www.diariocritico.com
La otra cara del 17º Congreso del PP

La otra cara del 17º Congreso del PP

viernes 17 de febrero de 2012, 16:40h


González Pons, en segunda fila; ¿por qué?

Esteban González Pons, a quien se le encargó ser el más pugnaz durante la precampaña y la campaña electorales, ha quedado relegado también a la hora de formar partido, tras haber quedado fuera del Gobierno. Ser vicesecretario de Estudios y Programas, junto a los también vicesecretarios Javier Arenas y Carlos Floriano, todos bajo la batuta de Dolores de Cospedal, no es gran cosa, ciertamente, para alguien que había subido como la espuma dentro del partido. Dicen quienes han hablado con González Pons en las últimas horas que no está demasiado satisfecho con el destino político que le han dado entre Rajoy y Cospedal. Pero no tirará, aseguran estas mismas fuentes, la toalla, aunque no hayan faltado quienes se lo aconsejasen: el que resiste gana, y Pons tiene valores más que suficientes para sobrevivir y promocionarse. Pero, claro, su personalidad resulta excesiva para los deseos de Cospedal de ocupar los resquicios del poder.  Por lo demás, la lista de la ejecutiva aprobada anoche era la esperable, porque, como dijo Rajoy --por enésima vez--, él es una persona "previsible". Destaca el peso de los vascos, destaca el que Cospedal haya situado nada menos que en la secretaría electoral a Vicente Tirado, su 'mano derecha' en Castilla-La Mancha, y destaca la entrada de la también 'mano derecha'  de Gallardón, Manuel Cobo, en la secretaría de Política Local.Hay, claro está, un juego de equilibrios entre las ahora bien avenidas 'familias' del PP.

Comunicaciones por tam-tam

La cobertura de móviles en Sevilla Este, lugar donde se encuentra el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla es bastante deficiente. Tanto es así que los cientos de periodistas acreditados tuvimos que armarnos de paciencia para poder enviar las crónicas. No había forma de conectar el ordenador con el wifi y fueron muchos los que optaron por volverse al hotel para poder ponerse en contacto con sus medios. Sólo aquellos privilegiados que poseían una iPad pudieron salvarse de la quema ayer. Hubo quien se la tuvo que pedir prestada a algún compañero para no perder lo ya escrito.

El kiosco de La Raza

Si había un lugar en Fibes que congregara a multitud de compromisarios, periodistas e invitados no era precisamente el salón plenario sino un kiosco que el Grupo la Raza instaló junto a una de las puertas del recinto y que, gracias al buen clima del mediodía y la tarde y a sus exquisitos montaditos de pringá y lomo, eran un atractivo al que pocos se podían resistir. Por allí pudimos ver a numerosos altos cargos del PP y al esposo de la secretaria general, antiguo delegado del Gobierno en Andalucía, tomando el sol del mediodía en una mesa y con una cervecita en la mano.

La delegación andaluza, eufórica

Si Rajoy era el centro de atención del congreso, el líder del PP andaluz, Javier Arenas no le iba a la zaga. Las numerosas alusiones en todos los discursos y la general confianza de que el PP pueda conseguir el gobierno de la Junta de Andalucía el próximo 25 de marzo, hicieron que la numerosa delegación andaluza viviera momentos de éxito y reconocimiento de sus compañeros de partido. El propio Rajoy, en su discurso de anoche, volvió a reiterar su apoyo a Arenas y su plena confianza de que "por el bien de Andalucía" el PP logrará por primera vez la Presidencia de la Junta.


El caos circulatorio

600 personas que salían a medio día del sábado del Congreso tuvieron que esperar una larga cola ante la ausencia de taxis para ir a almorzar a la ciudad. Al parecer, las fuerzas de seguridad municipales -y eso que el presidente del Congreso es el alcalde Zoido- impidieron el libre flujo de los taxistas hasta la zona. Y lo peor es que este domingo una maratón dificultará hasta el máximo el transporte por la ciudad y, especialmente, hacia el congreso que está a la salida de la misma. La sombra del caos ciudadano se cierne sobre el plácido congreso...

Contundente Aznar

Los congresos del PP, todos ellos, tienen  siempre un referente en José María Aznar. Cada vez que el ex presidente aparece, con o sin Ana Botella -con en este caso--, el revuelo es mayúsculo. Aznar se largó este sábado un discurso de veinte minutos, contundente, duro con el pasado -el pasado, ya se sabe, es Rodríguez Zapatero-y con pocas concesiones a la flexibilidad. Aznar en estado puro. Y gustó, vaya si gustó el ex presidente, con quien todos los compromisarios quieren fotografiarse, a quien muchos le piden un autógrafo. Este sábado, en su intervención ante el XVII Congreso 'popular', Aznar volvió a barrer, con su discurso anti-ETA y antisocialista. ¿Qué los teimpos van por otro lado? Se siente: el ex presidente va a lo suyo -en este ocasión tocaba felicitar a Rajoy, no hostigarlo--, por más que 'lo suyo' sea, a veces, un epistolario que, lo hemos comprobado en multitud de conversaciones privadas, se centra más en el 'deber ser' que en el ser.

Sevilla, ese color especial...

Sevilla, 'tomada' por cinco mil congresistas en el cónclave del PP; viene momentos dulces. Al menos, su hostelería. Y lo cierto es que no resulta difícil ver, en la madrugada de la ciudad, a grupos de congresistas abarrotando los bares de copas, los restaurantes...Como este XVII congreso no es dramático, es, sin duda, divertido.

El (largo) vídeo de Fraga
 
La intervención de Aznar se retrasó más de media hora porque en el congreso pusieron un vídeo de homenaje a Fraga de más de media hora de duración. La sombra del presidente-fundador, fallecido hace un mes y dos días, es alargada: una sala especial, dentro del palacio de Exposiciones, alberga fotografías no necesariamente inéditas de los sucesivos pasos de Don Manuel por estamentos influyentes del poder.
 
Y ¿quién va a ser el presidente de RTVE?
 
Eso es lo que preguntan los compromisarios a los periodistas. Con algunos de ellos, los que salen en televisión, se hacen fotografías y les someten a largos interrogatorios: ¿quién va a ser el presidente de RTVE, quién el de la agencia Efe, quién...? Los periodistas salen del atolladero como pueden, sonríen para las fotos y siguen tratando de cumplir con su obligación.
 
Aburrimiento
 
En las horas congresuales, los compromisarios se aburren. Votan 'sí' a todo, toman cañas en un quiosco situado en el exterior --con un solecito muy agradable y unos bocadillos de 'pringa' legendarios--. Debate no hay, paseos por los pasillos hay muchos y encuentros, comentarios --"mira, la ministra de Trabajo"-- muchísimos. Porque, en efecto, los ministros, casi todos los ministros, andan por ahí revueltos con los invitados y compromisarios, aunque, eso sí, acosados por las cámaras de televisión, que, ante el tranquilo sesgo del congreso, tienen que encontrar material informativo allí donde pueden.

Cospedal recurre a la Biblia

El discurso de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, sobre el informe de gestión de la Ejecutiva saliente tuvo varios guiños a la galería con alusiones al pasado, al presente y al futuro. El primero, como no podía ser de otra forma ayer, fue para el desaparecido presidente de honor del partido, Manuel Fraga; el segundo, para el actual líder y mañana presidente reelecto, Mariano Rajoy, y el tercero fue un cita bíblica sobre la mujer de Lot. Cospedal apostó por olvidarse del pasado, contemplar el futuro y no quedarse mirando atrás para convertirse en una estatua de sal. La cita iba dirigida con toda la mala intención al nuevo secretario general de PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba y fue acogida por una cerrada ovación de los compromisarios.

Un congreso a la búlgara

Demasiadas unanimidad. Ese era el comentario generalizado de la mayoría de los periodistas presentes ayer en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla. Tanto es así que algún dirigente popular llegó a pedir "sotto voce" que alguien se pusiera en contacto con los compromisarios para que alguno de ellos votase en contra. No hubo manera y los carteles con el "sí" volvieron a llenar el salón de plenos. Ante este panorama, el presidente del congreso, Juan Ignacio Zoido, optó porque las votaciones se hicieran a mano alzada, aunque no lo consiguió. La unanimidad a la hora de aprobar todas las gestiones de la actual Ejecutiva dio lugar a que muchos se preguntaran para qué sirve este congreso ya que la dirección del PP va a seguir estando formada por casi las mismas personas. Es lo malo y lo aburrido que tienen estos congresos a la búlgara donde las discrepancias están ausentes. ¡Qué diferencia con el anterior congreso celebrado en Valencia en el que la figura de Rajoy estaba en la picota! Ahora, por no estar, ni siquiera están presentes ni Camps ni Costa, anfitriones de la anterior cónclave.


El congreso de la austeridad

La crisis es la crisis. Y como no podía ser de otra forma, el XVII Congreso Nacional del PP ha recortado gastos. Para intentar que los costes no se fueran por las nubes los populares han decidido reutilizar el material que emplearon en la campaña de las elecciones generales del 20 de noviembre en el congreso, nada menos que 5.500 metros cuadrados de tela y 5.500 metros cuadrados de moqueta. En el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla (Fibes) los precios eran esta vez, valga la redundancia mas "populares" que en el XXXVIII Congreso del PSOE. Los "bocatas" rondaban los siete euros, tres menos que o que costaban en el hotel Renacimiento hace dos semanas, y el café salía por 1,20, un euro menos que en la convención del PSOE. En lo que el PP fue menos austero es en el número de compromisarios que, con 3.271, casi duplicaban el número de delegados que concentraron los socialistas en Sevilla.

¿Y qué contamos?

Esto está la mar de aburrido. ¿Y qué es lo que contamos? Era la pregunta que se hacían los más de quinientos periodistas de ciento veinte medios acreditados en el congreso popular tras la intervención del presidente de a Comisión Organizadora, Pedro Sanz, del presidente del Congreso, el alcalde de Sevilla, Juan Ignaco Zoido y de los tres portavoces de los Grupos Parlamentarios, Jaime Mayor Oreja, del Partido Popular Europeo, José Manuel Barreiro, portavoz del Senado, y Alfonso Alonso, portavoz del Congreso, quienes abrieron el cónclave antes del informe de Gestión de ls secretaria general del PP, Maria Dolores de Cospedal. Porque todo era hablar de la crisis y de las tristes verdades que había que contarle a los españoles. Así que, a falta de peleas internas y de luchas por el liderazgo, todo era hacer paseíllo en busca de algún exclusivo interesante que entretuviera algo al personal.

Demasiadas alusiones a los ausentes

Ante la falta de noticias relevantes en la primera jornada, los protagonistas ayer, por desgracia, fueron los ausentes. Primero, el ex presidente honorario, Manuel Fraga, a quienes se refirieron Pedro Sanz, Juan Ignacio Zoido, Mayor Oreja. José Manuel Barreiro y Alfonso Alonso después de que Mariano Rajoy, acompañado por Javier Arenas y Maria Do¡ores de Cospeadal, inauguraran la exposición que el congreso le dedicó al presidente fundador, Manuel Fraga, quien, como recordó Zoido, hace exactamente 22 años en este mismo lugar supo dejar su lugar a unas nuevas generaciones. Y no sólo Fraga era el ra ausente, sino todos aquellos que dejaron su vida a manos de la banda terroristas ETA, con los sevilanos, Alberto Jiménez Becerril y Ascención García. Y ,cómo no,la ausencia por fuerza mayor, del presidente del PP de Sevilla, José Luis Sanz, quien tenía que haber dado la bienvenida a todos los compromisarios, pero se vio obligado a ausentarse por el fallecimiento, ayer de su padre

Bocatas y cafeses a precios 'populares'

En el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla (Fibes) los precios eran esta vez, valga la redundancia más "populares" que en el XXXVIII Congreso del PSOE. Los "bocatas" rondaban los siete euros, tres menos que Lo que costaban en el hotel Renacimiento hace dos semanas, y el café salía por 1,20, un euro menos que en la convención del PSOE. En lo que el PP fue menos austero es en el número de compromisarios que, con 3.271, casi duplicaban el número de delegados que concentraron los socialistas en Sevilla.


Rajoy-Arenas, almuerzo en Sevilla

Poco después de las 14.30, hora a la que Mariano Rajoy ha llegado a Sevilla en el AVE, el presidente popular ha almorzado con el vicesecretario de Política Territorial y candidato a la Presidencia del Gobierno andaluz, Javier Arenas, con el que ha conversado sobre el futuro organigrama del PP que aprobará el 17 Congreso del partido. Interesante almuerzo previo al Congreso, porque una de las dudas es si la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, contará con un coordinador que la ayude en la gestión diaria del PP.

¿Habrán cerrado algún nombre? En todo caso los encuentros más definitivos para cerrar el nuevo diseño del organigrama del PP será esta noche, en una cena a la que asistirán, además de Rajoy, María Dolores de Cospedal; Soraya Sáenz de Santamaría; Javier Arenas, y el vicesecretario de Comunicación, Esteban González Pons.


Gran despliegue mediático

Es cierto que el 17 Congreso del PP es sumamente tranquilo -no tiene nada que ver con el más convulso de Valencia, hace cuatro años-, pero dado que es el partido en el Gobierno el interés mediático está garantizado. La oficina de prensa de los populares ha acreditado a más de 515 periodistas de 120 medios de comunicación españoles y 8 internacionales.

También para los medios el despliegue ha sido máximo: el Pabellón 1 del FIBES de Sevilla -donde están instalados los medios de comunicación- disponen de zonas para prensa escrita, emisoras de radio, televisiones y ruedas de prensa, distribuidas en una sala de trabajo con 500 puestos, 7 cabinas para radios nacionales, 5 cabinas de edición para televisiones nacionales y 10 para autonómicas y una sala para ruedas de prensa para 100 personas. Los populares han previsto igualmente la retransmisión vía satélite de las intervenciones en abierto, para lo que cuentan con un equipo de 20 personas para manejar nueve cámaras y dos unidades móviles... además de la web, por supuesto.


6.000 metros cuadrados... ¡mucha tela!

Pues así es: 5.500 metros cuadrados de moqueta y otros 6.000 metros cuadrados se han destinado a decorar los más de 28.000 metros cuadrados en los que se desarrolla el 17 Congreso Nacional del PP en Sevilla. Mucha tela, sin duda, aunque sus promotores dicen que es el congreso 'de la austeridad'.

En todo caso, el montaje es espectacular: dispone de 100.000 watios de sonido y 600.000 de luz, para lo que se han utilizado 1.200 metros lineales de estructuras para luz y sonido y 120 metros cuadrados de pantallas de leds que darán imagen de las intervenciones a los compromisarios. Sólo el escenario ocupa 700 metros cuadrados, y la organización ha dispuesto 2.500 asientos en pista y 2.000 en la grada. Para este soberbio montaje, han trabajado durante una semana 200 personas y se han empleado 9 trailers y 20 furgonetas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios