www.diariocritico.com
El pintor y escultor Pablo Palazuelo, el 'poeta de la geometría', muere en Madrid a los 90 años

El pintor y escultor Pablo Palazuelo, el 'poeta de la geometría', muere en Madrid a los 90 años

Así era conocido el pintor y escultor Pablo Palazuelo, el 'poeta de la geometría', quien ha sido una de las grandes figuras del arte contemporáneo español. Ha fallecido este miércoles en Madrid a punto de cumplir los 91 años, a causa de una grave enfermedad.
Representantes del arte y de las instituciones elogiaron la aportación al arte del siglo XX de la obra de Pablo Palazuelo, quien será enterrado mañana en Madrid en la intimidad familiar. Los Reyes y los Príncipes de Asturias han enviado telegramas de condolencias a la familia del artista.

Nacido en Madrid el 6 de octubre de 1916, Palazuelo era un artista con una profunda formación intelectual que, tras pasar por el arte figurativo y el cubismo, desembocó en la abstracción geométrica.

Premio Velázquez de las Artes Plásticas 2004, recibió numerosos galardones a lo largo de su carrera artística, entre los que figuran también el Premio Nacional de Artes Plásticas, obtenido en 1999 "ex aequo" con la escultora Cristina Iglesias.

"Ha muerto el artista vivo español más importante para mí", declaró el pintor y escultor Antonio López, quien reveló que este verano visitó a Palazuelo para tomarle medidas y fotos para utilizarlas en un trabajo que prepara sobre su rostro.

De ese encuentro habló hoy también Luis Rodríguez, único sobrino del artista fallecido, quien recordó que su tío y Antonio López mantuvieron una "extraordinaria conversación" en la que ambos "estuvieron hablando y riéndose de lo lentos que eran los dos trabajando".

"Palazuelo pertenecía al grupo de los grandes junto con Chillida y Tàpies y fue el pintor de la geometría, entendida ésta como metafísica",
afirmó Luis Gordillo.

Para el Premio Velázquez 2007, Palazuelo fue uno de sus maestros, "tanto por su arte como por su manera de comportarse". "Fue un místico, un poeta, un artista solitario que se consagró exclusivamente a sus pinturas", añadió.

Soledad Lorenzo, galerista de Pablo Palazuelo, dijo que el artista era consciente de "haber hallado un terreno de trabajo inagotable" en el que la geometría "era la esencia de lo visible y lo invisible".

Palazuelo era "una de las figuras fundamentales del arte abstracto de la segunda mitad del siglo XX" y "un artista coherente y polifacético", según el ministro de Cultura, César Antonio Molina, mientras que la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, lo destacó como "una de las figuras irreemplazables del arte español contemporáneo".

Pablo Palazuelo estudió Arquitectura en Madrid y posteriormente en Oxford, pero a partir de 1939, y gracias al apoyo de su madre, se entregó de lleno a la pintura.

En 1948 llegó a París, con una beca del Gobierno francés, y expuso sus primeros dibujos abstractos. En esta época coincidió con artistas como Eduardo Chillida, con quien compartió muchas inquietudes.

Palazuelo estuvo inicialmente muy influido por artistas como Kandinsky, Mondrian y Paul Klee.

En 1954 realizó por primera vez una escultura, faceta artística que abandonó porque a su galerista de París no le interesó, aunque volvió a ella en 1963.

Su primera exposición individual tuvo lugar en la Galería Maeght de París en 1955. Posteriormente expuso en los principales museos europeos y americanos.

En 1973 expuso por primera vez en España, causando una gran impresión. Cuatro años más tarde expuso por primera vez su obra escultórica, primero en Barcelona y en diciembre del mismo año en Madrid.

En abril de 1995 inauguró en el Museo Reina Sofía su primera retrospectiva, una colección de 70 pinturas, la más antigua de 1948 y la última fechada en 1994, además de obras sobre papel y catorce esculturas realizadas entre 1954 y 1994.

Con motivo de la boda de los Príncipes de Asturias, la Comunidad de Madrid regaló a la pareja el óleo sobre lienzo "El número y las aguas XVII" realizada por Palazuelo en 1995.

"La vida está en todas partes y también la muerte es un proceso vital, lo que queda pudriéndose está lleno de vida. Luego la vida no cesa ni en la muerte", dejó dicho Palazuelo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios