www.diariocritico.com
¿Qué España queremos para nuestros hijos?

¿Qué España queremos para nuestros hijos?

viernes 10 de febrero de 2012, 16:30h
En la noche del jueves se presentó en Sevilla el libro editado por Almuzara y coordinado por Fernando Jáuregui y Manuel Ángel Menéndez, "La España que necesitamos. Del 20-N al 2020", una recopilación de 130 artículos de personalidades del ámbito político, económico, jurídico, laboral y cultural en la que se desgrana cuál es el país al que aspiramos cuando acabe esta crítica década. Se trata de un ejercicio de deseos y esperanzas en el que cada uno aporta su granito de arena en busca de soluciones a la actual crisis económica, social y de valores en la que se haya sumida no sólo España sino toda la sociedad occidental, el llamado primer mundo El acto, que contó con una numerosa presencia, fue clausuradoor el alcalde de Sevilla, presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias y cabeza de lista de la candidatura sevillana del PP-A a las próximas elecciones andaluzas, Juan Ignacio Zoido. Y en contra de lo previsto, fue él y no los coordinadores ni el editor, Manuel Pimentel, quien dio la clave de la España que necesitamos. Porque, en el fondo, lo que España necesita imperiosamente para superar el profundo bache en que se encuentra y en el que los diversos agoreros ahondan cada día, es ilusión y esperanza, trabajo y esfuerzo, ideas y proyectos valientes, y sobra miedo y desconfianza en una clase política y económica que nos ha dado las suficientes razones como para no fiernos de ella.

Zoido puso un ejemplo que en Sevilla es revelador. "Yo soy -dijo- de la Cofradía de San Isidoro que sale el Viernes Santo. Como es habitual en Sevilla, el Viernes Santo siempre llueve. Cuando toda la cofradía está en el templo esperando la salida procesional y observando el cielo cubierto de nubarrones, siempre hay alguien que dice: Pues yo tengo un primo en Rota (o en Morón) que me acaba de mandar un mensaje diciendo que en una hora van a caer chuzos de punta. El hermano mayor, que tiene información de primera mano del Instituto Meteorológico de Sevilla que afirma que existe una escasa probabilidad de lluvia, comienza a dudar y, al final, como siempre, la cofradía no se arriesga y, un año más, se queda si hacer su salida procesional". Eso precisamente es lo que sobra en estos momentos en España, agoreros con un primo en Rota que nos den cada día la matraca con la prima de riesgo y provoquen el retraimiento del consumo. Sobra eso y faltan los suficientes cojones entre los políticos para poner al sistema bancario en el lugar que debería corresponder, no solo al servicio de sus accionistas, sino al servicio de la sociedad que los mantiene.

Uno de los asistentes al acto, amigo desde la niñez y ahora colega profesional y gran polemista, me comentaba que el libro no aportaba nada nuevo porque estaba escrito exclusivamente por aquellos que nos han llevado al actual desastre (José Luis Rodríguez Zapatero, Mariano Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría, José Bono, Cristóbal Montoro, José Antonio Griñán, Patxi López, Anasagasti, Cayo Lara, Fernández Toxo, Cándido Méndez, Valeriano Gómez, Luis de Guindos, Maria Tresa Fernández de la Vega, Isidro Fainé, Antonio Brufau, Cándido Conde Pumpido, Margarita Robles, Miguel Ángel Moratinos o Luis Eduardo Aute, entre otros muchos). "Esos mismos que nos han llevado al actual caos, no pueden darnos las soluciones para el futuro", afirmaba. Y como decía El Guerra, "lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible". No le falta razón, pero es evidente que estas personalidades son quienes todavía tienen en sus manos el poder y la posibilidad de modificar la realidad paera buscar soluciones a la crisis. Convendría que alguien hiciera otro libro con aportaciones de ciudadanos anónimos, de jóvenes con nuevas ideas que aportaran su visión sobre lo que debería ser la España que necesitamos para el 2020. Porque la mayoría de los autores que han colaborado en "La España que necesitamos" deberían estar jubilados en el 2020 y es necesario, más que nunca, una nueva hornada que tenga una visión distinta de la política, la economía y, en definitiva, de los valores que deberán imperar en la nueva sociedad a la que nos dirigimos. El futuro, pues, está en sus manos y va siendo hora que tomen el necesario relevo generacional.


Lea también:

- Andalucía Crítica>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios