www.diariocritico.com
Gibraltar no es una broma

Gibraltar no es una broma

miércoles 25 de enero de 2012, 08:26h
    El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha puesto sobre la mesa, ante su homólogo británico, el asunto de Gibraltar, y le ha dicho textualmente que "esta broma se ha terminado". Y al decir broma se refería a la negativa del Reino Unido a entrar a fondo en la situación irregular de la soberanía de un país extranjero en otro que, además, es socio suyo en la Unión Europea. "Madrid y Londres tienen que reunirse y negociar hasta la extenuación, y hay que encontrar una salida", vino a decir el ministro García-Margallo.

     Como el tiempo todo lo deteriora o lo matiza o lo desdibuja o lo corrompe, para algunos españoles reclamar la condición española Gibraltar es cosa de franquistas o de "fachas" o de nostálgicos, y lo mejor es mirar hacia otro lado. Y no es así: se puede soportar una injusticia durante siglos, como en este caso, y por las circunstancias que sean..., pero lo peor que puede suceder es que la injusticia pierda su condición de tal y sea considerada como algo absolutamente normal e inevitable... Por ahí no se puede tragar: es una cuestión de justicia y de dignidad. Y no es éste el momento de enseñar los colmillos ni de jugar a las amenazas bélicas, como hacen británicos y argentinos en Las Malvinas,  sino que es el tiempo de la negociación firme y de mantener la razón..., porque la razón que no se mantiene... termina por perderse. Y los negociadores deben ser, en un primer nivel, España y el Reino Unido, y en un segundo plano, aunque relevante, Gibraltar y Andalucía, que son los territorios directamente afectados por esta contradicción de la historia y de la soberanía. Y no vale el pretexto de decir que la profunda crisis económica es una prioridad de tal calibre que eclipsa la solución de otros problemas. Con una buena negociación sobre Gibraltar, hasta a la salida de  la crisis -que también es una crisis de confianza y de autoestima- se le añadirían elementos positivos.

    Y miramos hacia otro escenario de la España exterior, que es la selección de cuatro investigadores españoles en el grupo de los científicos del mundo con más proyección y con mejor futuro. Son estudiosos que trabajan en cuestiones como el cáncer, las células madre, los tumores, el envejecimiento... Uno de estos científicos, Óscar Fernández-Capetillo, ha denunciado que "la ciencia en España está para pegarse un tiro en el pie y salir corriendo". Por fortuna, ese sentido del humor negro no ha consumado el tiro en el pie, y de momento estos cuatro españoles han salido corriendo para trabajar en sus laboratorios. Se espera que algún día lideren la ciencia española..., y la extraigan de la marginación..., y la rediman  del desprecio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios