www.diariocritico.com
El congreso fantasma

El congreso fantasma

jueves 16 de febrero de 2012, 14:04h
Uno entiende que, tal y como están las cosas en estos momentos, el PP tenga otras prioridades más importantes que la celebración de un congreso que renueve o confirme la actual estructura organizativa del partido; uno comprende que su presidente, Mariano Rajoy, esté más pendiente de afrontar los graves problemas por los que atraviesa España que preocuparse por elegir una nueva comisión ejecutiva y uno acepta que no es fácil adaptar la agenda del presidente del Gobierno, de numerosos ministros, de presidentes de comunidades autónomas, consejeros y de multitud de alcaldes, a los escasos tres días, 17, 18 y 19 de febrero, en que tiene lugar el XVII Congreso Nacional del PP en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla y al que acudirán cerca de cuatro mil personas entre los 3.172 compromisarios, invitados y periodistas que participan en el mismo. Lo que uno no acaba de entender es que a sólo 24 horas del inicio de este congreso siga sin haber un programa que especifique el transcurso de las diferentes sesiones que se desarrollarán este fin de semana en la capital andaluza. A no ser, claro, que se pretenda ocultar cualquier información previa para evitar que alguien tenga la aviesa intención de boicotearlo. Ha habido que esperar a mediodía del jueves, para que la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y el presidente del PP andaluz y secretario de Política Municipal, Javier Arenas, faciliten algún dato de esta especie de cónclave fantasma.

Es cierto que, con los precedentes del XXXVIII Congreso Federal del PSOE, reciéntemente celebrado en Sevilla, el del PP se presenta bastante aburrido informativamente hablando. La falta de candidatos anternativos a Mariano Rajoy y la unidad de los populares en torno a su actual lider y a su ejecutiva, impiden cualquier tipo de especulación que suscite el morbo que rodeaba al cónclave de los socialistas. Por ello, la única expectativa de este congreso es ver cómo va a apoyar el partido al presidente del PP andaluz, Javier Arenas, ante el importante reto que se le presenta en algo más de un mes, con las cruciales elecciones andaluzas del 25 de marzo. Arenas no sólo necesita reforzar su posición interna dentro del PP, sino que debe obterner un respaldo unánime de sus compañeros de partido y sobre todo del Gobierno central para lograr mantener la actual diferencia de intención de voto que le anuncian las encuestas e incluso ampliarla para conseguir esa ansiada mayoría absoluta que le proporcione el deseado relevo al frente de la Junta de Andalucía después de más de treinta años de gobiernos socialistas ininterrumpidos.

La gran diferencia entre ambos congresos, el del PSOE y el del PP, es la distinta posición con el que los líderes nacionales y regionales los han afrontado. Si los socialistas han apoyado finalmente a su nuevo secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba por sólo una veintena de votos frente a su contrincante, Carmen Chacón, ahora es posible que Mariano Rajoy logre un respaldo a su gestión de los que los polítólogos califican como "a la búlgara", es decir, casi unanimidad absoluta de los más de tres mil compromisarios. Y si el candidato socialista a la Presidencia de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, se llevó del Congreso de Sevilla, las migajas del "florero" de la Presidencia del partido tras haber apoyado a la candidata perdedora, el presidente del PP-A y candidato popular a la Presidencia de la Junta, Javier Arenas, no va a tener problema alguno para ocupar un puesto decisivo e importante en la nueva Ejecutiva nacional del PP que salga elegida este fin de semana en Sevilla.

Con todas estas premisas, el XVII Congreso Nacional del PP, que presidirá el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido y cuyo lema es "Comprometidos con España", ofrece escasos alicientes para el morbo informativo. Se trata más de un debates de ideas que de nombres y cuando faltan nombres en la lucha por el poder,  parece que decae el interés de los medios de comunicación. Sólo les adelanto que serán tres los nombres que más resonarán este fin de semana en la sede sevillana de FIBES, el de Manuel Fraga, quien recibirá un homenaje pústumo de sus compañeros de partido, el de Mariano Rajoy que revalidará la presidencia del partido por unanimidad, y el de Javier Arenas, que será acogido como futuro presidente de la Junta de Andalucía. Espero que todas estas expectativas de futuro de esta especie de "congreso fantasma" no anden demasiado descaminadas.  
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios