eliminación de una decena de altos cargos, incluyendo las Secretarías de Estado de Turismo, que dirige Joan Mesquida, y la de Iberoamérica, que se fusiona con la de Asuntos Exteriores, creando una superestructura en el departamento de Moratinos a cargo de Juan Pablo de Laiglesia. También ha eliminado el cargo de Alto Representante para la Presidencia Española de la Unión Europea, cuyo cometido ha finalizado, y ha rebajado de 17 a 13 las direcciones generales en el Ministerio de Asuntos Exteriores y ha reformado también la estructura de la cooperación internacional.

Dentro de un plan de racionalización de la Administración, el Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto de la Presidencia del Gobierno que modifica otro del 7 de abril de 2009, por el que se reestructuran los Departamentos ministeriales, y otro Real Decreto del Ministerio de la Presidencia que cambia el vigente desde el 30 de abril de 2010, que aprobaba la estructura orgánica básica de los Departamentos ministeriales. El objetivo es la racionalización de estructuras en la Administración General del Estado, reducción de altos cargos y reordenación del sector público empresarial. Esta reestructuración afecta a los Ministerios de Asuntos Exteriores, de Industria y Presidencia del Gobierno.

En el Ministerio que dirige Miguel Ángel Moratinos, el Gobierno ha refundido en una sola dos Secretarías de Estado: las de Iberoamérica y la de Asuntos Exteriores, creando la Secretaría de Estado de Asuntos Exteriores e Iberoamérica al frente de la cual estará Juan Pablo de Laiglesia, que pasa a convertirse así en el 'número dos' efectivo del Ministerio.

En los otros departamentos afectados, en Presidencia del Gobierno se suprime el Alto Representante para la Presidencia Española de la Unión Europea y otras reuniones de alto nivel, que tenía rango de Secretario de Estado, una vez finalizada su función. Y en el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio se suprime la Secretaría de Estado de Turismo, que pasa a ser una Secretaría General al frente de la cual permanecerá Joan Mesquida.

Reestructuración en Asuntos Exteriores y Cooperación

Con el cambio en Exteriores, el Gobierno pretende adaptar el Ministerio a las nuevas pautas del Tratado de Lisboa que, entre otros aspectos, ha supuesto la creación del nuevo Servicio Europeo de Acción Exterior, así como adaptarlo a los retos del siglo XXI.

Con esos fines, el Gobierno ha decidido la unificación en una de las Secretarías de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica; la supresión de las Secretarías Generales para la Unión Europea y de Asuntos Consulares y Migratorios; las direcciones generales de Política Exterior, de Política Exterior para Europa No Comunitaria y América del Norte, de Política Exterior para el Mediterráneo, Magreb y Oriente Próximo, de Política Exterior para África, de Política Exterior para Asia y Pacífico, de Naciones Unidas, Asuntos Globales y Derechos Humanos, de Asuntos Estratégicos y Terrorismo, de Integración y Coordinación de Asuntos Generales y Económicos de la Unión Europea, de Coordinación del Mercado Interior y otras Políticas Comunitarias, de Política Exterior para Iberoamérica, de Organismos Multilaterales Iberoamericanos y de Asuntos y Asistencia Consulares.

En todo caso, el ministro Miguel Ángel Moratinos no ha conseguido sacar adelante su auténtica reforma, que pasaba por la eliminación de las Secretarías de Estado para la Unión Europea, que dirige Diego López Garrido, y la de Cooperación, que lleva Soraya Rodríguez. En el primer caso, ha sido la propia Moncloa la que ha impedido el cese de López Garrido, quien ha sido firmemente apoyado por el director del Gabinete del Presidente del Gobierno, José Enrique Serrano; en el segundo caso han primado las presiones llevadas a efecto por Ferraz, la sede federal del PSOE en Madrid.

Las nuevas estructuras en Exteriores

A partir de ahora, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación pasa a tener tres Secretarías de Estado: la de Asuntos Exteriores e Iberoamericanos; para la Unión Europea, de la que depende la Dirección General de Coordinación de Asuntos Comunitarios, y la de Cooperación Internacional, de la que depende la Dirección General de Planificación y Evaluación de Políticas para el Desarrollo.

La de Asuntos Exteriores e Iberoamericanos, al mando de Juan Pablo de Laiglesia, se convierte así en una macrosecretaría de la que pasan a depender las siguientes direcciones generales: de Política Exterior, Europa y Seguridad; para el Mediterráneo, Magreb y Oriente Próximo; para América del Norte, Asia y Pacífico; para África; para Iberoamérica, y la Dirección General de Asuntos Multilaterales.

En este nuevo esquema se mantiene la Subsecretaría de Asuntos Exteriores y de Cooperación, de la que dependen la Secretaría General Técnica y las direcciones generales del Servicio Exterior y de Asuntos Consulares y Migratorios. En manos directa del ministro Moratinos quedan las direcciones generales de Comunicación Exterior y la de Relaciones Económicas Internacionales y Asuntos Energéticos.

Recortes en el departamento de Miguel Sebastián

Dentro de este plan, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio queda afectado con la supresión de las Secretarías de Estado de Turismo y de la Comercio, la Secretaría General de Comercio Exterior y las direcciones generales de Telecomunicaciones y de Política Comercial.

La decisión de suprimir la Secretaría de Estado de Turismo ha sido muy criticada por el PP, cuyo portavoz de Turismo en el Senado, Agustín Almodóbar, ha censurado la decisión del Gobierno “incomprensible, equívoca a todas luces y muy negativa para los intereses turísticos y económicos de nuestro país”. “Resulta paradójico y casi insultante que, en el punto más álgido de la temporada turística, el Gobierno de Rodríguez Zapatero anuncie la desaparición de la Secretaría de Estado de Turismo, lo que demuestra su desinterés en apostar y apoyar a nuestro principal sector productivo”, ha dicho el senador popular.

Reestructuración en la cooperación

El Gobierno también ha reestructurado por Real Decreto la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, encuadrándolo en el Plan de racionalización de la estructuras de la Administración General del Estado aprobado por el Consejo de Ministros del pasado 30 de abril, y con el objetivo de reducir la estructura organizativa de la misma y reorganizar los recursos disponibles dotando a la AECID de una estructura más ágil y flexible para el fomento, gestión y ejecución de las políticas públicas de cooperación internacional para el desarrollo.

Esta reducción se realiza con el siguiente detalle: Bajo la denominación de Dirección de Cooperación Bilateral, se refunden tres Direcciones, con retribuciones equivalentes a las de los Directores Generales, como son las de Cooperación para América Latina y el Caribe; de Cooperación para África, Asia y Europa Oriental y la Oficina del Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento.

Los Departamentos de Cooperación con el Mediterráneo y Mundo Árabe y de Cooperación con Asia y Europa se refunden en el Departamento de Cooperación con el Mediterráneo, Mundo Árabe y Asia. Por tanto y en total, se reducen dos Direcciones y un Departamento. La valoración del ahorro de gastos de personal es de 175.285,40 euros anuales.





- Lea también:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios