www.diariocritico.com
La primera encuesta electoral

La primera encuesta electoral

martes 07 de febrero de 2012, 07:59h
¿Tiene sentido una encuesta electoral cuando aún se están ajustando los efectos de las elecciones de noviembre? Lo cierto es que el Centro de Investigaciones Sociológicas ha proporcionado su primera evaluación tras las elecciones, en este nuevo tiempo político, y llama la atención la valoración que se hace o que destacan unos y otros medios informativos escritos. Hay para todos los gustos, como ya es frecuente observar en esta clase de recuentos: El PP mantiene su ventaja pese a los recortes y la subida de impuestos, resume la situación El País, que añade que el PSOE  sólo reduce su distancia dos puntos desde noviembre. Rajoy no aprueba, pero logra su mejor nota de los últimos ci nco años. Señala El Mundo que el PP cae dos puntos pero mantiene una ventaja de 14,7 sobre el PSOE. De 13 ministros, sólo la vicepresidenta y Ruiz Gallardón son conocidos por la mayoría.  ABC destaca que el PP se mantiene a 14,7 puntos  del PSOE tras el primer ajuste de Rajoy, y que la valoración media de los ministros del PP es de 4,79 frente al 3,47 que dejaron los socialistas, según el CIS. IU sigue ganando terreno al PSOE. El portavoz de Amaiur, el peor. Dice La Razón que el PP mantiene una ventaja de casi 15 puntos pese a los ajustes, y que siete de cada diez ciudadanos desconfía del nuevo jefe de la Oposición. Casi la mitad de los españoles cree que el ejecutivo es capaz y competente. Gallar´don y Santamaría, los más valorados. Corrupción y fraude irrumpen como cuarto problema, tras el paro,  los problemas económicos y la clase política y los partidos. Destaca Público que el PP pierde apoyo nada más llegar al Gobierno. Baja dos mpuntos respecto al 20-N. El ministro peor valorado es Morenés. Los conservadores tienen una ventaja de 14,7 puntos sobre los socialistas.  Los ciudadanos creen que la sanidad, la educación y el paro empeorarán en 2012. Señala La Gaceta que mejora la imagen del jefe del Ejecutivo y Gallardón es el ministro más valorado. Sáenz de Santamaría y Ana Pastor también obtienen un aprobado. Rubalcaba suspende y baja en puntuación. El portavoz de Amaiur recibe la peor calificación. El fraude y la corrupción son ya la cuarta preocupación. Y de parecida manera lo cuentan los diarios especializados en cuestiones económicas: El PP mantiene una amplia ventaja frente al PSOE pese a la subida fiscal, dice Expansión, que añade que los populares obtendrían un 42,7 por 100 de los votos, dos p8untos menos que en las elecciones del 20-N. La encuesta fue elaborada después de que el gobierno aprobara la subida del IRPF. Un 36,8 por 100 de los ciudadanos asegura estar convencido de que las cosas le irán mejor en 2012, y el 65,3 por 100 confía que los cambios de la política económica van a ser positivos para el país. Gallardón, mejor valorado que Rajoy y Santamaría. Dice Cinco Días que el PP mantiene la distancia con el PSOE pese al recorte del gasto y el alza del IRPFY en El Economista, Rajoy pierde dos puntos de apoyo electoral tras su primer ajuste. El 43 por 100 confía en que las cosas irán a mejor con el nuevo Ejecutivo; el 19 por 100 cree que la peor...

Como se comprueba, en todos los medios escritos se concede relevancia a este primer sondeo tras las elecciones de hace dos meses. No hay grandes cambios en la opinión, pero sí algunas leves tendencias, que veremos si se confirman o desmienten en los sondeos sucesivos. No hay duda de que Gobierno y Oposición (u oposiciones, porque de inmediato se comprueba que mejoran sus posiciones IU o UPD), sobre todo el primero, están sometidos a grandes "`presiones", por razón de sus propias actuaciones ya en marcha. No hay duda de que decisiones como la elevación de los impuestos,  las reformas financiera y  laboral, dejan neutrales a muy pocos, o a nadie. Pero de igual manera, se podría decir que no es lo mismo un PSOIE con Rubalcaba o con Chacón al frente, y que se incline por el laicismo o por la colaboración con  el Gobierno para salir de la crisis.

Pero es indudable que, a la escasa distancia que aún tenemos de las elecciones, por muy continuadas y contundentes que hayan sido las primeras decisiones  para empezar a modificar las cosas, no hayan dado tiempo a cambias las opiniones. Cada votante es y se cree, todavía, dueño de su propio voto, y no abjura o se arrepiente de él. Podría suceder, pero no aún... Una prueba de tanta dureza como el anuncio de una elevación de impuestos, adoptada incluso contra sus propias promesas electorales, (el anuncio, todavía no su ejecución), apenas llega a "tocar la conciencia" de un par de puntos porcentuales a los apoyos de los que sigue disfrutando el Gobierno.  Lo que demuestra, una vez más, que la caída del socialismo como opción a considerar por los ciudadanos había llegado muy abajo. E incluso que todavía sigue bajando... Y estaría justificado en el hecho de que "la nueva oposición" aún no ha comenzado a ser ejercida, está sin estrenar...
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios