www.diariocritico.com

Tambores de guerra para Rubalcaba

Los socialistas abren la veda contra Rubalcaba antes del 20-N

Los socialistas abren la veda contra Rubalcaba antes del 20-N

- Fernández Vara reclama una 'catarsis' en un Congreso extraordinario y el candidato le pide que "hable menos"

martes 11 de octubre de 2011, 14:23h
En el PSOE empiezan a sonar 'tambores de guerra' contra Alfredo Pérez Rubalcaba. La anunciada debacle que según todas las encuestas sufrirán los socialistas el 20-N está provocando ya que algunos dirigentes asuman ese nuevo escenario y empiecen a reclamar un Congreso extraordinario para principios de año en el que se celebren unas verdaderas primarias y se acometa una nueva 'catarsis'. Los primeros en decirlo en alto han sido el expresidente extremeño Guillermo Fernández Vara y su paisana y ex ministra de la Vivienda, Maria Antonia Trujillo. La veda, para contrariedad del candidato - que le ha pedido que "hable menos"- y de su equipo de campaña, se ha levantado sin ni siquiera conocer los resultados electorales.
No hay duda de que las victorias unen y las derrotas separan. Sólo hay que ver al PP como una piña alrededor del otrora denostado Mariano Rajoy, al que ahora  ven todos sentado a finales de noviembre en la Moncloa. En el PSOE está pasando todo lo contrario. Hay dirigentes que han empezado a 'afilar los cuchillos' por debajo de la mesa contra su flamante candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba, en previsión de una aplastante derrota.


La 'advertencia' de la ex ministra Trujillo

La semana pasada se podía escuchar en una tertulia radiofónica a la ex ministra María Antonia Trujillo advertir de que si se consuma la debacle "alguien debería asumir responsabilidades". La extremeña no nombró a Rubalcaba ni a ninguno de los dirigentes que forman su equipo, pero era 'verde y con asas'. Los demás tertuliano se cebaron con el candidato del PSOE al que la ex ministra apoyó con tibieza.

A Trujillo se ha unido esta semana  la voz de otro extremeño, nada menos que la del ex presidente de esta comunidad autónoma, Guillermo Fernández Vara, que fue derrotado en las pasadas autonómicas por su rival del PP,  José Antonio Monago. "Si el resultado el 20-N es muy negativo debe haber una conmoción interna, no casi de volver a empezar pero sí de volver al 35º Congreso Federal", ha declarado Vara.

Sus comentarios han caído como una bomba en el equipo de Rubalcaba en donde tienen ya bastantes problemas como para escuchar cómo tiran piedras contra su tejado. El propio candidato, después de intentar restar hierro a sus palabras con un "Guillermo ha tenido días más felices", ha recomendado a Fernández Vara que "hable menos".
 

Patxi López ya pidió un Congreso

Ya cuando el PSOE perdió las elecciones municipales y autonómicas hubo un conato de rebelión que Ferraz consiguió apagar a tiempo. El protagonista fue en esa ocasión el secretario general del PSE-EE y lehendakari, Patxi López, que pidió la convocatoria de un Congreso extraordinario antes de las generales para dar "solución" y "respuesta" al retroceso electoral que habían sufrido. Muchos fueron los que vieron a Rubalcaba detrás de esa petición del barón vasco, que, por cierto, fue secundada también -entre otros- por Fernández Vara. Pero eso hubiera significado quitarle todos los poderes a Zapatero y abrir una confrontación interna mayor que las primarias - o las 'no' primarias'-  para elegir candidato. de modo que se optó por mantener una provisional bicefalia y encumbrar a Rubalcaba como la única esperanza para frenar a un PP muy seguro de su abrumadora victoria.

Cinco meses después de esa derrota, la situación es peor de lo esperado. El 'efecto Rubalcaba' no funciona, según insisten machaconamente las encuestas que vaticinan que el PSOE podría quedarse por debajo del resultado de Almunia, 125 escaños. Si se consuma estas previsiones nadie, -o casi nadie- , tiene  duda de que Rubalcaba presentará su dimisión irrevocable. En este escenario la convocatoria de un Congreso Extraordinario para primeros de año sería obligada puesto que en el PSOE asumen que no pueden esperar al mes de julio para celebrar uno ordinario.
 

La oportunidad de Carmen Chacón

¿Habrá catarsis? La respuesta es que la habrá, como la hubo en el Congreso Federal celebrado en el año 2000 en el que Rodríguez Zapatero se convirtió en secretario general tras ganar por escaso margen a José Bono, uno de los tres rivales a los que se enfrentaba. Y la primera que podría estar esperando su gran oportunidad es la ministra de Defensa, Carmen Chacón, a la que sibilinamente se la obligó a "dar un paso atrás" y no presentarse a las primarias. Desde entonces sus relaciones con Rubalcaba han sido tensas pero la catalana, que acaba de cumplir 40 años, ha guardado las formas y tampoco se espera que diga nada en alto hasta después del 20-N.

Pero habrá más aspirantes. Eso tampoco lo duda nadie. La historia del 35º Congreso podría repetirse pero esta vez con el nombre de una mujer como gran protagonista del cónclave. Lo malo es que si saliera victoriosa del lance, le espera un grupo parlamentario hecho a medida  de su compañero Rubalcaba. Pero todo esto es ficción porque ni se han celebrado las elecciones, ni se sabe cuál va a ser el resultado, ni lo que decidirá hacer, si pierde, Rubalcaba. La solución, como él mismo diría, "próximamente en esta sala".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios