www.diariocritico.com

Tras un ataque de insurgentes a los soldados de la ISAF

La OTAN bombardea Helmand, mata a 14 afganos y deja 6 heridos

La OTAN bombardea Helmand, mata a 14 afganos y deja 6 heridos

Al menos catorce niños y mujeres afganos han muerto y seis personas más sufrieron heridas en un bombardeo de las fuerzas de la OTAN registrado este sábado en la provincia sureña afgana de Helmand, denunció este domingo a Efe una fuente oficial.
"Los muertos son cinco niñas, siete niños y dos mujeres, y entre los seis heridos hay tres chavales y una mujer", afirmó la oficina del gobernador de Helmand en un comunicado. El bombardeo ocurrió en el distrito de Naw Zad, después de que un grupo de insurgentes atacara a soldados de la misión de la OTAN, la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), dijo a Efe el portavoz del gobernador provincial, Daud Ahmadi. Los aviones de la ISAF, explicó la oficina, bombardearon dos viviendas en el transcurso de una operación contra el grupo de insurgentes, que estaba atacando la base de Salam Bazar, lo que había llevado a los soldados internacionales a pedir a apoyo aéreo. De acuerdo con la ISAF, el mando militar del suroeste afgano ha ordenado el envío de un equipo de investigación a la zona, tras "conocer informaciones" sobre la "supuesta muerte de civiles" a raíz del bombardeo. El jueves pasado, la ISAF ya llevó a cabo otro bombardeo que acabó con las vidas de docenas de insurgentes en la conflictiva provincia oriental de Nuristán, aunque las autoridades locales denunciaron las muertes de veinte civiles y veintidós policías. Los insurgentes estaban intentando tomar el distrito de Du Ab cuando se produjeron esos hechos, y el gobernador provincial, Jamaludín Báder, aseguró que en total unos setenta insurgentes murieron por la acción armada de la ISAF. Las muertes de civiles son uno de los puntos de fricción habituales entre el Gobierno afgano y las tropas internacionales desplegadas en el país, en total unos 150.000 soldados. Las organizaciones de derechos humanos atribuyen a los talibanes la mayoría de las muertes de civiles, pero las autoridades afganas, con el presidente Hamid Karzai a la cabeza, han calificado a la vez de "inaceptables" las víctimas civiles en bombardeos de la ISAF Este sábado, Karzai, de viaje oficial en Turkmenistán, anunció en una nota que ha pedido a su Ministerio de Defensa que ponga fin a las operaciones "no coordinadas" de la ISAF en Afganistán y que asuma el control de las acciones nocturnas. Según datos de la misión de la Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA), 2.777 civiles fallecieron el año pasado por la violencia, lo que supone un aumento del 15 por ciento respecto a 2009.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios