www.diariocritico.com

Vigilancia tecnológica: lo último en recuperación de suelos contaminados

El Círculo de Innovación en Tecnologías Medioambientales y Energía (CITME) del Sistema Madri+d, gestionado por la Universidad de Alcalá ha elaborado un Informe de Vigilancia Tecnológica sobre “Técnicas de recuperación de suelos contaminados”.

El suelo constituye uno de los recursos naturales más importantes con el que contamos al ser el substrato que sustenta la vida en el planeta. La importancia del suelo radica en que es un elemento natural dinámico y vivo que constituye la interfaz entre la atmósfera, la litosfera, la biosfera y la hidrosfera, sistemas con los que mantiene un continuo intercambio de materia y energía. Esto lo convierte en una pieza clave del desarrollo de los ciclos biogeoquímicos superficiales y le confiere la capacidad para desarrollar una serie de funciones esenciales en la naturaleza de carácter medioambiental, ecológico, económico, social y cultural.

El Círculo de Innovación en Tecnologías Medioambientales y Energía (CITME) del Sistema Madri+d, gestionado por la Universidad de Alcalá ha elaborado un Informe de Vigilancia Tecnológica sobre “Técnicas de recuperación de suelos contaminados”, en el que se describe un amplio abanico de tecnologías de recuperación y su aplicación. Estas tecnologías, algunas de aplicación habitual y otras todavía en fase experimental, han sido diseñadas para aislar o destruir las sustancias contaminantes alterando su estructura química mediante procesos generalmente químicos, térmicos o biológicos.

El suelo es un elemento frágil del medio ambiente, un recurso natural no renovable puesto que su velocidad de formación y regeneración es muy lenta mientras que los procesos que contribuyen a su degradación, deterioro y destrucción son mucho más rápidos. Aunque se puede producir por causas naturales, la degradación del suelo es fundamentalmente la consecuencia directa de su utilización por el hombre, bien como resultado de actuaciones directas, como actividades agrícolas, forestales, ganaderas, agroquímicas y riego, o por acciones indirectas, como son las actividades industriales, eliminación de residuos, transporte, etc.

Por ello, es de suma importancia concienciar a la opinión pública sobre este aspecto y establecer medidas ambientales y políticas de actuación que garanticen la protección y conservación de los suelos.

Este libro es el nº 6 de la colección de Vigilancia Tecnológica coordinada por la Fundación para el Conocimiento mi+d y la Confederación de Empresarios de Madrid (CEIM). El próximo día 28 tendrá lugar la presentación del libro en la sede de CEIM.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios