www.diariocritico.com

Messi volvió a ser clave con un golazo

Argentina goleó a México con autoridad y el domingo enfrentará a Brasil en la final de la Copa América

Argentina goleó a México con autoridad y el domingo enfrentará a Brasil en la final de la Copa América

Argentina goleó a México por 3 a 0 y pasó a la final de la Copa América donde  el domingo enfrentará en el gran clásico del fútbol mundial a Brasil. Messi demostró una vez más su calidad, con un tanto que aplaudió de pie todo el estadio y que quedará sin dudas entre los mejores de la Copa, al ver adelantado al arquero y colocarla en el único hueco que había para desatar el delirio de sus compañeros y destrabar un encuentro que se presentaba complicado

Los mexicanos fueron por la revancha del Mundial de Alemania, y armaron un buen esquema táctico, pero, ante el primer golpe en contra, se le vino el mundo encima.  

Los antecedentes que traía el seleccionado argentino presagiaban que se podía llegar a ver in partido atractivo, pero el entusiasmo mexicano opacó a las figuras blanquicelestes en casi toda la primera etapa.

Y poco les faltó para irse al descanso sin abrir el marcador. Pero, el primer gol del encuentro, llegó cuando estaba por terminar esa primera etapa. Un tiro libre ejecutado por Riquelme, tuvo un grosero error de cálculo en la salida por parte del arquero mexicano, que  le permitió a Heinze de una manera poco ortodoxa concretar su primer gol en el torneo.

El arranque de la segunda etapa mostró a México lleno de vitalidad en busca del empate, pero esto duró solo diez minutos. De ahí en más la capacidad de los jugadores argentinos para manejar la pelota se hizo notar   y a los 16 llegó la genialidad de Messi que aprovechó una asistencia de Tévez para desairar el intento del arquero y con un toque exquisito poner un 2 a 0 que cayó como un mazazo para los jugadores mexicanos.

En la siguiente jugada Riquelme tuvo el tercero, pero tardó un segundo más para definir y fue trabado por un defensor mexicano.

Enseguida llegó una jugada polémica con una supuesta infracción del Rafa Márquez a Tévez, en una acción que no parecía llevar demasiado peligro. Riquelme fue el encargado de la ejecución, y para demostrar que sus penales errados quedaron en el olvido, decidió “picársela” al arquero para poner el tres a cero que resultaría definitivo.

De ahí en más, el conjunto bajó el ritmo por orden de Basile, ya pensando en lo que será la final del próximo domingo ante Brasil. Una lástima pensando en el público venezolano que colmó el estadio y podría haber disfrutado con la calidad de los futbolistas argentinos.

La prueba de fuego entonces será el domingo, donde habrá que ver si el conjunto que dirige Dunga pone en cancha su gran historia y va en busca del triunfo, o, por el contrario, se ve un timorato y desconocido Brasil, como el que se vio ante Uruguay.

Por el lado argentino, con seguridad Basile repetirá los mismos once que arrancaron ante México, apostando a juntar jugadores con buen trato de pelota y con una sociedad entre Riquelme, Messi y Tévez que ya está dando sus frutos y donde muy pocos equipos en el mundo pueden formar un tridente de tanta calidad.

Por el bien del fútbol, y por el bien de las aspiraciones argentinas, esperemos ver una final de ida y vuelta, para que este nuevo romance del seleccionado con la gente, no genere una frustración más y aunque sea el premio consuelo de la Copa América, esta sirva como punto de partida para tener una buena actuación en el mundial del 2010

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios