www.diariocritico.com

Siguen los éxitos en la lucha antiterrorista

El último golpe, al 'corazón' de ETA: cayó el jefe de explosivos de la banda

El último golpe, al 'corazón' de ETA:
cayó el jefe de explosivos de la banda

· Pudo ser más gordo: los dos etarras detenidos acudían a una cita con otros miembros

Si tenemos en cuenta que uno de los dos detenidos de ETA ayer en Francia era el jefe de explosivos de la banda, Iker Mendizabal, el golpe policial fue muy duro. El país vecino sigue colaborando excepcionalmente y aún pudo ser más grande la operación si se hubiera sabido antes que los dos arrestados iban de camino a una reunión con más miembros de la organización terrorista.
   La Policía española sospecha que los dos presuntos etarras detenidos el miércoles en Angulema, José Juan García González e Iker Mendizábal Cubas, acudían a una cita con otros miembros de ETA cuando fueron arrestados. Además, se busca un piso en la zona donde se alojaban los supuestos integrantes de la organización terrorista, según fuentes de la investigación.

   Uno de los dos detenidos portaba una de las pistolas robadas en el asalto a una empresa de Vauvert en octubre pasado. Ese robo es atribuido a un grupo especial que también podría haber protagonizado robos de explosivo y el asalto a una empresa de material de escalada el pasado 26 de junio en Alsacia.

   Precisamente uno de los arrestados, Iker Mendizábal Cubas, fue detectado en las inmediaciones de un polvorín ubicado en un paraje montañoso del sur de Aveyron, junto a Borja Gutiérrez Elordui, detenido en diciembre del pasado año en Francia y que, presuntamente, se dedicaba a robar explosivos para proveer a la banda. Ambos habrían sufrido un accidente y, al ser localizados por los gendarmes franceses, se habrían identificado con documentación falsa y habrían logrado huir.  

   Los dos arrestados serían miembros del aparato militar de ETA creado por el actual jefe de los comandos, Garikoitz Aspiazu, 'Txeroki', quien se rodeó de una treintena de pistoleros de su generación -actualmente en torno a los treinta años- en una estructura que intentó blindar a salvo de infiltraciones policiales. Ambos aparecen en las fichas policiales en el grupo de terroristas más buscados.

   La Policía investiga ahora el 'cargo' de ambos, sobre todo el de Iker Mendizábal, quien podría tener responsabilidades en el subaparato de aprovisionamiento de explosivos y armas con el que cuenta la estructura militar de la banda.

   Los dos arrestados son vizcaínos, como 'Txeroki', y en el caso de Iker Mendizábal se encontraba huido desde 2003 con antecedentes por 'kale borroka'. Uno de los detenidos en la operación de la Guardia Civil contra la estructura de captación e información de ETA en Vizcaya a finales de 2004, Aritz Totorika, declaró que por su piso de Abadiño, donde escondía a los colaboradores que huían de la policía, había pasado Iker Mendizábal.


Huido de la Ertzaintza

   Por su parte, García González se encuentra huido desde el 5 de septiembre de 2003, cuando la Ertzaintza desarticuló el 'comando Vizcaya' en el que él actuaba como colaborador, integrando un 'talde' de miembros no fichados de ETA. 'Gogoan' fue reclutado por Aitor Herrera Vietes, otro colaborador del 'Vizcaya' al que el jefe del comando, Jon Kepa Preciado, había pedido un nombre para añadir al grupo de colaboradores.

   La Policía cuenta con información sobre su implicación en el atentado contra el hotel Los Tamarises de Getxo el 23 de junio de 2003, concretamente transportó mochilas, supuestamente con los explosivos, e hizo la llamada de aviso de la colocación de las bombas, para lo que compró dos teléfonos móviles.

   También ofreció su domicilio para reuniones con los 'liberados' y junto a Herrera Vietes elaboró la información previa al atentado del 27 de julio de 2003 en el aparcamiento del aeropuerto de Santander. Un coche-bomba causó importantes daños materiales, pero no víctimas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios