www.diariocritico.com

Gómez le replica que la "debacle" del PSOE ha sido "generalizada"

Rubalcaba 'achaca' a Gómez los 'pésimos' resultados en Madrid

Rubalcaba 'achaca' a Gómez los 'pésimos' resultados en Madrid

viernes 02 de marzo de 2012, 23:37h
Alfredo Pérez Rubalcaba intentó aparentar neutralidad y en su discurso de inauguración del XII Congreso regional del PSM no citó ni una solo vez ni a Pilar Sánchez Acera ni a Tomás Gómez, los dos candidatos que aspiran a la secretaría general del partido. Pero el líder del PSOE no pudo evitar tirar de las orejas a Gómez y reprocharle que en los años que lleva liderando la federación madrileña apenas ha aumentado el número de militantes. Por eso pidió que de este Congreso salgan "más fuertes" con una "alternativa que  "barra en  Madrid a esa derecha castiza, cañí, sin complejos y sin escrúpulos" que encarna Esperanza Aguirre. El líder regional, aunque asumió su "parte de responsabilidad", se escudó en los malos resultados que "a nivel general" ha cosechado el PSOE en las últimas elecciones por culpa del "tsunami de la crisis" y recordó que en Madrid los socialistas no ganan al PP desde 1986.
Rubalcaba se hizo esperar. Su discurso empezó con más de media hora de retraso pero a los dirigentes madrileños no parecía importarles porque todos se tomaron el inicio del cónclave con bastante tranquilidad.  Mientras esperaban al secretario general del PSOE, en los pasillos del hotel madrileño algunos de los dirigentes que apoyan a uno y a otro candidato reconocían  en los corrillos que mantenían con los periodistas que las fuerzas están "muy igualadas" a escasas horas de que se celebre la votación para elegir a próximo líder del PSM. Eso ocurrirá este sábado a mediodía cuando se abran las urnas para que los cerca de un millar de delegados acudan a votar para elegir al futuro lider del partido.
 
La rival de Gómez, Pilar Sánchez Acera, que entre otros dirigentes estuvo arropada por Jaime Lissavetsky, Rafael Simancas o Ruth Porta, se mantuvo en un discreto segundo plano durante toda la primera jornada. Ni siquiera se la vio abrazando a Rubalcaba, aunque dicen que sí se saludaron. Dado que los periodistas no pudimos permanecer cerca del escenario, muchos detalles no se pudieron apreciar. Si se vio en primera fila a dos veteranos del PSOE, Gregorio Peces Barba y José Federico de Carvajal, -primeros ex presidentes del PSOE del Congreso y del Senado, respectivamente- ,  a los que Rubalcaba dio una efusiva bienvenida y los delegados dedicaron una calurosa ovación.
 

La política "cañí" de Aguirre

Rubalcaba comenzó su discurso en clave 'madrileña' metiendo caña a Esperanza Aguirre de la que aseguró que encarna el "tacherismo más cañí y castizo", actuando "sin complejos" y "con una gran desparpajo" a la hora de aplicar sus políticas en Madrid a la que Rubalcaba dice que ha convertido "en el laboratorio de ideas más conservadoras del PP". Pero, justamente por eso, el líder del PSOE apremió al PSM a 'espabilar' y a no mirarse tanto el ombligo, "a trabajar a partir del lunes para preocuparos de lo que pasa fuera, a hablar con los ciudadanos y a abrir las ventanas, las puertas y los ordenadores". Y ahí fue donde le lanzó a Tomás Gómez, sin citarle, algunos duros reproches al recordarle que en el PSM apenas hay 20 militantes cuando Madrid tiene 6 millones de habitantes. Así que exigió que en los próximos 4 años se propongan - gane quien gane, porque no nombró a nadie-  duplicar esa cifra, hasta los 40 mil, porque "la militancia es lo que queda". En definitiva, les pidió casi por favor que de este Congreso salga un partido "más fuerte" y "más unido" con un proyecto  "alternativo" que combata el "pensamiento único" que quiere instalar en la sociedad  la derecha.
 
El resto de su discurso lo centró Rubalcaba en arremeter contra la reformas emprendidas por Mariano Rajoy,  al que acusó de "mentir" y de "engañar a los ciudadanos haciendo lo contrario de lo que prometió en campaña o en su discurso de investidura. Una postura que según vaticinó "le va a costar las elecciones".
 

Gomez apela al "tsunami de la crisis" pero admite "responsabilidad" en la derrota

En su turno,  Tomás Gómez, que fue el encargado de presentar el informe de gestión de la Ejecutiva saliente, se defendió como pudo y tras reconocer con 'tristeza'  que el PSOE está en estos momentos en "mínimos históricos" y en franco "retroceso" electoral, se escudó en que es una situación "generalizada" que no afecta sólo al PSM y mucho menos a su gestión, si no a todo el PSOE en  España. Dicho eso, asumió "la responsabilidad que me toca". No obstante, Gómez achacó los últimos pésimos resultados del partido al "tsunami de la crisis" que ha arrasado con "los 30 años de avances sociales" que no dudó en atribuir a los socialistas. El líder del PSM no ocultó que el PP lleva gobernando en Madrid "más de 30 años" y que ahora "tiene el mayor poder que jamás haya tenido un partido en democracia",  pero animó a su partido a mirar al futuro y a fijar un "nuevo rumbo".
 
"Quiero un partido unido pero no un partido unánime, porque eso es un partido muerto", enfatizó el líder del PSM para justificar las críticas que le hacen de que los socialistas madrileños andan siempre divididos.  "El debate- añadió- enriquece el discurso común". Finalmente, Gómez insistió a los delegados en que trabajen mirando el futuro que defienda a los ciudadanos de un PP que "cada día quiere meternos más miedo". Antes de bajar del escenario dejó su último 'alegato': "el PSM está más estable y más sólido"  que hace cuatro años y  con un proyecto político respaldado por la mayoría". En ningún momento pidió el apoyo para su candidatura.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios