www.diariocritico.com
La alusión a Urdangarín y la mención de ETA

La alusión a Urdangarín y la mención de ETA

lunes 26 de diciembre de 2011, 09:26h
La pregunta que se hicieron muchos españoles ante el mensaje navideño del Rey, en la noche del sábado, tratan de responderla los medios escritos este lunes, tras su pausa navideña del domingo. ¿Dijo lo que se esperaba de él, acerca de los turbios negocios de su yerno Iñaki Urdangarín? ¿Estuvo a la altura de las circunstancias? Depende de lo que se esperara, y depende de quién haga el juicio de valor, pero en términos generales, se constata que el Rey hizo alusión bastante implícita del caso que él mismo había cuestionado como conducta inapropiada. El Rey hizo algunas consideraciones en el párrafo que dedicó al asunto: primero y principal, que "cualquier actuación censurable deberá ser juzgada y sancionada". O sea, que toda actuación censurable debe ser juzgada y sancionada. 

En segundo lugar, que la ley es igual para todos. Tercera consideración: la grave preocupación que suscita el daño a la Corona causado por los negocios del insaciable Urdangarín. Y como colofón, y como comparación, lo bien que lo está haciendo el sucesor Príncipe don Felipe... Es cierto que no hubo  mención expresa del duque de Palma, ni mucho menos de su mujer, la infanta Cristina, ambos bajo la lupa de los jueces por la percepción de fondos logrados con una asociación no gubernamental y sin ánimo de lucro... Pero a quienes estábamos esperando la alusión, la hubo, aun que pudo haber llegado en anteriores discursos navideños. El Rey conocía las "andanzas no santas" de su yerno desde hacía años. Pero "más vale tarde que nunca", y más vale una alusión que nada.

Los distintos portavoces de los partidos han sido coincidentes: La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, ha aplaudido el mensaje del Rey porque entiende que refleja "con claridad y precisión los problemas actuales y los retos a los que se enfrenta la sociedad española", entre ellos, la "profunda preocupación por el problema del paro".

El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, también dio su visto bueno al discurso, al asegurar que el Rey "ha sabido estar a la altura de las circunstancias" con sus referencias a temas que preocupan al conjunto de la sociedad y en su insistencia en exigir un recto comportamiento de los responsables públicos.

Otras voces han sido más cautas: el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha considerado que el mensaje navideño del Rey Juan Carlos I se sitúa "en el buen camino" para revitalizar las instituciones públicas y fomentar su respeto. El diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares ha criticado que al Rey le faltara autocrítica en su tradicional discurso de Navidad. Llamazares ha considerado que el discurso del Rey cumplió con sus "expectativas reales".

El portavoz del BNG en el Congreso, Francisco Jorquera,  hizo una evaluación "con luces y sombras" del mensaje en el que echó de menos "una alusión más directa a la crisis de la institución monárquica". Jorquera no ha considerado suficientes las palabras del rey sobre la credibilidad y el prestigio de las instituciones. El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha destacado el "contenido republicano" del discurso del Rey Juan Carlos I, al señalar que todo el mundo es igual ante la ley. A pesar de ello, apuntó que le gustaría que esto "siempre" fuera así y, por ejemplo, el jefe del Estado pudiera escogerse en unas elecciones abiertas.

El portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, ha echado en falta una "referencia más entusiasta" a la situación creada en Euskadi tras el cese de ETA. Y ha considerado que el monarca debería haber sido "más claro" con "la grave crisis" de la Corona. Mäs duro ha sido el parlamentario de EB, Mikel Arana, que ha exigido un referéndum sobre la continuidad de la Corona y ha opinado que lo que trató de hacer el rey en su discurso navideño es "perpetuar una institución anacrónica y antidemocrática".

El representante de Aralar, Dani Maeztu, ha criticado las alusiones realizadas por el Rey al terrorismo en su mensaje navideño, y ha destacado que ha demostrado "la lejanía" que mantiene con la sociedad vasca al hacer un discurso de "vencedores y vencidos".  Sin duda, llamativa ha sido la consideración de Carmen Iglesias al referirse a la que llama "corrupción codiciosa" del yerno. No duda en proclamar que el ya famoso discurso real estuvo "a la altura de su responsabilidad y de sus convicciones, haciendo frente a los problemas nacionales y personales con los que se enfrentaba"...

Además, parece evidente que, para algunos políticos, el mensaje del Rey encerraba un segundo contenido novedoso y de consistencia, la invitación a que ETA deje las armas y se disuelva de una vez por todas. Y es que el caso de ETA, tras la victoria del PP en las elecciones de noviembre, parece no haber recibido las atenciones correspondientes. O sí les parece a los abertzales, a quienes el PP la negado grupo propio en el Congreso. Posiblemente, una materia tapada, en buena medida, por otros asuntos de mayor urgencia, como los negocios del famoso yerno desleal...
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios